Pablo Und Destruktion vino, vio y venció

P1130713


Pablo Und Destruktion pasó por la ciudad de Zaragoza en la presentación de su nuevo trabajo Vigorexia emocional el día anterior al Festival de música Independiente de Zaragoza.


“Hacía mucho que no vivíamos un concierto así…” es lo que se escuchaba al acabar el directo de este grupo que causó bastante expectación el pasado viernes en el templo de La Lata de Bombillas.

Una hora y media de calidad al máximo nivel, de ritmo arrollador y de voz contundente que muestra una solidez impecable, lamentablemente no apta para todos gustos, porque este es el tipo de música que debería enseñarse en la escuela, sin desmerecer a otros estilos; entiéndase que me refiero a saber discernir lo bueno de lo malo cual clase de religión: la santa música.

Sobre las 22:30h de la noche aparecían en escena cuatro de los miembros de Pablo Und Destruktion (en palabras de su frontman no se puede ir por la vida de gira con los 7). El equipo consistía en un par de guitarras, un bajo, una batería, un violín y un par de teclados y poco más que abarrotaba el escenario. Lo justo y necesario para dar un golpe de efecto en todo aquel que se decida a escucharlos.

Y porque una vez empezó con ‘Los días nos tragarán’ la atención se centró en lo que nos acontecía y no importaba nada más. Con ‘EL Aire Puro’ y ‘La Paz de los Justos’ el público, estático al principio, comenzó a entrar en calor. Canciones llenas de contenido, de letras emocionales, desgarradoras como en ‘Busero español’.

Poco a poco se crea una atmósfera cargada de verdad, de experiencias reconocibles en nuestra propia existencia.

Al directo no le falta ni le sobra nada, es su naturalidad y su simpleza lo que lo dotan de perfección, son las letras las que hablan y si un alguien tiene que aparecer en escena para subir el micro o para aullar, sí he dicho bien, pues lo hace. Si Pablo decide, en dos ocasiones, bajar del escenario y empezar a recorrer de punta a punta la sala a una velocidad descomunal micro en mano por el paseíllo creado por el público, se convierte en un momento para recordar.

Un espectáculo con voz propia que recomendamos firmemente encuadrado dentro del ciclo de conciertos #OtrosPilaresSonPosibles que suscriben cuatro de las salas más importantes de la ciudad que intentarán plantar batalla a la habitual oferta comercial de la ciudad zaragozana durante sus fiestas mayores.

Escrito por
Más publicaciones de Lara Gracia

Y por fin Second triunfan en Zaragoza

El decir que un grupo consagrado y arraigado en el panorama patrio...
Leer más