NAT SIMONS construyó su casa en las alturas

Asistimos a un evento, que la propia Nat ya nos anunciaba previamente cuando la entrevistamos, que cambiaría su trayectoria. Lo que sucedió en Moby Dick, fue algo grandioso. A parte de los talentos que acompañaron a la voz, se llegó a crear un ambiente mágico. La sala, que estaba a rebosar, se fue impregnando de una Nat que se fue creciendo a medida que avanzaba la noche.

Al principio hubo nervios, tensión e incertidumbre por las expectativas creadas, pero inmediatamente se fue haciendo grande, enorme. Siempre comedida, fue construyendo peldaño a peldaño la escalera hasta su hogar. En las alturas, sí. Una vez instalada en su morada, ya fue difícil hacerla bajar. Sabía que era su territorio, y nos invitaba a pasar. El público se entregó, éramos sus invitados, y nos sentimos en familia.

Natalia supo disfrutar, dejarse asesorar y acompañar de unos miembros que no dejaron que cayera nunca en ese ascenso. Por supuesto, un David Gwynn que disfrutó como el que más, haciendo vudú de Luisiana con sus solos en la telecaster. El gran David Lads al Hammond; el incombustible QMins a la batería, Fran Montero al bajo y armónica con su imponente presencia; y Guillermo Berlanga totalmente concentrado en cada nota de su pedal steel guitar.  

Can stroke your mind

It relieves but it hurts

We saw people

On the hill they´re coming down

Home on Highs

 

 

Podéis volver a ver a Nat en las siguientes fechas:

 

  • 3-jun    – Fnac Málaga- 19 hrs
  • 13-jun – Fnac Bilbao- 19 hrs
  • 21-jun – Fnac Arenas (Barcelona )- 19h
  • 24-jun – Fnac Callao (Madrid)- 19 hrs
  • 22-jun – Fanc San Agustín (Valencia) 19h

 

 

Galería del concierto

Más publicaciones de José Domínguez

Festival El Alternador 2014

  Nuevos talentos como Furia, Santacruz, Termita y Desastre, Random Walkers, Groove...
Leer más