El hexagonal fin de gira de The Bright


The Last Night Sessions, fue el nombre escogido para despedir el fin de gira de la presentación de Estados de The Bright y para disfrutar de buena música en directo durante unas horas. Para tal cita, no estuvieron solos.


El primero en subirse al escenario fue Rob Delion, así es como se hacer llamar Roberto Negral, que con tan solo una guitarra acústica, consiguió mantener hipnotizado al público. Como él mismo dijo, era increíble el silencio que se apreciaba durante sus canciones y es que conseguir mantener callado a todo un público con solo una voz y una guitarra es admirable.

Los vallisoletanos My Friendly Ghost , que se ganaron la simpatía y carcajadas del público desde el principio diciendo que venían de Valladolor. Un concierto breve, alternando repertorio en castellano y en inglés y que mereció mucho la pena.

Para finalizar, el momento que posiblemente todos los espectadores estábamos esperando, The Bright se suben al escenario al completo. Diecisiete canciones, a través de las cuáles nos teletransportaron a un lugar de indios y vaqueros, de guitarras y chimeneas encendidas, de dulzura y crudeza. Canciones de su primer disco en inglés, Soundtrack for a winter’s tale, y de su segundo disco en castellano, Estados. Comenzando con la dulzura de ‘Lo fundamental’ o ‘Ela’. Rescatando ‘Odd Towns’. Volviendo al estilo más country y sensual con ‘La Pared’ y ‘Antes’ de que vuelvan en la que usan una caja de puros que ellos mismos construyeron. Volviendo al primer disco con ‘Soundtrack’, ‘Coffee & Wine’, y con la que fue el single en su momento, ‘Your Private Garden’.
Para finalizar la primera parte del concierto, la versión de ‘Jolene’, de Dolly Parton en castellano que se incluye en Estados, el single ‘Hexágonos’ y para sorpresa de todos los asistentes y como si fuera una broma, una versión de la ya conocida ‘Wrecking Ball‘, de Miley Cyrus, con la que Miryam Gutiérrez y también el público, disfrutó.

Tras un momento fuera del escenario, vuelven a subirse, desmintiendo el rumor que habían extendido por las redes sociales esa misma tarde confirmando que se separaban y que tan solo se trataba de una inocentada. ‘Cero’ y una versión de ‘Cinnamon Girl’, de Neil Young, fueron las escogidas para finalizar el concierto.

Se despiden entre aplausos y ovaciones, y esque es inevitable no quedarse asombrado con su directo, con la fuerza y a la vez dulzura que transmiten. A partir de aquí, solo se puede mirar hacia arriba, y es que todo el trabajo y el esfuerzo, se verá recompensado.

Más fotos aquí y el vídeo de la versión de Wrecking Ball aquí.

Texto y fotografías:  Sandra Casariello

Escrito por
More from ElUkelele

Neil Halstead, resucitando a The Velvet Underground.

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp El 14 de marzo era el día...
Leer más