Noticias

Sábado en el FIGA

Cómo empezar la crónica de un festival me parece una de las cosas más difíciles, sobretodo cuando queremos transmitir desde el principio todas las emociones que hemos vivido. Puesto que no tengo el principio perfecto, comenzaré diciendo que menos es más y que cantidad y calidad no van necesariamente de la mano. Os estoy hablando del “Festivalet Independent de Gata de Gorgos” ,donde se demuestra que un festival no tiene porque ser multitudinario para ser bueno. La octava edición del festival tuvo lugar el pasado 31 de agosto y como ya os podréis imaginar, fue un auténtico exitazo.

La noche comenzaba  a las 20:00 con grupos como The Hypnopompic o Monsserrat que por desgracia no pudimos ver (si más tarde vimos a los miembros de los grupos bailar como posesos al ritmo de los demás conciertos), sin embargo, si que llegamos a los siguientes en tocar, Tremp, una banda local que consiguió sorprender a todos aquellos que no les conocíamos y motivar a los que si lo hacían (muchos eran los que se sabían las letras de sus canciones), además sus camisetas eran las más molonas.

Eran los primeros conciertos de la noche y ya podíamos ver a muchísima gente, ésta vez, todos concentrados en el escenario principal (si, también hay más de un escenario, como en los grandes festivales) esperando a que subieran al escenario los madrileños Cosmen Adelaida, quienes presentaron algunas de las canciones de su nuevo trabajo “La Foto Fantasma” como “El Parque” o “Becerro de Oro”, melodías repletas de psicodelia y noise que inundaban el ambiente.  Más temas como “Si Quieres Salgo” que te enganchan desde el principio gracias al fuerte carácter de Javier Egea Llorente (voz) o la dulce pero magnética actitud de Elisa frente a la batería, o interpretando canciones como “Dormancia”. Estilos de lo más eclécticos y letras que rozan la locura, nos dejaron con muchas ganas de continuar a tope todo el festival.

Tras los sonidos más experimentales, llegaba el turno del rock and roll, Aullido Atómico captaban la atención de todos los asistentes hacía el otro escenario. Allí estaban ellos, el trío de ases formado por Quique Medianoche (batería), Jussi Folch(bajo) y el carismático Don Rogelio J (voz y guitarra), quien había estado en la edición anterior con su monobanda Tumba Swing One Man Band y había conquistado a absolutamente todo el público. “Asalto al Corral” es el título de su primer LP (Discos Calamidad, 2013), un LP repleto de canciones que en directo nos trasladan directamente a los años 50 y nos invitan a bailar al más puro estilo rock and roll. Vibrantes guitarras y toques de surf al ritmo de canciones como “Tranquilo Rogelio” o “Lady Basura”. En definitiva, una interpretación impecable con toques de rockabilly y riffs de guitarra que te dejan embobado. Sin duda, os animo a escucharlos a todos aquellos que no les conozcáis.

Nos estábamos acercando a la mitad del festival y aún quedaban varios grupos por tocar, nuestras fuerzas seguían intactas, pero necesitábamos parar a refrescar nuestras gargantas. Mientras tanto, el grupo valenciano Mox Nox se subía al escenario para comenzar su concierto, que por cierto, fue de lo más convincente. Llegamos tarde (todo sea dicho) pero pudimos ver como la banda interpretaba sus temas más conocidos como “Damnatio Memoriae” o una de las canciones que interpretan en valenciano “somnis condicionats”, una buena lección de shoegaze y rock que nos recuerdan a bandas como Yo La Tengo o The Jesus And Mary Chain.

Y después de la tormenta, no llegaba la calma, y eso nos gusta, y es que dos de los platos más fuertes de la noche estaban aún por llegar. Era la 1:15 de la madrugada y el escenario pequeño estaba apunto de acoger a la que para mi, fue la mejor banda de la noche (y eso que apenas la conocía), os estoy hablando de Las Ruinas, otro de los grupos que forman parte de El Genio Equivocado y que parece que no necesitan el reconocimiento de nadie para demostrar lo buenos que son, porque ellos molan y lo saben. Un surtido de canciones que mezclaban y pasaban por diferentes estilos, desde el punk más underground, pasando por el pop más eléctrico y los acordes más psicodélicos. Ironía y poca preocupación en todas y cada una de las letras, “Cubata de Fairy” o “Cerveza Beer”, son solo alguno de los temas que nos hicieron bailar. Mucha diversión y una grata sorpresa para todos aquellos que desconocíamos (pobres de nosotros) la esencia de esta gran banda.

Ahora sí, el festival estaba llegando a su fin y los encargados de despedirse de la tanda de conciertos eran los murcianos Perro, que tras varias horas de diversión y bebercio, les tocaba subir al escenario. Y es que los miembros del grupo parecía que habían descubierto el elixir secreto de la felicidad: La Cazalla, una de las bebidas más típicas de nuestra tierra. El cantante del grupo no paro de repetir entre canción y canción lo maravillosa que era esta bebida. Risas y cachondeo aparte, Perro es una de las bandas revelación del momento y quedó totalmente claro. “Tiene Bacalao, Tiene Melodía” es el titulo de su último trabajo y os aseguro que no pudimos disfrutar más con el, ritmos de lo más moviditos que remueven sintetizadores y sonidos de guitarra que ellos mismos denominan como “noise caótico”. Sea como sea, es un grupo que te atrapa, “La Reina de Inglaterra”, “Marlotina” o “Gran Ejemplo de Juventud” son solo algunas de las canciones que lo demuestran. Actitud arrolladora y con todos los ingredientes para seguir dando que hablar.

Tras los conciertos llegaba el turno de Pin&Pon Djs, a quienes no pudimos ver. Por lo que me cuentan también estuvieron que se salieron, pinchando temas como “Let´s Go Surfing” de The Drums o el “Muerto vivo” del recién fallecido Peret. Una lastima habérselos perdido pero contentos por la noche que habíamos pasado.

Y esa noche nos íbamos a la cama pensando que  si hay algo mejor que disfrutar de la música en directo, es disfrutar de los conciertos rodeado de todos esos cantantes, baterías, guitarristas, bajistas y demás componentes, algo que solo es posible en festivales en los que lo masivo no es el ingrediente principal ( y de ahí todo su encanto). El “Festivalet Independet de Gata de Gorgos”, sabemos que cuenta con los elementos y las ganas necesarias para seguir sumando ediciones y ganando fans. Todo un lujo poder asistir a un festival totalmente gratuito e independiente, que es posible gracias a  las ganas y al trabajo de un grupo de amantes de la música (Gata Fan Club). Esperamos que tenga una larga vida ¡y también que nos sigan haciendo pulseras festivaleras tan chulas!

 

José Domínguez

El Ukelele, Acreditados, Other Voices, Indie México and many more...

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button