Entrevista a Pedropiedra

Pedropiedra

Pedro Subercaseaux es un compositor y músico chileno que después de haber estado en agrupaciones como Hermanos Brothers, Tropiflaite, Yaia y CHC, decide iniciar su carrera como solista ahora con el nombre de Pedropiedra. Su gusto por la música lo descubre a temprana edad empezando a tocar la guitarra de manera autodidacta y con el apoyo de sus padres es como entra a la Escuela Moderna de Música, “gran parte de mi infancia y adolescencia me la pase formando bandas y tocando… yo creo que siempre estuvo decidido, por así decirlo, pero ya cuando tome la decisión de entrar a estudiar fue como vino en serio la cosa” declara el cantante chileno.


Actualmente cuenta con tres discos, Pedropiedra, Cripta y Vida, y Emanuel, además se desempeña como baterista en la serie infantil 31 minutos. Días después de su participación en el Festival Vive Latino, el músico chileno se toma un tiempo para platicarnos más de su carrera y su último material discográfico.

Háblanos de tu último álbum ¿Cómo nace la idea de hacer Emanuel?
Me he exigido un poco hacer el disco, creo que voy haciendo uno cada dos años, no esperaba tenerlo, esta fue la primera vez que trate de diseñarlo y recibí mucha ayuda de Álvaro Díaz de 31 minutos, él me ayudó a ver el orden de las canciones, cómo empezaban, cómo crecían, que la carátula tuviera que ver con la música y que la música tuviera que ver con el título, y que el título tuviera que ver con la caratula, todo eso… Creo que es un disco de decisiones más consientes, no como los otros, que fue más instintivo, aunque sí creo que se está cerrando una especie de trilogía ahora.

¿Cómo podemos notar la diferencia entre las composiciones de los discos anteriores y este último material? Tanto en la parte musical como en la temática que abordas
Tiene mucho de soul, más que antes, aunque siempre ha estado presente en muchas canciones mías… También, si uno las escucha sin letras, creo que se puede “rapear” encima… Este disco lo grabamos tocando juntos toda la banda y creo que eso también le da un sonido más crudo, en lo producido se escucha la banda y conversaciones en medio… Es un disco más orgánico por así decirlo, las canciones fueron compuestas en el mismo periodo de tiempo y funciona bien, es una unidad, era la idea, hacer un disco, un álbum.

¿Tienes algún proceso de composición?
Casi siempre tengo la melodía y los acordes resueltos de una, las letras después me cuestan más tiempo, y ensamblarlas creo que es como un puzzle. Estoy tratando de escribir todo el tiempo, últimamente me estoy convenciendo de que la práctica es algo importante y estoy concentrado en aprovechar cada idea, cada luz.

¿Crees que haya un momento de inspiración o no esperas ese momento?
Ese momento no se espera, puede venir, pero… La idea del artista que está tocado por los dioses creo que tiene que ver mucho con el trabajo… Creo que si he tenido momentos de inspiración han sido muy pocos… Para mí la inspiración es parecido a exprimir el cerebro como si fuera una toronja, hasta poder sacarle una idea para ver que ese trabajo dio fruto, y ver ese fruto es una de las partes más lindas de esto.

¿Qué tanto influye lo que pasa alrededor en las composiciones?
Yo creo que las canciones que hago reflejan bastante bien mi estado mental y de ánimo, los temas que me interesan, son las relaciones personales, los amigos, la familia, un poco la rabia ante los abusos, ante la injusticia, trato de meter un poco de eso, mis canciones son como hablo siempre, y en este caso escucharlas da una buena vista de cómo soy como persona. Yo no me siento un gran contador de historias ajenas, sino más como un explicador, también ironizo sobre mi propio estado, mi propio rol en la vida, que ni siquiera tengo claro de cómo es… Pero mi música tiene mucho de preguntas y pocas respuestas creo.

Pedropiedra

¿Qué ha significado México para tu carrera?
Acá surgió un poco la metamorfosis que acabó conmigo convertido en Pedropiedra desde momento que viví acá, en el año 2008, 2009. Tengo un cariño inmenso por esta ciudad, por este país, acá me libere un poco de mí mismo, acá siento que me encontré conmigo como inventor de canciones por así decirlo, estaba pensando en regresar a residir, siempre estoy viniendo mínimo dos veces al año, tengo muchos amigos y estoy enamorado de la cultura mexicana.

¿Qué idea tenías de México antes de venir?
Yo tenía una banda, estaba tratando de conseguir que la editaran o algo así, y me vine acá un tanto a probar suerte, no lo tenía muy claro, pero sabía un poco que tenía que venir, quizás quería cerrar un ciclo en Santiago, Santiago es una ciudad muy chica de la que a veces no es raro querer escaparse, no sabía bien lo que buscaba al venir, pero al momento de que encontré algo lo seguí e hice bien en quedarme acá un tiempo.

¿Cómo fue tu primera presentación como Pedropiedra?
Fue en una sala en Santiago, con la mitad de la música tocada desde un computador y la otra con un amigo tocando el bajo, había muy poca gente, era una sala llamada SCD, y había mucho nervio, había nacido mi sobrino y tenía una gran carga emocional, pero estuvo bien “chido” y es lindo recordar esos momentos en los que uno está empezando, como que ha pasado mucha agua bajo el puente y uno parece seguir siendo el mismo, pero a la vez no, he aprendido varias cosas.

¿Cómo han sido esos aprendizajes y como cambian tu perspectiva en lo profesional?
Bueno, creo que uno se va dando cuenta de que la idea es entretener a la gente, eso y nada más, no sé, eso te va haciendo tratar de ser más profesional, hablar menos estupideces entre medios, no ir pacheco a tocar… Transmitir cosas buenas, tratar de tirar buena onda, eso creo que es un poco la visión del músico, y eso se aprende con el tiempo y aun me queda mucho que aprender.

¿Qué piensas al estar en el escenario tocando? ¿Alguna vez imaginaste llegar al lugar en el que ahora estás?
Uno puede estar tocando para el Vive Latino, después para cinco personas… Total, que yo no pienso que haya llegado a un lugar, no soy bueno para detenerme y mirar el camino andado, sino que estoy siempre al comienzo del camino, yo veo a la gente que admiro y me siento como un aprendiz, en el mundo de la música la competencia está muy dura, uno está haciendo música ya cuando gente tan buena ya lo ha hecho, es difícil pararse ahí y defender las canciones. Yo en mi trabajo estoy tratando de dar lo mejor, el mejor Pedro que pueda ser, ni vestirme con otras ropas ni con otras pieles.

¿Qué es lo que implica ser un artista independiente?
A veces hay que cargar con los instrumentos, creo que nunca hemos venido a México en un vuelo directo, porque los pasajes siempre los tenemos que pagar nosotros, creo que hay mucho sacrificio… Pero al final del día, estar con el equipo de trabajo hace que nos veamos como hermanos, tanto con la banda como con los técnicos. Hay muy pocas posibilidades de perder la cabeza, porque estas constantemente anclado a la realidad, siento que el sueño de ser una estrella murió un poco con el tiempo, es bonito abordar este mundo de fantasías que se cree que es de los músicos, pero abordarlo desde la perspectiva de un peatón, de un apersona normal, que es lo que somos. A mi parecer, creerse más de lo que uno es, por el hecho de ser músico, es patético.

Haz tenido algunas colaboraciones con distintos músicos, constantemente tocas con Gepe también con Jorge Gonzales, con Álvaro Díaz, hiciste un remix a Mariel Mariel y Natalia Lafourcade ¿Hay alguien más con quién te gustaría colaborar o hacer algo juntos?
¡Sí, mucha gente! Cuando me gusta algo llego al tiro y colaboro conmigo mismo o hago un cover en mi casa aunque no se lo muestre a nadie, tengo uno de un chico que se llama David Aguilar, ya lo conocí una vez, pero en vez de decirle vamos a hacer algo, grabe una canción de él por mi cuenta, si esa es manera de colaborar, lo he hecho con canciones de Astro, de Gepe, con canciones de Nino García, del mismo Jorge Gonzales… No soy de llamar a alguien y proponerle colaborar, con Natalia Lafourcade hemos soñado hacer algo, pero no lo hemos concretado, quizás alguna vez se llegue a realizar… la verdad es que soy de fácil acceso, y he participado con mucha gente porque también se han acercado a mí, como lo hizo Caloncho en el Vive Latino, me gusta colaborar, aunque no los busque, pero estoy abierto a hacerlo.

Pedropiedra

Sobre tu trabajo con Álvaro Díaz ¿Cómo ha sido tu experiencia con 31 minutos?
¡Increíble! Ellos son unas estrellas, la televisión en Chile, antes de 31 minutos, tenía programas durante los 90 que veía siempre, entonces, conocerlos primero, para mí fue muy gratificante, yo primero llegue como fan con Álvaro Díaz a mostrarle las canciones de mi primer disco, que me dijera qué le parecían y me dijera qué le faltaba, ahí incluso hicimos la canción Lima, que vino a salir en el disco Emanuel. Ahora, con 31 minutos ¡Imagínate lo divertido que ha de ser trabajar con 30 personas! Lo bueno que tiene este espectáculo es que están todos los creadores, las personas más importantes están ahí moviendo los títeres… La experiencia ha sido un aprendizaje porque andamos con un montón de luces, muchos técnicos… Ha sido un espectáculo que tenemos que ensayar mucho y la verdad ha sido súper súper bueno.

¿Tienes planes para este 2014?
Me gustaría hacer un disco en vivo, estoy haciendo más canciones, pero como dice el refrán: “si quieres hacer reír a Dios cuéntale tus planes”. Prefiero ir con la corriente, ir viendo, aparte soy padre, tengo un hijo, y como que es lo único que sé que tengo que hacer, lo otro ya es como que viene con añadidura, pero creo que todo va bien, estoy haciendo más canciones, por lo menos hay una que me gusta mucho que creo que es la mejor que he hecho y espero empezar a tocarla pronto en vivo.

Para despedirnos voy a decir una serie de palabras y tú me contestaras con lo que signifiquen para ti:
Ok.

Chile
Amor y odio.

Música
Compañía.

Emanuel
Dios con nosotros.

Amigos
La familia que uno elige.

Familia
Los amigos que no elige.

La vida
Extraña y por algún motivo disfrutable.

Pedropiedra
Es ese personaje como un amigo mío, al que he visto crecer un poco y me ha dado de comer, le tengo buena, aunque me dan ganas de patear su trasero a veces.

Escrito por
More from Miguel Hernandez

Festival Vaivén: Los Amigos Invisibles y Capital Cities

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp La Arena Teques de Tequesquitengo, Morelos, es...
Leer más