Distancias cortas: Matuja


Entrevista a Matuja, cuarteto de Pozuelo que beben del progresivo, la psicodelia, el funky y el blues. Una mezcla bien sazonada que estará en la próxima edición de Proyecto Waikiki.


Proyecto Waikiki empieza el 2016 con fuerza de la mano de dos de las bandas más enérgicas del underground madrileño. Por este motivo, y porque se han sacado de la manga un primer disco que debe ser escuchado, estuvimos de cháchara con Matuja. Tortugas caídas del cielo, Eduardo Molina III, el rock esquilofrénico y los bares donde no te ponen un mísero platillo de aceitunas fueron algunas de los temas surgidos. Por favor, os lo decimos: no perdáis ocasión de verles el próximo 22 den enero en la sala Maravillas (aquí, información).

Fotografías disfrazados de leones apeluchados, portada con tortuga simétrica. ¿Tenéis algún tipo de filia hacia los animales?

Pace: Yo de pequeño quería ser veterinario.

Bob: Hay un pasado ahí (risas). Ahora en serio, con las tortugas sí que hay cierta obsesión.

Pace: Cuando nos preguntan qué tipo de música hacemos, a veces decimos que hacemos rock esquilofrénico y de ahí viene la tortuga. Al hacer la portada quisimos meter elementos de todos los temas que había en el disco y la primera canción que se terminó fue ‘The Ancient One’, que habla de la Vetusta Morla de La Historia Interminable.

Y ahora es cuando nos comentáis lo del rock esquilofrénico.

Pace: Va por Esquilo, el filósofo griego. Se dice que Esquilo estaba dando una vuelta por el desierto cuando una tortuga se le cayó en la cabeza y murió tras el impacto. Se supone que los quebrantahuesos, para comerse la carne de las tortugas, las tiran desde muy alto contra piedras. Esquilo era calvo entonces se supone que al brillarle la calva, el quebrantahuesos pensó que era una piedra.

Bob: Era un blanco fácil.

Pace: Por eso decimos que hacemos rock esquilofrénico: no sabes nunca cuando te puede caer una tortuga en la cabeza.

Bob: Sobre todo si eres calvo.

Digamos que tienes más probabilidad de que te ocurra.

Bob: Son nuestro target. (risas)

matuja 

Precisamente, os quería preguntar por el diseño simétrico y psicodélico de la portada.

Coca: Fue diseñado por un amigo nuestro que se llama Alejandro Tordezailart y hace diseños muy personales. Contamos con él  siempre para los carteles de los conciertos y para la portada también queríamos que fuera él quien se encargara del diseño. Nos gustaría seguir por ese camino.

Bob: Es más orgánico que servirse simplemente del Photoshop.

 

Matuja os llamáis, ¿fumáis porros?

Coca: En la banda nadie fuma porros excepto yo (risas).

Bob: En ese sentido igual somos como rockeros de palo. El 50% somos sanos.

Coca: Hoy en día lo de las drogas y el rock’n’roll no es como se cuenta en otras épocas. Con la heroína se ve, por ejemplo. No tiene nada que ver con hace tres décadas.

 

El disco se publicó el pasado año y ha sido producido por Eduardo Molina III, ¿cómo fue el proceso de grabación?

Coca: Aparte de lo que supone trabajar con él, con un músico que toca de todo (es como el hombre orquesta), fue una muy buena experiencia. Desde el aspecto económico nos apoyó, te abre su estudio como si fuese tu casa y nos sirvió de lanzadera. No sabemos si seguiremos trabajando con él en el futuro, pero porque nosotros somos de probar cosas diferentes.

Pace: Realmente sacamos el disco con conciencia de EP. Lo que queríamos era tener un material grabado para que la gente lo pudiera escuchar y pudiéramos presentarlo a concursos y a salas. Como nos gustan los temas largos, se nos fue de las manos y acabó siendo disco.

 matuja_2

El disco empieza con ‘Super Silver Haze’, pildorazo que supone una carta de presentación de lo que va a encontrar uno en el disco. ¿Premeditado?

Pace: Lo cierto es que es un tema con el que nunca abrimos los conciertos, pero que mejor resumen lo que es Matuja. Cuando hablábamos de grabar un single para el primer disco, estábamos pensando en ‘Super Silver Haze’ por esa definición.

Bob: Hubo muchas conversaciones con Edu (ardo Molina III) sobre cómo enganchar al oyente al poner el disco. Sabíamos que la primera canción tenía que ser ‘Super Silver Haze’. Lo tuvimos claro todos, pero luego en la disposición de los demás temas sí que hubo más trabajoso. Es un tema muy representativo.

 

‘Válvula’ fue presentado como single, vídeoclip incluido.

Coca: Era la idea, sí. Aunque hay que decir que el grupo está evolucionando y en directo sonamos muy diferentes que en el disco.

Bob: Se eligió ‘Valvula’ porque por estructura creemos que es la canción más accesible de todo el disco para el oído. Que precisamente no sea el primer tema del disco, es una estrategia para obligar al oyente a repasarse bien todo el disco. Para incitarle a oír más allá del simple single.

Pace: Somos un grupo de directo, pero en nuestro caso no se trata de una simple frase. El rock esquilofrénico lo tienes que ver en directo para entenderlo.

Bob: Tenemos mucha mescolanza: progresivo, setentero…por eso acuñamos el término.

Pace: La gente cuando nos escucha nos dice que le sonamos muy a Led Zeppelin. Las influencias, claramente, están ahí…

Coca: A mí me encanta Led Zepellin, pero no me suena así. ¡Ojalá!

Pace: Piensa que cada uno de los músicos de Led Zepellin es una de las mayores influencias para cada uno de nosotros, pero nuestras canciones no tienen estructuras zepellianas. Tenemos ese rollo funky de su segundo y quinto disco, pero no sólo somos setentas. Lo hablábamos el otro día con el Ruso, nuestro batería, que no éramos una banda de 2015 y, por tanto, tenemos muchísimas influencias.

Bob: Igual también piensa que la comparativa con Led Zeppelin puede ser porque se trata de una banda que estuvo experimentando con diferentes estilos continuamente. Tenían su base pero no dejaban de innovar. Cada uno aportamos nuestra personalidad a la hora de interpretar nuestro instrumento, pero en conjunto no dejamos de sonar a Matuja.

 matuja_1

¿Creéis que se está viniendo un revival de la música de los setenta en la actualidad? ¿Una congregación de microescenas? En Madrid, por ejemplo, hay una escena de garage muy potente.

Coca: Ahora todo va hacia el libre conocimiento y de ideas. Ya no hay un secreto de estado con todo. Y en la música también se nota en ese re-descubrimiento de estilos.

Bob: Hace diez años pasó con Wolfmother. Mezclaron el sonido setentero con producción moderna y aunque quizás se quedó en un islote, fue una manera de empezar un movimiento. También con The Black Keys en los inicios. Pero, en Europa yo destacaría el momento en el que Nuclear Blast se decidió a lanzar a pequeñas bandas basándose en ese principio de los setenta. Hay cierto resurgir.

 

¿Cómo se siente uno al tener un club de fans en Facebook? ¿En ese momento piensas, ¡mamá, soy famoso!?

Bob: Tenemos la teoría de que fue creado por un colega nuestro, pero no estamos seguros (risas).

Pace: Además, esa página lleva creada desde los inicios de los tiempos. Es de alguien que viene a nuestros conciertos y hace vídeos y son cojonudos. Dejamos claro que no somos nosotros (risas).

 

Con motivo del próximo Proyecto Waikiki, y de vuestro aniversario, vais a presentar un nuevo tema. Antes de que os mudéis al planeta Kepler-186f, ¿qué vamos a encontrar en él?

Coca: Esa es la idea, pero con nosotros nunca sabes.

Bob: Es como la tortuga, nunca sabes si te va a caer o no.

Pace: Yo he sido el culpable de haber liado a la banda. Hice un post diciendo que tendríamos nueva canción por nuestro aniversario, pero no está terminada. No es la primera vez que nos ocurre.

Bob: De hecho, no sería la primera vez que tocamos un tema sin terminar y funciona. Nos ocurrió, por ejemplo, en Calatayud. (diatribas sobre el Monolito y su inspiración)

 

¿Qué os parecen actividades como Proyecto Waikiki? ¿Qué le diríais a la gente para que se pasase por la fiesta?

Pace: Son iniciativas importantes en un país como España y una ciudad como Madrid.

Bob: Son necesarias para sacar un poco la cabeza.

Pace: Los grupos, normalmente, se tienen que buscar ellos mismos los conciertos y al final se encuentran una serie de condiciones que a veces te cuentan el mismo día del concierto, salas que se quieren llevar más de la mitad de lo conseguido en taquilla…hay gente que aún no entiende que detrás de la actuación de un grupo hay un trabajo de las canciones, del propio concierto, horas de ensayo, dinero en equipo y en transporte…y que prácticamente se lleva calderilla. En Alemania, por ejemplo, no tienen esta misma situación.

Coca: Quizás es más fácil ganarse la vida así en un país europeo como Alemania o Reino Unido donde el nivel de vida general, económicamente hablando, es superior.  

Bob: Ya no es sólo eso. Hay un respeto al músico más elaborado que en España. Aquí no deja de ser el aprovechamiento del músico. Por grupos amigos que han girado fuera, esa situación sólo te la encuentras aquí. Sólo aquí encuentras ese mamoneo.

Coca: Por lo que he vivido en Madrid, ahora se está corrigiendo con salas y promotores que sí que hacen proyectos. Estamos en un momento de transición. Las salas que han tenido una clientela fija se ha servido de pagar con botellas de whisky, por ejemplo. O te lo venden como una oportunidad única, traer por obligación a cierto número de gente…

Quizás aquí no existe una cultura de sala, el ir a una sala sin saber quien toca pero sabiendo que esa sala programa con calidad.

Pace: Por eso son importante actividades como Proyecto Waikiki o Mostaza Club, que fue una de nuestras primeras actuaciones. Ahí nos conoció Edu(ardo Molina III).

Coca: Este tipo de proyectos son una pasada.

Pace: Por lo que hemos visto de Proyecto Waikiki en otras ediciones, los precios, las condiciones, centro de Madrid, un fin de semana…¡por 6/8 euros tienes a dos bandas en directo!

Coca: Lo importante es que la gente vea que hay una escena y que igual que van a tomarse unas cervezas, vayan a un garito a ver bandas en directo.

Pace: Nosotros somos niños de los noventa, pero por lo que me han contado mis padres, en los ochenta, durante la Movida, había locales con conciertos donde la gente iba todos los días. Te paras a pensar y es como el Soho londinense de los sesenta. La gente iba a bailar y a pasárselo bien.

Bob: Es una mentalidad que ha ido a peor.

Coca: Mira la Puerta del Sol, no hay ni un banco para sentarse un rato.

Bob: Fomentando el individualismo (risas).

 

¿A quién os gustaría que entrevistásemos?

Todos: Jorge Vallejo de Boss and Over. Y a Alpargata. Jose Manuel, nuestro mayor fan. Le reconoceréis por su voz. 

More from Carolina Cadenas Pazos

Distancias cortas: Pinocho Detective

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Entrevista con Pinocho Detective tras la publicación...
Leer más