The Killers – Wonderful Wonderful
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

The Killers han sorprendido con un regreso mejor de lo esperado. Wonderful Wonderful no es lo mejor de su carrera, pero demuestra que la banda sigue en forma.

Supongo que es injusto decir que Wonderful Wonderful es algo parecido en calidad a Battle Born (el primero es mucho mejor), pero está claro que pese a que The Killers hayan experimentado un poco aquí, nada ha cambiado desde su último trabajo. Wonderful Wonderful sigue siendo un álbum de pop rock muy divertido, seguro de sí mismo y… de calidad media. Todos los clichés de The Killers siguen aquí presentes: el disco tiene letras que a veces terribles, muestra la típica crisis de identidad propia de un varón caucásico en sus cuarenta y además están las frágiles voces de Flowers. Eso sí, Wonderful Wonderful es el mejor álbum que han hecho The Killers desde Sam’s Town.

No hay absolutamente nada notable en este álbum, pero lo que se sale de la norma de la banda es la notable falta de temas inútiles, de puro relleno. Lo más cercano al álbum es “Rut“, que cae un poco plana y frena el ritmo, pero es lo suficientemente apasionada como para pasar el corte. Todos los otros álbumes de The Killers han tenido al menos una canción que sobresale como mala (a saber, “Andy You’re a Star”, “Bones”, “Neon Tiger” y “Here with Me”), pero no existe tal cosa aquí. Todas y cada una de las pistas valen la pena. Incluso el pop rock de la banda es de mayor calidad aquí. Esto parece deberse a una energía que ha brotado de nuevo en algunas de estas canciones, cosa que se había perdido en Battle Born. Los mejores ejemplos de esto son “Run for Cover” y “Tyson vs Douglas“. El primero es un sencillo verdaderamente excelente con un estribillo que destila euforia. La pista es tan energética que es difícil no sentirse vigorizado por ella. La segunda propone una experiencia mucho más melancólica, pero la energía sigue presente. El tono ligeramente triste funciona sorprendentemente bien con la naturaleza de la pista al crear la imagen mental de un niño perdido. El otro punto culminante es “The Man“, un tema discotequero increíblemente divertido, con falsetos, coros de acompañamiento y cajas registradoras. Incluso las pistas más lentas funcionan: “Some Kind of Love” es preciosa y “Have All the Songs Been Written?” es un experimento efectivo, aunque no extraordinario.

En general, el mayor pecado que comete el Wonderful Wonderful es carecer de grandes fuegos artificiales. Esto, sin embargo, se compensa con creces con lo bien escrito y construido que está el álbum. Con sus cuarenta y tres minutos, es el álbum más corto de The Killers: tiene una duración perfecta. No le da tiempo a tener puntos bajos, permaneciendo sólido en todo momento. Wonderful Wonderful es diversión, The Killers viven.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

ElUkelele

Redacción de El Ukelele
Cerrar menú