Vuelve el post-rock de yndi halda con Under Summer


Los ingleses yndi halda vuelven, tras 9 años de silencio, con un nuevo LP titulado Under Summer, en el que se mantienen fieles a sus raíces como uno de los mayores representantes del post-rock, pero donde también dejan hueco para la experimentación, en un álbum que no dejará indiferente a ningún amante del género.


Mentiría si dijera que no llevaba tiempo con el hype por las nubes esperando la publicación de este álbum, y es que Enjoy Eternal Bliss (2007) , el álbum debut de los ingleses yndi halda (habitualmente estilizado así, todo en minúsculas), es uno de esos discos que desde el primer minuto ya sabes que va a dejar huella en ti, uno de los discos más representativos del género. De hecho, un gran amigo y un gran fan del género me dijo una vez: “si alguien me pidiera que le describiese qué es el post-rock, le diría que escuchase Enjoy Eternal Bliss de yndi halda”. Es un disco de post-rock de manual: canciones largas, pasajes lentos, crescendos eternos que terminan en explosiones épicas de guitarras y violines perfectamente complementados, elementos ambientales… en resumen, una auténtica joya de disco. Así son yndi halda, y así se nos mostraron en ese magnífico primer LP.

YndiHalda1

Por tanto, con las expectativas tan altas, y nueve años después de la publicación de este impresionante álbum debut, podía encontrarme con cualquier cosa, y era plenamente consciente de ello. Para seguir con mi honestidad, diré que no empecé este segundo álbum de yndi halda poniendo buena cara, ya que el álbum abre con algo muy poco común dentro del post-rock, voces, y precisamente unas no muy acertadas. No obstante, pese a tratarse de los momentos menos “post-rockeros” del álbum, tiene un lado positivo, y es que la forma en que las dos guitarras se complementan la una a la otra, y cada una por un canal distinto, recuerda a la música de grupos como American Football. Además de eso, ‘Together Those Leaves’, el tema con el que yndi halda abren el disco, no termina de arrancar del todo, el pasaje central se hace un poco largo y la explosión final, si bien es excelente y propia de la calidad a la que nos acostumbró la banda años atrás, quizá llega demasiado tarde y no tiene todo el efecto que podría haber tenido. Pero, en términos generales, se trata de un buen tema de apertura para el disco, con melodías preciosas acompañadas por una línea de batería sutil pero muy acertada.

Una vez terminado el primer tema del disco, y con esa explosión final dejándote salivando, arranca la segunda pieza, ‘Golden Threads From the Sun’, un extracto de la cual ya pudimos escuchar hace unos meses, de nuevo con una parte vocal que no termina de convencer y una instrumental que podría recordar a los Sigur Rós del Takk… (en cierto modo). Pero a partir de aquí, todo va a mejor. Comienza la parte de la canción que ya conocíamos, y ahora ya entiendo por qué eligieron estos minutos y no otros, y es que se trata de una de las partes más interesantes a nivel instrumental de todo el disco, que nos recuerda que yndi halda, tras 9 años, siguen siendo los mismos que nos regalaron aquel excelente álbum debut, y que siguen aspirando a lo más alto dentro del género. Finalmente el tema rompe tras un último crescendo, poniendo la guinda a uno de esos temas que erizarían el vello a cualquier amante del post-rock (y prácticamente a cualquier amante de la música, en general).

La pieza central del trabajo, la canción de 18 minutos ‘Helena’, es sin duda alguna el momento culmen de este Under Summer. Suena como si el Golevka de The Evpatoria Report y el ( ) de Sigur Rós tuvieran un bebé, con una instrumental minimalista que da un giro de 180º cerca del minuto 6, con un paso a primer plano por parte del bajo. Así, esta canción nos lleva por un camino de altibajos interconectados mediante transiciones perfectamente ejecutadas, ofreciéndonos uno de los momentos más interesantes del disco y probablemente de la música que nos ha regalado hasta ahora en este 2016 (habrá que ver qué nos trae Kendrick Lamar con ese misterioso álbum que publicó ayer por la mañana).

El álbum termina con ‘This Very Flight’, con una apertura lenta y una parte central preciosa con una enorme barrera de sonido llena de violines a los que se terminan uniendo unas voces, ahora sí, muy acertadas y que terminan de darle todo el cuerpo a la canción, quizá debido a la forma en la que están mezcladas: a un volumen considerablemente bajo, fundiéndose con el resto de instrumentos como uno más. Sin embargo, termina el tema cerrando con otro de los momentos más dispares dentro del disco (es curioso que un álbum de post-rock de manual abra y cierre con momentos tan poco “post-rockeros”). Yo, personalmente, habría elegido cerrar un álbum como este de algún otro modo, ya que este final me deja un poco frío después de todo lo que me ha hecho vibrar a lo largo de sus casi 60 minutos de duración, aunque, después de casi una hora de puro post-rock de tan alta calidad, no vamos a ponernos exquisitos.

Sin embargo, no todo es bueno, el disco tiene el siguiente gran y claro problema. En cualquier género es muy fácil terminar cayendo en la tendencia a repetir estructuras y en la monotonía, y en el post-rock sobre todo. Concretamente, los cuatro temas que componen Under Summer siguen prácticamente el mismo camino: una parte lenta que acaba desvaneciéndose en un silencio seguido de un crescendo que acaba explotando en un orgasmo de guitarras y violines sobre una batería potente y repetitiva, silencio de nuevo y una última explosión que te deja temblando y con ganas de que arranque el siguiente corte. Hay excepciones, y hay momentos en los que yndi halda sorprenden (como el ya mencionado minuto 6 de ‘Helena’, que es sencillamente magnífico), pero, por norma general, todo el disco se mantiene fiel a esta dinámica de construcción de los temas.

Por este motivo, es comprensible que haya gente a la que una hora de esto le aburra, pero lo que es innegable es que estos 5 músicos ingleses tienen mucha calidad, saben qué hacer con sus instrumentos, y saben cómo se hace un buen álbum de post-rock. Ya lo demostraron con su debut en 2007, y 9 años más tarde demuestran que siguen con los pies en la tierra, aspirando a dejar huella en la historia de este precioso género que es el post-rock.

Por supuesto, este no es un álbum para todos los públicos, y tendrá sus muchos detractores, ya que se mueve dentro de un género que puede resultar pesado o aburrido si no se está familiarizado con él. Además, yndi halda no están precisamente reinventando el post-rock ni la música con Under Summer, no hacen nada nuevo, pero lo que hacen, lo hacen muy bien. Con este LP, yndi halda siguen demostrando que son uno de los mejores en su terreno, siguen siendo igual de ambiciosos, siguen impresionando, siguen erizando vellos. No han intentado hacer un Enjoy Eternal Bliss 2.0, sino que han puesto toda la carne en el asador, manteniendo las raíces y las ideas básicas, pero haciendo algo distinto. Así, nos han regalado un álbum que más que un conjunto de 4 temas, es un viaje por sí mismo, una excursión a través de diversos paisajes mostrados con suma belleza, que, sin lugar a dudas, no va a dejar indiferente a ningún amante del post-rock.

yndi halda

Valoración personal: ★★★★☆ (8/10)

Corte(s) favorito(s): ‘Helena’

Corte(s) menos favorito(s): ninguno.

Lo recomiendo: si quieres disfrutar de una hora de post-rock de manual de gran calidad.

No lo recomiendo: si estás buscando algo innovador o arriesgado, o un álbum más inmediato.

Escrito por
More from Carles

El Emo sigue vivo con Science Fiction, quinto álbum de Brand New

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Brand New, la mítica banda Emo norteamericana,...
Leer más