Entrevista a Tumba Swing One Man Band


Hace ya algunos meses, a finales de agosto para ser más exactos, tuve la suerte de conocer y escuchar en directo a Tumba Swing One Man Band, en el FIGA 2013, un festival independiente que se celebra en un pueblo de Alicante, Gata de Gorgos (cortesía de Gata Fan Club). Recuerdo que Rogelio, el protagonista de esta monobanda, era el encargado de amenizar la noche entre los descansos que se producían entre grupo y grupo. La acogida de la gente fue enorme, la garra y la fuerza que desprendía era increíble, se desenvolvía con total naturalidad y parecía que tuviera una energía inagotable, además de hacer reír y vibrar al público durante toda la noche. Así que tiempo después, decidí ponerme en contacto con el artista valenciano y indagar un poco más en su recorrido musical (y también en su faceta de dibujante).


Cuesta encontrarse con artistas que apuestan tanto por ellos mismos, ¿como empezó la idea de formar Tumba Swing One Man Band? 

Amiga mía, si no te lo crees tú, ¿quién va a hacerlo? La idea de tocar solo fue una cuestión de números y facilidades. La verdad es que no pensaba que se pudiese montar tanto escándalo uno solo, y la primera vez que vi un monobanda dije ¡esto es lo mío!

Sabemos que tu te encargas absolutamente de todo, incluso de dibujar las portadas de tus disco, ¿supone mucha responsabilidad?

Bueno mi profesión principal es la de dibujante así que…¡Quién demonias iba a hacer la portada mejor! Adoro el arte de los discos y es algo que me encanta hacer. Es más, creo que cuando grabo es simplemente por hacer la portada.

Tu último trabajo Lamento eléctrico nos ha dejado con ganas de más. ¿En que andas ahora mismo?

Estoy preparando el segundo LP, ¡que va a ser la hostia! más guarro que nunca… Ya tengo el nombre, ¡ahora solo me faltan las canciones! (risas). Lo más seguro es que lo acompañe con un cómic ilustrando las canciones, va a estar molón molón…

¿Que destacarías de trabajar como monobanda?

Bueno lo malo y lo bueno es lo mismo. Tengo todo el control, pero eso hace que estés limitado. Toda la pela es para mí, pero me aburro cuando viajo solo… En fin, lo bueno es que estas solo y lo malo… También. Como reza el nombre del primer LP Solo y Mal Acompañado.

Puesto que el esfuerzo que entendemos que supone el tener que estar pendiente tanto de la guitarra, los platos y la voz, muchos nos preguntamos ¿que ocurre en el momento en el que alguno de los elementos falla?

Lo cierto es que es más fácil de lo que parece. Para mi lo importante es la percusión, todo lo demás gira entorno a ella. La guitarra y la voz pueden fallar, ya que no se cruzan con otro instrumentos y no desafinan, pero si la percusión falla… ¡Desastre! Aunque yo nunca fallo.

Con Solo y Mal Acompañado pudimos ver un proceso de creación brutal, ¿cuanto tardas en realizar un proyecto?

La verdad es que poco. Cuando me pongo con algo, intento centrar todas mis energías en eso y no alargarlo mucho, para que quede fresco y con energía. No me gusta que el proceso sea muy largo porque me aburro fácilmente. En este proyecto nuevo voy a centrarme más en la producción, cosa que siempre he dejado un poco de lado con respecto a las canciones. A ver que pasa.

En tus trabajos vemos estilos especialmente inclinados hacía el rock and roll y al blues más pantanoso, ¿de dónde vienen tus influencias?

Yo escucho de todo. Empecé tocando punk y hardcore pero ya escuchaba un montón de cosas. No me gustan las etiquetas y menos las escenas cerradas y cosas de esas. Con Tumba Swing la idea era hacer cosas muy muy crudas, como el formato tampoco da para mucho, me centré en el blues primitivo y el R&R más oscuro en castellano, sobre todo en el sonido, ya que algunos temas podrían ser temas punk o incluso country con otro sonido.

¿Alguna locura o anécdota en los escenarios que quieras compartir?

¿Alguna? Las tengo todas. Con Tumba Swing soy especialista en tocar en sitios muy extraños. He tocado en la calle, en bares, licorerías, tabernas, enfrente de un conservatorio, en un descampado, en una tienda de discos, en museos, centros culturales, okupas, en un solar, en sótanos, en terrazas, en casas, en un establo incluso he llegado a tocar en salas de conciertos… Un despiporre.

¿En qué festival te gustaría tocar?

El mejor festival que conozco es el Funtastic y ya he tocado, pero me encantaría volver a tocar. También hay uno en USA que se llama el Deep Blues Festival que se sale… No estaría mal.

Y por último, ¿algún ritual pre-concierto?

Por supuesto. Es secreto pero tiene que ver con el swing y los muertos… Hasta ahí puedo leer.

Aquí os dejo con un video de Tumba Swing interpretando uno de sus EP ‘De Fachada’:

(Y por si queréis escuchar todos sus trabajos: http://tumbaswing.bandcamp.com/)

Para terminar (ahora ya si que si) agradecerle a el señor Rogelio su simpatía y el habernos concedido esta entrevista, ¡Muchísimas gracias!

Escrito por
More from Delia Pedro Vila

Loquillo, tercer cabeza de cartel del Sansan Festival 2016

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp El músico barcelonés Loquillo fue anunciado ayer...
Leer más