The Strokes – Comedown Machine


The Strokes, leyendas desde su primer álbum, sacaron su Comedown Machine el mes pasado, y pese a que parezca que llegamos con retraso, esta espera ha sido premeditada. Siempre es mejor dejar reposar los trabajos polémicos, y si vienen de una banda con cierto historial en este sentido, mejor que mejor.


Por nuestra parte, vamos a intentar no caer demasiado en citas de sus anteriores trabajos, lo justo y necesario. Nos parece un argumento bastante estéril y que se usa para defender un razonamiento y su contrario, por lo que el acuerdo es imposible. Muchos argumentan que si este álbum lo saca una banda novel, sería mejor valorado. Otros muchos defienden que si esto puede gustar a alguien es porque lleva la firma de los Strokes. De ahí que queramos analizar el disco, referenciando lo mínimo el restó de álbumes del grupo.
Comedown Machine aparece con una imagen triste, desangelada. Sin apenas promoción, con una portada simplista, un single que suena a despedida y una gira de promoción que ni existe. Observar este cuadro es duro, uno se espera lo peor, pero sin embargo no es así.
The Strokes han conseguido retomar el rumbo, no sabemos si por última vez (con la discográfica RCA seguro que sí), pero han logrado plasmar el Comedown Machine de personalidad, y el hecho tiene mérito. Y es ahora cuando se hace inevitable hablar de sus anteriores álbumes, los Strokes aquí han mezclado de una manera más que correcta los estilos de los que constan los predecesores del presente álbum, aliñándolo todo con un toque ochentero que le sienta bien al conjunto. No es una maravilla, pero sí que el nivel es aceptable. ‘Tap Out‘, ‘All The Time‘, ‘Welcome To Japan‘, ‘50/50‘, ‘Partners In Crime‘ y una extraña pero adictiva ‘One Way Trigger‘ hacen que Comedown Machine sea una escucha aconsejada, si nos ponemos matemáticos son seis buenas canciones en un álbum de once, mayoría simple, pero mayoría. ‘Tap Out‘ tiene un toque funk que la hace muy animada, ‘All The Time‘ repite la fórmula del éxito de la banda, ‘Welcome To Japan marca un ritmo agradable y pegadizo, ‘50/50‘ es un magnífico homenaje al punk, ‘Partners In Crime‘ recupera el guitarreo más strokiano y ‘One Way Trigger‘ es simplemente adictiva.
No estamos ante un disco de diez, pero el aprobado holgado lo tiene, está tan cerca de suspender como de sacar notable. Se espera más de The Strokes por lo que hicieron, pero hay que valorarlos por su presente, que no deja de ser Comedown Machine.

More from José Domínguez

Loquillo actuará en el No Sin Música 2016

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Enrique Bunbury, Love of Lesbian, Izal, Molotov,...
Leer más