Lorena Álvarez: juglar del siglo XXI

La primera vez que escuché hablar de Lorena Álvarez y su Banda Municipal fue en la fiesta de inauguración del Sonorama Ribera de 2013 y la verdad tengo que reconocer que pensaba que se trataba de una pequeña broma -al estilo de Raphael en la pasada edición- pero me equivoqué. Resultó ser una joven asturiana que de forma prodigiosa mezclaba sonidos tradicionales de nuestros antepasados como jotas o pasodobles con estructuras sencillas dignas del pop más contemporáneo. Y fue así, entre sonidos de rebaños de ovejas, perros y tablas de lavar la ropa, como conocí a Lorena Álvarez en el verano de 2013.

lorenaysubanda

La oportunidad de volver a verla actuar se dio éste pasado viernes 6 de marzo en Granada, en la Sala Polaroid. Alrededor de unas setenta personas nos dimos cita allí para escuchar el directo de Lorena. Comenzó con “Burro”, sus primeros versos: si el amor que puse en ti, lo hubiera puesto en un burro, no hubiera montado en él acompañados tan sólo con guitarra, bombo y tambor comenzaron a despertar a un público que permanecía aún frío. Pero pronto, con “Vieja Amiga” y “Plegaría” el público comenzó a tararear y bailar tímidamente ayudado por una Lorena risueña, fresca y muy espontánea que animaba al público granadino a bailar bien agarraditos. Siguieron con “Ya no me acuerdo de ti”, “Sin titulo” o “Manolo” –un canto al amor manifestado en comida-, mezclando temas de sus primeros trabajos con algunos de su último Ep Dinamita como: “Del Cielo al Suelo”, “El Esqueleto” o “La Tormenta”, temas grabados en directo en febrero de 2014 durante una actuación en el Círculo de Bellas Artes de Madrid junto al Coro de Ladinamo y el Patio Maravillas.

Tras bromear brevemente con el público y su banda, pide que nos subamos con ellos a tocar “Soy un Olmo”. Finalmente es una atrevida pareja la que se sube con ellos a tocar la pandereta, es aquí dónde el público se entrega por completo como si de una verbena de pueblo se tratase. Tocan “Novias” y “La boda” ya clásicos en los directos de Lorena. El público se anima cada vez más y tras tocar unas pequeñas estrofas de canciones populares dicen: “se nos ha acabado el repertorio” y el público comienza a gritar el típico “otra, otra” hasta que un espontáneo espectador pide que canten algo de Estopa. Si han leído bien, Estopa y, ni cortos ni perezosos, pasaron de la jota al éxito de finales de los noventa “Por la raja de tu falda”. Después de esto pensábamos que lo dejarían pero se atrevieron con un cover del mítico pasodoble de Manolo Escobar “Me voy a escapar contigo”.

image[5]

Con “Pequeño Saltamontes” acabaron un concierto donde sus canciones repletas de tortillas, novios y novias, charcas o paellas con aire a pasodobles, jotas o romances, tuvieron ese don que harían bailar y tararear tanto al “moderno de pueblo” como a nuestras abuelas. En definitiva el concierto de Lorena fue único como ella, un rescate muy digno del folclore asturiano que nos hizo sentir con apego la tradición musical de nuestro pasado, un pasado rural que resurgió más contemporáneo que nunca y en gran parte gracias a la buena acústica que ofreció la sala Polaroid. Desde El Ukelele queremos dar las gracias a Juan de Polaroid por el buen trato que nos brindó.

Texto: Glo de la Vega

Fotografías: Ramón de la B

More from Carolina Cadenas Pazos

SON Estrella Galicia presenta nueva temporada

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Llega la séptima edición de SON Estrella...
Leer más