Distancias cortas: Red Apple

Fotografía realizada por Sergio Albert Photo (Pumba) @sergioalbertphoto

El próximo 15 de octubre se celebra una nueva edición de Proyecto Waikiki en la sala Maravillas de Madrid. Una de las bandas que formará parte del evento serán Red Apple


El pasado mes de septiembre la que escribe estuvo de incógnito en el concierto presentación de un disco. Pow Wow se llamaba. Red Apple la banda. Y tuvo un flechazo. Desde entonces ha seguido el recorrido de esta banda madrileña que lleva diez años adoctrinando sobre rock de manera sumergente. Estuvimos hablando sobre su último disco, el que llegará, el 15M, su próxima presencia en Proyecto Waikiki o el infinito de estilos que pueden englobarse dentro del rock. ¿El resultado? En esta entrevista.

Lo primero, para aquellos insensatos que no os conozcan, ¿qué hacen y de dónde vienen Red Apple?

Los Red Apple intentan hacer rock and roll. Para ello hemos tenido que montarnos una burbuja cultural propia alrededor de la banda, investigando como si esto fuese el Proyecto Manhattan, porque teniendo en cuenta el ambiente musical que nos rodea…Lo que abrió la ventana fue descubrir al grupo madrileño TEA. Esos tíos son héroes, los ronins del rock and roll, la mejor y más auténtica banda que jamás parió la madre patria. Si alguna vez acertamos con alguna nota, es gracias a ellos.

La manzana roja lleva madurando hace ya diez años, sin perder el jugo. ¿Cuál es la fórmula para conseguir cuatro discos más que competentes en diez años y no caer en el intento?

No pensar en el porqué, en el para qué ni el hacia dónde. Además, tener escasas posibilidades de realización personal al margen de la música y ser fanáticos del rock and roll. Ah, y el masoquismo tampoco sobra.

¿Qué se siente al formar parte de Nooirax Producciones? ¿Resulta una familia tan (casi) real como parece?

¡Imagínate! Dentro hay bandas como Cuzo, Atavismo, Bubble Bones, Cró!… Flipas.

Cuando se os pregunta por vuestro estilo, simplemente decís (y me parece muy coherente) que hacéis rock, sólo que le añadís puntos de blues, country o incluso psicodelia. ¿Qué bandas escucháis para que esa mezcla suena tan fresca como añeja?

¡Claro! El rock and roll es amplio y rico como pocos. Imagina que puedes meter en el mismo saco desde Charley Patton hasta Black Sabbath. ¡Al final te llevas toda la música popular del siglo XX de USA y UK contigo! Solo hay que aprender a escuchar y dedicarle tiempo hasta que trazas la línea que une todo. Escuchamos tropecientas cosas pero últimamente estamos con Sam Cooke, Chet Baker, Mose Allison, Freddy King, Willie Dixon… Con algunos no hay manera de librarse de ellos.

Si hablamos de bandas de rock and roll contemporáneas que nos enloquecen siempre andamos con The Steepwater Band, Super 400, Rose Hill Drive, Buffalo Killers…Vamos, un goce obsceno, la verdad.

Incluso en ‘Condescending Girl’ combináis una suerte de country y grunge reposado. ¿Qué rutinas seguís en la creación de temas?

Pues estaría genial tener una rutina para que esto fuese un poco más seguro, pero la verdad es que no tenemos rutinas para componer. Las canciones surgen si te pasan cosas en la vida sobre las que necesitas escribir y lo que sale de la guitarra viene (quién sabe cómo) de las influencias que hayas trabajado. Sin embargo, cada vez que escribes un tema no sabes si será el último. Sí que tenemos la rutina de ensayar religiosamente en el local pero eso es para mantenernos en forma y entendernos cada vez mejor entre nosotros. Ahí se trabaja la materia prima medio mágica que son los temas.

Vamos, que tenemos una fábrica preparada en el local pero, que nos llegue material o no, depende de la vida, sobre la que no tenemos ningún control.

Si no he leído mal en otras entrevistas anteriores, uno de vuestros hijos predilectos es ‘Wish I Was Like You’.

Sí, joder. Nos gusta ese tema. Digamos que nos mola porque parece que condensa muy bien el sonido de Red Apple. Eso no tiene por qué decir que sea bueno, pero sería raro que no nos gustase a nosotros.

A todas estas aún no hemos hablado de Pow Wow en líneas generales. ¿Qué encontraremos en este vuestro cuarto disco?

Pues nosotros creemos que encuentras el disco de Red Apple que mejor suena, con la mayor variedad de influencias, el que tiene un rollo menos underground, letras interesantes, la mejor versión que hemos hecho… ¡y un artwork molón! Además hay un tema que es como un regalo para nosotros, ‘Going to Formentera’, con Silvestre Peña a la guitarra y a las mandolinas. No vas a encontrar un solo como ese en ningún otro sitio, eso te lo aseguramos.

Siguiendo con el aspecto creativo, no sois la típica banda que sólo se dedica a tocar y se despreocupa de lo que rodea tanto a la propia banda como a la sociedad. En primer lugar, vosotros mismos os habéis encargado del artwork de Pow Wow (aquí por Agencia de Ideas).

Bueno, quizá nos despreocuparíamos si pudiésemos dejarlo en manos de otros pero la verdad es que al final lo hacemos todo nosotros con algunos apoyos puntuales. El artículo que se publicó al respecto del artwork nos llegó a la patata, hay gente a la que le gustó mucho el aspecto de este Pow Wow y las cosas que hicimos en redes sociales. ¡A ver si somos capaces de igualarlo o mejorarlo con el siguiente!

Y respecto al otro aspecto, tocasteis durante el pasado 15M. ¿Cómo veis que ha cambiado (o no) el panorama político y social desde entonces?

Nuestra visión de cómo ha cambiado el panorama político y social probablemente no sea más relevante ni informada que la de cualquiera y por tanto no tiene mucho valor.Pero sobre lo que vivió Red Apple en el 15-M sí que tenemos una experiencia única con información jugosa y reservada que puede ser interesante. Quizá lo que sucedió con los conciertos sirve para hacer una sinécdoque de todo el asunto. Os contamos la historia en plan “historietas del abuelo”:

Había, entre las muchas reuniones del 15-M, una comisión de músicos que estaba conformada en buen número por estudiantes de la Escuela de Música Creativa de Madrid, en la que Darío estudiaba jazz por aquel entonces. Allí, un día, rulaba una hoja para intentar organizar unos conciertos en la plaza y Darío, sencillamente, apuntó el nombre de Red Apple y su número de teléfono sin esperanza de que les fuesen a llamar. ¿Por qué? Porque en aquella lista había nombres de grandes bandas a nivel nacional que quizá conseguirían más visibilidad para el 15-M y entendía que les llamarían a ellos primero, era lógico, y aunque no fuese por eso, Red Apple tampoco suele tener mucha suerte.

Los conciertos eran el “día de reflexión” y Cifuentes tenía el poder y la ley de su parte para mandar allí los antidisturbios y montar la mundial, así que no sabíamos qué coño iba a pasar.

El caso es que esas grandes bandas al final “ni estaban ni se las esperaba” y las que tocaron realmente fueron principalmente grupos de versiones de la Escuela de Música Creativa de Madrid, Red Apple, Alpargata y otra que me disculpará por no acordarme del nombre pero que recuerdo que venía desde Valencia.

El 22 en Sol se había montado (una de esas magias del 15-M) un escenario de la hostia, buen equipo, buenos técnicos… Lo único que nos dijeron antes de subir al escenario es que, como era el día de reflexión, tuviésemos cuidado con lo que decíamos por el micrófono porque de verdad no se sabía si se iba a armar la zapatiesta. Nos limitamos a tocar nuestros temas que, o no fueron lo suficientemente incendiarios o los de la secreta no sabían suficiente inglés, pero no hubo movidas.

Para nosotros fue una experiencia brutal a nivel individual pero después no tuvo ninguna resonancia en ningún lado. Todas las cámaras, micros y cientos de personas que allí había no tenían poder para que su relato constase en ningún sitio. Debe haber una gran lección en todo aquello de cómo funciona la sociedad de masas, los medios de comunicación, el relato histórico de los acontecimientos… y no sé si la conclusión es muy alentadora.

waikiki15oct_web

El próximo 15 de octubre vais a formar parte de Proyecto Waikiki junto a The Levitants. ¿Qué opinión os dan este tipo de propuestas que surgen para mover la escena emergente nacional?

Estamos ilusionados con probar qué sucede. Nunca hemos trabajado con Proyecto Waikiki pero estamos deseosos de cosas nuevas, gente que no conocemos. Es muy fácil quedarte atrapado en tu ghetto casi sin darte cuenta, así que para nosotros es importante este bolo y le tenemos muchas ganas. Ah, perdona, hay una palabra que no nos gusta mucho, la de “emergente”. Crea la ilusión de que hay dónde “emerger” y hace que los grupos enloquezcan cuando, a pesar de todos sus esfuerzos, no se mueven una micra. Nosotros proponemos mejor escena o grupos “sumergentes”, para como está la cosa…

Si las fuentes no me fallan, durante el verano habéis estado inmersos en la ópera rock basada en ‘Así habló Zaratustra’ que presentasteis en la Complutense meses antes. ¿Cómo se os ocurrió la idea, como ha sido el proceso, cuantos os han llamado locos por ello?

Contar toda la historia es un poco largo pero intentaremos hacer un resumen. La idea sale de la tesis doctoral en Bellas Artes que está preparando Darío y que tendrá esta ópera rock como anexo al trabajo académico. El proceso ha sido (y todavía queda) de años, pero vamos avanzando poco a poco. Te puedes imaginar, había que trabajar mucho el libro, a partir de él escribir unas letras, dar forma a cantidad de temas, ensayarlos, ahora grabarlos…

Es ciertamente una locura así que si nos llaman locos lo hacen con razón.

¿Cómo llega el otoño en cuanto a conciertos?

Pues nosotros tenemos este con The Levitants organizado por Proyecto Waikiki el 15-0 y el 22 de Noviembre teloneamos a un grupo americano en una sala grande de Madrid. Es todavía un poco secreto pero lo desvelaremos pronto.

Siempre decimos que cazamos los conciertos con arco y flechas. Van saliendo, menos de los que nos gustaría, pero los suficientes para la supervivencia.

Para terminar, toca preguntar a quién os gustaría que entrevistásemos.

Pues tenemos un grupo amigo con el que hemos tocado muchas veces, las In Ruins, en realidad debe ser el grupo con el que más veces hemos tocado y siempre son conciertos en los que nos lo hemos pasado de la hostia.

Hacen un rollo grunge molón y son muy auténticas, Vicky te estalla la cabeza con sus gritos y pese al rollo deprimente intrínseco en el grunge siempre se están partiendo la polla en el escenario lo que da lugar a un contraste muy loco.

Un saludo a los lectores del Ukelele ¡vaya tostón os hemos dado! ¡Si nos habéis leído hasta el final muchas gracias majos!

Majos vosotros, Red Apple.

zaratustra-red-apple

More from Carolina Cadenas Pazos

Foehn Records celebra su 15º aniversario

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp El sello nacional Foehn Records celebra su...
Leer más