Distancias cortas: 51 Grados

Mañana, sábado 29, se llevará  a cabo la primera edición del Day One Festival. Desde aquí hemos hecho un amplio seguimiento a cada banda para que el público supiera qué iba a encontrarse en esta iniciativa. La ronda de entrevistas la empezamos con un trío y así la vamos a terminar. Sólo nos quedaba vernos con 51 grados, formación que el pasado año publicó ‘La conjunción de los opuestos’. De este trabajo y de mil cosas más, estuvimos charlando.

 51

51 grados al sol, a la sombra, temperatura a cocción… ¿de dónde vuestro nombre?

Tenemos una relación especial con este número, se ha cruzado en la vida de cada uno de nosotros en diferentes momentos y nos parece que está revestido de un halo casi mágico…y los de grados es un poco ambiguo…temperatura…graduación alcohólica…posición…¡todo un poco extremo!

 

¿Cómo fueron vuestros orígenes? ¿Cómo se formó el grupo?

Nuestro origen es como el de todo chaval inquieto al que le remueve las entrañas el sonidazo de un grupo y corre a pillar un instrumento para hacer todo el ruido que pueda. Luego creces y quieres más, pasas por varios grupos hasta que te encuentras con las personas que hacen posible tu pequeño sueño.

Carlos y Rodrigo se conocieron en una escuela de música tratando de profesionalizarse un poco con los año. Alfonso apareció un poco más tarde dando el toque definitivo que necesitaba la formación, es cuando dejamos de ser un grupo de tíos que se juntan para tocar y no s convertimos en la banda que es hoy 51 Grados. De eso hace ya varios años…

 

¿Cuáles son vuestras influencias?

Las influencias personales son muchas y variadas en estilos y bandas, rock, blues, funky, punk, stoner, nacional e internacional….pero el concepto de la banda es claro, rock noventero cantado en castellano a secas y con dos cojones, sencillo y directo, duro y con sus buenas melodías.

 

El pasado año publicasteis ‘La conjunción de los opuestos’. ¿Qué nos contáis sobre este trabajo?

Es nuestro primer niño y costó horrores el parto, no a nivel compositivo, esa parte estuvo y hoy día está muy clara y es fluida, el tema de la grabación, producción, marketing, promoción…fue un jarro de agua fría, un choque con la realidad del panorama musical, pero con los medios de que hemos dispuesto creemos que es un trabajo del que sentirse muy orgulloso.

El disco como concepto quiere tratar el tema de que todos somos parte de un mismo elemento, vamos todos en el mismo barco, aunque parezca que siempre tratamos de buscar las pocas diferencias entre los unos y los otros, más que todo lo que nos une, porque nos dejamos llevar por ese puto ego que hemos aprendido a amar como si fuese lo único y lo mejor que podemos dar como seres humanos.

Y eso solo se puede hacer gritando, con guitarras que rugen, bajos que te mueven desde dentro y una batería bien marcada, que trata más de lo visceral no tanto de algo expresado desde el raciocinio.

 51G

¿Tenéis preparado material para un próximo disco?

¡Por supuesto! Estamos trabajando activamente en ello, pensando en grabar de nuevo. De momento solo puedo decir que será más guitarrero, más directo, cada vez tenemos más claro lo que queremos y lo plasmamos con mayor naturalidad. ¡Va a ser pura tralla!

 

¿Cómo entrasteis a formar parte de la familia del Day One Rock Fest?

Pues como suceden las cosas por aquí en los tiempos que nos tocan vivir. Un buen día (o noche mejor dicho) Fernando nos vio en un ataque de esos que nos da en el escenario y le pareció que podíamos encajar en esta idea que han tenido. Nos lo propusieron y decidimos de cabeza contribuir a la causa.

 

¿Qué os parece una iniciativa así? ¿Cómo veis el panorama rock nacional y local?

Nos parece una idea cojonuda, si no existe una escena o se ha perdido un poco el rollo que existía en algún momento, no hay que aceptar la situación y hay que tomar las riendas, y eso es lo que están haciendo estos chicos, enfrentarse a la tormenta y decir aquí estoy y tengo mucho que ofrecer, por mucho que eviten darme opciones siempre puedo crear yo las oportunidades.

Pero si queremos recalcar que todo está unido, si quieres calidad tienes que ofrecer calidad, las salas no han apretado sus condiciones como pacto con el demonio para sacarnos el dinero a los pobres músicos, habrá que hacer una visión introspectiva y pensar qué valor tiene el trabajo que realizas. Oímos a mucha gente quejándose de lo mal que están las cosas y no paramos de encontrarnos demasiada relajación encima del escenario.

Por otro lado está la manera en que se aprieta a las salas económicamente en la actual situación en que se encuentra el país, muchos sitios que funcionaban perfectamente tienen hoy que controlar que uso hacen de su espacio no ya por que quieran enriquecerse, si no porque quieren vivir tranquilamente y sobretodo no llegar a cerrar, algo que está a la orden del día.

 

¿Qué vamos a encontrar en el Day One Rock Fest?

¡Rock, espectáculo, buen rollo, calidad, y cuatro bandas que quitan el hipo! ¿Qué más podemos desear?

 

Ya para terminar, ¿a quién os gustaría que entrevistásemos?

A Teresa Rabal

Más publicaciones de Carolina Cadenas Pazos

We Are the Grand estrenan video para su tema ‘Se incenció’

Facebook Twitter Google+ Pinterest LinkedIn WhatsApp We Are the Grand estrenan el...
Leer más