Distancias cortas: Mahalo (Parte I)

Mahalo - Fotografía Eva Sanabria
Mahalo - Fotografía Eva Sanabria

Hace ya un par de meses, recaímos en el Mostaza Club gracias a KITAI, organizadores del evento, y nos quedamos prendados de un grupo que anda a lo suyo en esto de la música y responde al nombre de Mahalo. Paula Quintana (Capitán Demo) les echó el ojo con su primer tema y ahora, publicado su último EP, Trust Issues, estarán en la primera edición de Proyecto Waikiki. Estuvimos en Santa Bárbara charlando con ellos. Del robo a The Parrots, de los Buguibún, del artisteo. De todo.

 

Mahalo - Fotografía Eva Sanabria
Mahalo – Fotografía Eva Sanabria

¿Alguno de vosotros toca el ukelele (Mahalo es una marca de ukeleles)

Jaime: ¿Realmente existe?

Dan: Sí, cuando busco el nombre en Youtube siempre salen vídeos sobre tocar la guitarra y demás.

Javi: Yo tengo un ukelele, pero toco cuatro notas. Las más fáciles (risas).

Jaime: Si soy sincero, me parece un instrumento muy moñas (risas). Me recuerda a ‘Somewhere Over the Rainbow’ (risas).

 

¿Cómo surgió el grupo?

Jaime: Antes de Mahalo, Lucas y yo teníamos otro grupo que se llamaba The Citizens. Sólo hacíamos covers y dimos un par de conciertos. Por circunstancias de la vida, paramos y tanto al anterior guitarrista nos dio por montar una banda con nuestras composiciones. En ese momento, nos hacía falta un bajista y como conozco a Javi de siempre, se lo propuse y aceptó encantado. Y así surgió.

Dan: Pero hay que decir que nos estábamos jamando un burrito de salsa roja y se nos ocurrió la idea de montar un grupo (risas).

Jaime: De hecho, Dan llega con el segundo EP. En el anterior estaba Álvaro, sólo que se fue de Erasmus.

Javi: Y ahora ha encontrado un curro que no le deja tiempo para el grupo. No es compatible.

Dan: Yo les grabé el primer disco y me sabía los temas, así que le sustituí. Pero al final me he acabado quedando (risas).

Todos: Lo típico. Colegas que se juntan y acaba surgiendo.

 

Después del caso Deers/Hinds, ¿sabéis que existe una banda brasileña con el mismo nombre? ¿Habéis pensado cambiároslo?

Todos: Sí, sabemos.

Javi: Hasta que no nos llegue un mail…(risas)

Dan: Da un poco igual a no ser que compren las licencias de América, Europa…

Jaime: Yo llevo meses pensando en otros nombres, pero nos costó horrores. Un sombrero y nombres dentro y Mahalo salió con amaño (risas). Cuando empezamos a grabar no había nombre y lo decidimos así.

Lucas: Al mejor de tres y nos quedamos cuando sólo quedaban dos nombres (risas).

Jaime: Si tenemos que cambiarnos de nombre, ese sombrero vuelve a nosotros.

 

Mahalo - Fotografía Eva Sanabria
Mahalo – Fotografía Eva Sanabria

¿De quién es el garaje dónde ensayáis?

Javi: Tocamos en un zulo que está debajo de mi casa.

Jaime: No es un garaje al uso, es como un trastero.

Javi: Es un punto de reunión con los amigos.

Lucas: Allí también presentamos el trabajo anterior.

Jaime: Realmente ahí fue nuestro primer concierto, pero la presentación fue en casa de un colega. Amigos, amigos de amigos, vecinos molestos (risas). Son cosas que se están perdiendo.

Javi: Se tienen que dar las circunstancias adecuadas.

(aquí es el momento en el que discuten sobre cómo se pagó el bolo del primer concierto. Momento ponche)

 

¿Qué diferencias encontramos entre Trust Issues y vuestro anterior trabajo, Rainbow?

Jaime: El anterior trabajo, Rainbow, era más maquetero. Se nota que se grabó en un día en un miniestudio. Si se puede llamar así (risas).

Dan: Se grabó en el zulo donde mi socio y yo trabajamos. Equipo técnico mínimo, pero tuvo una acogida bastante buena.

Jaime: Tú imagínate, llevábamos seis meses como banda y nos escribieron para decirnos que acabábamos de sonar en Radio 3. Con una taquicardia de flipar comprobé que efectivamente era así. En Capitán Demo y ninguno sabíamos nada.

Dan: Era la primera vez que grababa a algún grupo y fue una sensación increíble.

Javi: Y la suerte de que una amiga estaba escuchando la radio en ese momento.

¿Qué acogida creéis que ha tenido Trust Issues?

Dan: De momento no lo hemos movido mucho, la verdad. Aún así, la acogida ha sido aún mejor que con el anterior trabajo. Te dicen que te han pinchado tres temas en Capitán Demo y te quedas muerto.

Jaime: Además, ha sido la propia Paula (Quintana) la que siempre se ha interesado por ella misma y nos ha escrito para preguntarnos qué hacíamos. Casualidades de la vida, nada más terminar de grabar este Trust Issues nos escribió y le pasé el disco un lunes a la mañana. Era la primera persona que iba a escucharlo. Y ese mismo lunes nos mandó un mail para decirnos que había sonado una canción nuestra.

Dan: Y, encima, que nos pongan entre los mejores grupos nacionales del pasado año fue ya…Sobre todo porque miras nombres y ves que todos tienen managment detrás y nosotros somos unos dejados para eso (risas).

Nosotras nos ofrecemos a ser vuestros managers (risas)

 

Oye, y la portada ¿de quién es la fotografía?

Lucas: Nunca pensé que tendría trascendencia (risas). Fue una fotografía que tomé en un viaje a Canadá con la familia. El diseño de la portada de Rainbow, primer EP, fue raro y lo diseñamos todos. Y quedé muy cabreado con el resultado (risas).

Jaime: Pongamos en situación al lector: Lucas es diseñador gráfico (risas).

Lucas: Fue pillar una imagen del móvil y una imagen de un oso y poner capas de saturación. En Trust Issues propuse unas cuantas y me puse a buscar fotografías y salió esta. La fotografía es en tonos grises y sale un barco que navega en total niebla. Hay una chica que tiene al lado una campana. Suponemos que si algo ocurre, la chica toca la campana y el capitán sabe qué hacer. Fue casualidad, pero sí que es cierto que va con el nombre del disco. Problemas de confianza.

Jaime: Una fumada total (risas).

 

Os vimos en Mostaza Club. Ahora os veremos en Proyecto Waikiki. ¿Qué opináis de este tipo de eventos?

Jaime: A mí, la verdad, me mola mucho. Que piensen en ti para este tipo de conciertos está genial porque en la mayoría de los casos eres tú el que tiene que buscarlos.

Dan: La escena no está ni bien ni mal, está como está. En la mayoría de los casos te juntas con otro grupo y buscas la sala conjuntamente. A excepción de cuando presentamos el trabajo, que fuimos solos a El Perro de la Parte de Atrás, ha sido con otros grupos. Por cierto, El Perro es una de las mejores salas para tocar por el trato y sonido. Tenía que decirlo (risas). Es que a veces vas a una sala y parece que te están perdonando la vida cuando estás yendo a tocar, llevas a tu gente, consumes, pagas el alquiler, etc. Y, volviendo a la pregunta, este tipo de proyectos lo que tienen es que te dan la oportunidad de tocar con gente parecida al discurso que tú propones, como The Parrots.

Javi: Además, les seguimos y que nos escribierais ya fue…

Jaime: Que se acuerden de ti. En dos años, no nos hemos movido mucho. Que la gente se acerque a ti.

Dan: Que no sólo se lo digas a tu abuela (risas).

Jaime: Mola mucho. Además, la gente no pisa un directo y está todo el día con las discotecas. Y ves que hay gente que piensa como tú y se encarga de montar proyectos así, pues te merece la pena.

Dan: Que no quita para que luego estén las típicas bandas canallas (risas). Pero que eso, este tipo de iniciativas se agradecen muchísimo.

Mahalo - Fotografía Eva Sanabria
Mahalo – Fotografía Eva Sanabria
Más publicaciones de Carolina Cadenas Pazos

¡Primeras confirmaciones para el Festival Gigante 2017!

Llegan los primeros nombres del Festival Gigante 2017 de Guadalajara con Iván...
Leer más