Distancias cortas: Lab’s Trapp

Como ya sabréis, seguidores de El Ukelele, hemos estado realizando un amplio seguimiento a la iniciativa Day One Rock Fest (este sábado en Madrid. Cuatro bandas. Rock a tope). A falta de días, estuvimos charlando con otra de las formaciones que forman parte del cartel, Lab’s Trapp. Además de tener ligeros problemillas con el lúpulo, mantuvimos una charla de lo más agradable con dos de ellos, Javi y Poty, conocido en su familia como Álvaro. Este sábado presentarán en directo su último single. No digáis que no os lo ponemos fácil…

 LAB1

Lab’s Trapp. ¿De dónde viene vuestro nombre? Buceando por internet, aparecen laboratorios de lo más curiosos…

Javi: Hicimos una ouija y le pedimos a un fantasma…(risas). La realidad es mucho peor. Cuando tenía quince años quería ser una estrella del rock. Estando en clase le dije a un colega que quería montar un grupo y que me dijera un nombre y por una extraña razón me dijo ‘Lab’s Trapp‘. No tiene ningún sentido, como veréis. De hecho, al entrar ahora a grabar nuestro trabajo, pensamos cambiarnos el nombre. Pero después de pensarlo, decidimos dejarlo como estaba.

 

¿Cuáles son vuestros orígenes?¿Qué vino después del nombre?

Javi: Me junté con dos amigos para hacer que tocábamos (risas). A los 18 abandonaron el grupo, pero yo seguía con el gusanillo. Primero contacté con aquí mi amigo presente, Poty. Éramos sólo dos y faltaba algo. Así que llamé a Gonzalo, a quien conocía de tiempo antes para que tocara con nosotros. Sólo nos quedaba ya el bajista. Que, por cierto, los bajistas son como los linces ibéricos, en peligro de extinción. Por cosas del destino, encontramos en un evento Tuenti (sí, hijitos) a Yago, la pieza que nos faltaba. Empezamos a tocar e hicimos una demo de mierda.

Hombre, pero es el primero. Un poco de cariño.

Poty: Si cariño le tenemos, pero nos gusta ser un poco realistas y era muy mala (risas).

Javi: Rodamos por Toledo y conseguimos seguidores-amigos. Fue entonces cuando me fui a París de Erasmus. Mientras tanto, también tocaba en Veintiuno. Dejé ese proyecto y mi hermano, que es el cantante, me pidió que buscará bajista para el grupo al menos. Se lo comenté a Yago y sabiamente decidió seguir su rumbo musical con Veintiuno así que nos tocó buscar otro nuevo bajista. Y fue así como encontramos a Iván. Quién manda saludos.

Poty: Y Gonzalo también. Aunque sólo toque la guitarra (risas).

(pequeño break debido a problemas logísticos con las cervezas. Por suerte no era Cruzcampo, desde el cariño lo decimos)

Y mientras Javi estuvo en París, ¿qué hicisteis vosotros?

Poty: En un principio pensamos en quedar cada semana y seguir tocando, pero se fue dejando y estuvimos parados en ese aspecto. Sí que seguimos escuchando mucha música. En mi caso, de hecho, sirvió para que abriera la mente respecto a las baterías, por ejemplo.

Javi: Yo les iba mandando demos acústicas a lo Álex Ubago y me decían que eran mierda (risas). Pero a mi vuelta se fue descubriendo que esas canciones sí que tenían materia prima.

 

¿Cuáles son vuestras influencias?

Javi: Cada uno tiene sus influencias personales, pero a mi vuelta nos dimos cuenta de que había que coger aquello que nos unía para que fuera la vía por la que el grupo avanzara. Personalmente, me gusta Jeff Buckley, Nirvana o el postpunk como Joy Division.

Poty: Yo era muy de metal. Muy.

Javi: Iván es un punk de la vida que también escucha Coldplay. Y a Gonzalo le gusta el rock kalimotxero como Extromoduro o La Fuga. De todo ello, trazamos una hoja de ruta de la que salieron Kings of Leon, Dinero, Biffy Clyro y Foo Fighters.

 LAB

Si no me equivoco, estáis ahora grabando vuestro disco.

Poty: El disco como tal está.

Javi: Faltan las mezclas. En esta semana sacaremos el vídeo del primer single y así lo presentamos en el Day One Rock Fest. Y queremos que en enero esté fuera el trabajo al completo.

¿Cómo fue el proceso de grabación?

Poty: Como en verano íbamos a estar todos en Toledo y teníamos tiempo, decidimos grabar el single en ese momento. Pero el proceso fue muy lento. Yo, por ejemplo, no me había grabado nunca y ponerme la claca para despertarme todas las mañanas. Tenía pesadillas con ello (risas). Además, al entrar en estudio te piensas que eres el peor músico del mundo (risas). Nuestro productor además es amigo y con la grabación vamos a estar todos aprendiendo de la experiencia. Vamos a tener que soltar guita, pero es necesario para tomarse en serio.

Javi: En verano estuvimos grabando además los temas antiguos para que nuestros primeros seguidores tengan esos temas grabados en una buena calidad. Y, después, dedicarnos a lo demás. Fue la primera vez que nos paramos a pensar que queríamos hacer y cómo.

 

¿Cómo hacéis para juntaros para ensayar?

Javi: Nosotros dos bajamos a Toledo cada fin de semana. Aprovechamos que yo vivo en una parcela donde hay una caseta que nos sirve de local de ensayo. Está llena de cartones para que los vecinos no se quejen (risas).

 

Por cierto, vuestra web no tiene desperdicio. ¿A quién se le ocurrieron esos apuntes biográficos?

Javi: La gente que nos escucha sabe que somos unos mamarrachos y habría que continuar con esa leyenda (risas). Quien nos hizo la web nos pidió información sobre nuestras biografías y le dijimos burradas muy muy gordas. Por suerte muchas de ellas se han quedado en el cajón (risas).

 

A Psicología Inversa les conocéis desde que tocasteis con ellos el pasado año.

Poty: Tenemos unas ganas locas de concierto, de tocar con ellos. Es el concierto del año para nosotros, prácticamente. Además, es la primera vez que Iván va a tocar con nosotros en directo.

Javi: Les conocimos hace un año largo cuando les invitamos a tocar con nosotros en Toledo cuando andaban de promoción de su trabajo. El concierto no fue lo que esperábamos, pero hicimos una amistad muy bonita. Además, nos parecen unos músicos de la hostia.

El Day One es un proyecto necesario…

Poty: Sí. Debería haber más, de hecho. No debería de hacer falta que tuvieras un enlace, un tipo con pasta, para que te lo organizaras, sino que simplemente se juntaran varias bandas con ganas de tocar. Bandas de mucha calidad.

Javi: Además, ahora las salas parece que tratan de joder más al músico emergente. Un festival como este es una idea muy bonita que viene a decir que aunque no lo parezca, aún sigue existiendo un lugar para la música underground.

 

¿Qué nos contáis de Toledo y su panorama musical?

Javi: En Toledo hay músicos muy buenos. Fíjate en The Sunday Drivers o luego Mucho que ahora lo están petando (evitando el chiste fácil). La lástima es que hay bandas que no salen de Toledo porque no pueden. A veces descubres grupos de repente porque te aburres. Nos pasó con Malquerencia, un grupo de la hostia que tiene muchísimos seguidores pero sólo en Toledo. La pena es que tenemos buenos músicos, pero falta un público. Como ocurre en toda España.

¿En Toledo las salas funcionan como en Madrid?

Javi: Las condiciones son mejores de cara al grupo que va a tocar. Allí, las cuatro mejores salas están bajo la misma promotora y eso trae su parte buena y mala, claro. Nosotros no podemos quejarnos del trato que nos han dado. Normalmente no tienes que alquilar la sala, como ocurre aquí en Madrid. Te piden una entrada y un porcentaje, pero nada más. De hecho, allí los grupos funcionan como un bloque y cuando ocurren casos extraños a otras formaciones, colaboran para que no vuelva a ocurrir. Por ejemplo, si un grupo a tenido problemas más o menos graves con una sala, los demás no tocan en ella.

 

Dadnos razones para que vayamos al Day One Rock Fest.

Javi: Porque Poty es un chico muy guapo y tenéis que ir a verle (risas). Además, porque quien nos haya seguido durante este tiempo, se va a quedar muy sorprendido con el directo. En tercer lugar, porque va a ser el primer adelanto de nuestro trabajo. Y, por último, porque nos va a hacer mucha ilusión.

Esta respuesta estaba ya pactada (risas).

Javi: Además, se trata de una iniciativa muy bonita pero que no debe quedarse sólo en eso. Uno tiene que ir y que no se quede en una sola edición.

 

Y ya para terminar, ¿a quién os gustaría que entrevistásemos?

Javi: Tiraré para casa y diré Veintiuno.

Psicología Inversa también coinciden contigo.

Javi: ¡Qué hijos de puta! (risas) Jack Knife también están muy bien. The Noises también.

Poty: A Rufus T. Firefly y a Malquerencia.

More from Carolina Cadenas Pazos

Caballito de Mar Man remontan a la lluvia madrileña

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Crónica del concierto de Caballito de Mar...
Leer más