Distancias cortas: Idealipsticks


Idealipsticks son un dúo surgido de las profundidades del Nueva York de los 60, o de la Guadalajara del 2000, pero lo cierto es que su sonido destila rock and roll por los cuatro costados. Tenemos la oportunidad de charlar con ellos con motivo de la presentación de su cuarto disco, Surreal as reality.


 

IDEALIPSTICKS1

Para empezar, por si hay algún despistado que aun no os conoce, ¿Quiénes son Idealipsticks y qué hacéis?

Jave: Somos Idealipsticks, venimos de Guadalajara. Hacemos rock and roll y mucho rock and roll, ruido.

Los dos lleváis mucho tiempo en el mundo de la música, ¿cómo nació Idealipsticks?

Jave: En realidad Idealipsticks siempre ha existido, Eva y yo estábamos en una banda anterior y cuando se paró la banda decidimos montar esta, pero ella y yo llevamos un montón de años tocando juntos. ¿Cómo decidimos hacer Idealipsticks? Supongo que nos dimos cuenta de que un dúo era la forma más óptima de poder funcionar como banda.

¿En qué momento os disteis cuenta de que lo vuestro era la música? ¿De no ser músicos a qué os dedicaríais ahora?

Eva: La verdad es que yo creo que no valgo para otra cosa, y mira que lo he intentado. Siempre he sabido que quería hacer esto, quería cantar.

Jave: Supongo que hubo una época en el pasado en la que como todo el mundo, estábamos desengañados… Pero te das cuenta de que no puedes hacer otra cosa, que aunque digas “yo no quiero tener un grupo”, en realidad sí que quieres tener un grupo y después vas conociendo canciones, tocas la guitarra todos los días y no te queda otra salida. Realmente lo descubres por descarte, porque aunque intentes dejarlo sabes que no vas a poder dejarlo.

Eva: Creo que desde el principio hemos querido hacer esto. Pero sí que cuando montamos esta banda partió de esta idea. Creo que fue en Londres, cuando vivíamos allí, que no hacíamos nada más a parte de música. Fue cuando decidimos que nos íbamos a dedicar a lo que nos gustaba hacer, que era esto, y que no íbamos a hacer ninguna otra cosa. Hasta hoy.

Jave: Hasta hoy.

Cuando le das al play cualquiera de vuestras canciones se nota que bebéis del rock más clásico de los  60 y 70, pero seguro que detrás de esto hay mucha más música, ¿qué otros estilos o bandas os han influido más?

Jave: Siempre hay influencias más ocultas, están las influencias clásicas y evidentes de música sesentera y setentera que se notan, grupos americanos y grupos ingleses principalmente. Pero yo de chaval escuchaba mucho heavy metal y es algo que queda ahí, en las distorsiones se nota. No es una influencia directa, cuando lo escuchas no dices “anda pues esto suena a no sé quién”, pero claro que hay muchas cosas, pero todas ellas relacionadas directamente con el rock, el pop. Influencias de hip hop pues no tenemos.

Eva: Hombre, algo habrá. Vivimos la época del Príncipe de Bel Air y puede que algo haya por ahí.


En este nuevo trabajo encontramos un sonido un poco diferente al de discos anteriores, como Humanimal (2013) ¿cuáles son las diferencias más destacables entre este Surreal as reality y vuestros anteriores trabajos?

Jave: Bueno, esa es una cuestión que es más vuestra… Yo te puedo decir si me gusta o qué estaba buscando en este disco. Sí que buscábamos hacer un disco más guitarrero, de una forma más diferente desde el concepto de cómo trabajábamos a como hicimos Humanimal, que lo hicimos con mucha preproducción, todo más preparado, todo más producido, queríamos un sonido más elaborado y para este buscábamos otra vez más la inmediatez de ir a grabar sin que el productor hubiera escuchado las canciones antes, sin haber hecho maquetas con él, es decir, ir a grabar con las canciones al 85%. Ha sido un poco más una diferencia de concepto de trabajo a la hora del planteamiento inicial, a la hora de hacer las canciones. En realidad nunca buscamos algo, no decimos “queremos hacer…” No, no nos lo planteamos de inicio, solo nos planteamos el cómo queremos trabajar de inicio, plantearnos un poco las canciones que es como lo hemos hecho en este disco.

Sois un dúo, ¿cómo es vuestro proceso de composición?

Eva: Bueno, hay democracia.

Jave: Dedocracia.

Eva: Si a alguno no le gusta algo no entra en el disco. Los dos tenemos derecho a veto, hay un veto más histérico que el otro, pero los dos tenemos derecho a voto y a veto. La forma de componer suele ser bastante llevadera.

Jave: Es una bicefalia.

¿Partís de la melodía?

Jave: Sí, partimos de la materia prima, la melodía es lo que diferencia a una canción buena de una canción menos buena.

Eva: Lo que pasa es que una melodía puede salir en cualquier momento, no la tienes que buscar, te puede venir a la cabeza en cualquier momento y por suerte a día de hoy todo el mundo lleva una grabadora encima. Entonces tienes la posibilidad de tener una materia prima con la que luego jugar. Una canción la puedes estar buscando, puedes tirarte horas con una guitarra o con un piano intentando buscar algo que te cuadre, pero una melodía te viene de otro sitio, te llega a la cabeza y la grabas. Es algo como más etéreo y más mágico y luego  partir de ahí ir desarrollando una canción, creo que es un trabajo mucho más interesante a la hora de sentarte a escribir partir de ahí e ir sacándole cosas y ver de qué va eso, qué te quiere decir esa melodía y ver qué puedes encontrar ahí; es un trabajo de experimentación y de búsqueda.

¿Habéis intentado incorporar nuevos instrumentos o sonidos a este Surreal as reality?

Jave: Probamos sonidos, sí que de alguna manera nos gusta probar no instrumentación, porque en este disco no hay tanta, en Humanimal había más instrumentación, pero en Surreal as reality hay guitarra, bajo, batería y voces, no hay más. Lo hemos grabado en directo y sí que buscamos el sonido, es decir, buscar un sonido más sucio o más diferente. O una guitarra que suene como un instrumento que no parece el de una guitarra, eso es con lo que hemos jugado mucho en este disco, intentar hacer los sonidos que hagamos pero quedándonos anclados en lo que es una banda de rock; guitarra, bajo, batería y voz. Sin dejar atrás el corte clásico que es lo nos gusta y caracteriza, el rock and roll con sonido no tan actual, ya que despreciamos parte de la tecnología de la que disponemos hoy en día por el mero hecho de ser fieles a lo que nos gusta con unos instrumentos que nos gustan.

Habéis vuelto a contar con Paul Grau para producir, repetís estudio… ¿Sois un grupo de costumbres o es que una vez que encuentras algo bueno no lo queréis dejar escapar?

Jave: A lo bueno uno se acostumbra rápido. Bajo mi punto de vista Paul es el mejor que conozco, y conozco bastantes. Creo que es el mejor de largo, es un tipo con mucho talento y con mucha creatividad, le gusta experimentar y hacer las cosas de una manera diferente. No es un tipo que tenga un método de trabajo, hay productores que trabajan siempre igual, da igual la banda que sea siguen su método. Paul Grau no, dependiendo de la banda que sea o de cómo amanezca él le apetecerá hacer una cosa u otra.

Eva: Es una sorpresa continua. Realmente somos de todo menos animales de costumbres porque cuando bajas a Motril nunca sabes lo que va a pasar, si vamos a grabar o vamos a hacer una barbacoa o si te van a tirar a una piscina helada y llena de mierda… Nunca sabes lo que va a pasar.

Jave: Sí que es cierto que se puede comparar muy bien la trayectoria de una banda cuando repite productor y estudio, ves claramente la evolución porque si estás cambiando de estudio pues a lo mejor nunca acabas de saber muy bien qué parte es la evolución natural de la banda y cuál se debe al cambio de productor. En nuestro caso se aprecia muy bien, siempre contamos con los mismos medios técnicos, en el mismo sitio y puedes ver cómo la misma banda, con el mismo equipo y con el mismo productor suena diferente de un disco a otro sin abandonar realmente lo que nos gusta.

Surreal as reality es el título de vuestro nuevo trabajo, es cierto que la realidad puede ser muy surrealista, ¿qué es lo más surreal que os ha pasado?

Eva: El otro día lo hablábamos y realmente tocar en una banda en el 2015 e intentar vivir de ello ya es bastante surrealista. Pero un día saliendo de una sala en Vigo, salíamos de tocar y teníamos el hotel a 150m e íbamos de la sala al hotel que estaba a 150m, lo repito porque según salimos de la sala pasaron 20 minutos y estábamos en Portugal, después pasaron otros 20 minutos y vimos un cartel que ponía “Buenos Aires”. No sé si estábamos en Portugal, en Buenos Aires o si habíamos bebido demasiado, no sé qué pasó ahí, pero fue realmente surrealista. Había 150m y tardamos como dos horas en llegar, tuvimos que salir del país para encontrar el hotel pero al final lo encontramos.

¿Cuál es el ambientillo musical de Guadalajara?

Eva: La verdad es que Guadalajara mola más de lo que parece a simple vista.

Jave: Siempre ha habido mucha escena en Guadalajara. Siempre ha habido muchos grupillos, me acuerdo hace un montón de años con otro grupo que teníamos, nos pusimos a contar cuantos grupos conocíamos de Guada y a lo mejor en una ciudad tan relativamente pequeña había 60 grupos, de diferentes estilos.

Eva: Siempre ha habido muchas bandas pero siempre han estado camufladas o bajo tierra en estado de gracia. Lo que pasa es que institucionalmente en Guadalajara y en Castilla La Mancha en general, se prohibió tocar en los locales públicos hace unos 20 años, entonces para una banda es muy difícil evolucionar si no tienen donde tocar en directo, porque realmente donde creces como banda es en el escenario. Nosotros somos de Guadalajara, pero como banda nos hicimos en Londres y en Madrid, realmente donde hemos tocado hasta la saciedad ha sido aquí y para una banda donde crece esa es su ciudad y si no le dan desde las instituciones apoyo para poder tocar y desarrollar lo que llevan dentro es muy complicado y creo que para las bandas es muy fácil frustrarse por no poder tirar para adelante.

La escena “indie” nacional está en pleno auge, pero ¿cómo veis la escena más puramente rockera?

Eva: Yo creo que lo que demanda la gente es lo que hay, igual que la sociedad en general es un reflejo de lo que nosotros somos, los festivales son un reflejo de la música que demanda la gente, si la gente quisiera más rock supongo que lo pediría. Lo que siempre me ha parecido cuanto menos inquietante es que sí que se pidan grupos guiris de rock y grupos nacionales indies. Indies por decirlo de alguna manera, porque más independientes que las bandas de rock en este país te digo yo que no hay nadie, pero bueno, indie llamándole al género musical por llamarle de alguna manera. Nos gusta ver en un festival a bandas de rock, nos gusta ver a Royal Blood y a Jack White pero si una banda nacional hace rock en inglés es como el grito en el Cielo, “vamos a salir ardiendo, Satanás, ¡en inglés!” Pero chicos, que estamos en Europa, que habla inglés hasta mi madre que nos estamos escandalizando porque un grupo europeo habla en el idioma de Europa, con todos mis respetos al castellano que es un idioma maravilloso, pero el rock and roll nació en inglés y es como tiene que ser.

Jave: Y punto final (risas)

Eva: Es algo que me inquieta, ni más ni menos que otras cosas. Es lo que hay y nosotros jugamos con las cartas que nos han tocado. Y felices de la vida y dando gracias, que todavía hay mucha gente que se desplaza a los conciertos a pasárselo que te cagas y a disfrutar de un concierto de rock y olé por ellos, que nos lo hacen pasar muy bien. Realmente tener ese apoyo de la gente para nosotros es un motor que hace girar nuestra rueda. Chapó por ellos.

Deduzco que no os habéis planteado cantar en castellano, como muchos otros grupos han hecho, para llegar a más gente.

Jave: Nosotros somos conscientes del techo que tiene una banda que canta en castellano y el techo que tiene una banda que canta en inglés, somos muy consientes de primera mano. El crecimiento al que puedes estar sometido no es ni parecido.

Eva: Es que si hiciésemos esto por la pasta tocaríamos en una orquesta, pero nosotros hacemos esto porque nos gusta hacer rock en inglés, o sea si no habríamos sucumbido a cantar en español o lo que sea. O habríamos sido funcionarios. Yo no puedo prostituir lo que a mí más me gusta, que es tocar y para mi cualquier cosa que no sea lo que me gusta es prostituir esto y yo puedo estar a pico y pala en una mina, bueno en una mina no, que no creo que valiera que hay que ser muy persona para eso, pero podría estar haciendo cualquier otra cosa, pero la música  la hago como a mí me gusta, porque es lo que tengo, es mi válvula de escape y eso no nos lo puede quitar nadie, nos pueden quitar todo lo que quieran, nos pueden callar en las instituciones, nos pueden prohibir tocar, pero la música que hacemos no nos la pueden quitar.

Jave: Creo que nunca nos plantearíamos un cambio al castellano por el mero hecho de llegar a más gente. Si quisiésemos llegar a más gente pues haríamos música electrónica o seríamos DJ’s o lo que se lleva ahora…

Eva: Oye, que no es por nada, pero pinchamos muy bien.

Jave: Pinchamos muy bien, pero música rock. No me imagino un disco en castellano de un grupo que se llama Idealipsticks, me chirría un poco. Hay otras bandas que tienen un nombre en inglés y cantan en castellano y me chirrían.

Eva: Yo también estoy a favor de que cada uno haga lo que quiera, igual que nosotros decimos “ no vamos a tocar en castellano porque para nosotros la música es nuestro refugio y lo hacemos como queremos”, yo entiendo que para otros sea una forma de seguir su camino y entiendo perfectamente la decisión de una banda que lleva 15 años tocando en inglés, dándose golpes contra un muro, porque esto es darse cabezazos contra la pared, entiendo que tomen esa decisión, a pesar de que estoy convencida 100% de que a lo mejor su corazón les dice sigue cantando en inglés, pero cantar en castellano es la única opción que les queda para seguir dedicándose a esto y prefieren renunciar a sus principios y al menos tocan la guitarra que es lo que les gusta hacer. Yo entiendo las dos  vertientes y no me veo con autoridad moral de criticar a ninguna banda, porque solo el mero hecho de ponerte una guitarra encima en 2015y salir a la calle a buscarte la vida ya es surreal as reality. Así que chapó por todo el que tenga una banda o se dedique a cualquier trabajo artístico o a cualquier trabajo que le guste y lo saque delante de la manera que pueda, porque quien sabe si notros estamos en lo cierto o lo están otros. Cada uno hace lo mejor para su movida.

Realmente vosotros sois verdaderos indies, autoproducís y os encargáis de casi todo…

Jave: A mí me gusta pensar que somos una banda underground, y creo que realmente lo somos porque nuestro sonido y nuestra repercusión y la gente que nos conoce y los medios que nos dan cabida son medios undergrounds. A todo el mundo le gusta y todo el mundo piensa que somos de Nueva York pero ralamente somos un grupo de Guadalajara underground. Eso es lo que nos queda, es el camino que nos queda.

Eva: Y orgullosísimos.

Jave: Claro, súper orgullosos. Somos fieles a nuestros principios y hacemos lo que nos gusta. Que nos cierran puertas, pues bueno se abrirán o no, no nos preocupa. Al final aprendes a hacerlo todo, aprendes a ser independiente porque realmente es la única forma de subsistir que tienes. No sé, creo que algunas bandas que todos vemos que son muy grandes en el fondo no dejan de ser independientes, que se lo están guisando y se lo están comiendo ellos solos porque ya no queda el apoyo de la industria, que hoy en día todo el mundo se paga sus grabaciones y da igual cómo te llames porque la discográfica ya no te va a pagar la grabación. De alguna manera es lo que nos queda y nosotros estamos muy orgullosos de ser una banda underground.

Una compañera me cuenta que en un concierto le resultó muy entrañable ver cómo Eva bajaba del escenario al terminar y se ponía a vender los discos, ¿seguís haciéndolo?

Eva: Me bajo del escenario y es que ni me tomo una copa.

Jave: Pero es que ni nos cambiamos, yo tengo alguna foto en un puesto de merchan que salgo empapado de sudor, pero es que no me ha dado tiempo ni a cambiarme la camiseta.

Eva: Es que esto es un trabajo y hay que tomárselo como que nosotros tenemos que vivir de esto y a mí lo que más me gustaría es meterme en el camerino, tumbarme y que estos me pelaran la pava y me dijeran “qué bolazo, qué bien lo has hecho”. Pero es que mira, esto es rock and roll independiente y según acabas el bolo te escurres la camiseta de sudor y te vas al puesto de merchan a vender discos que mañana hay que comer.

Jave: De todas formas es que la gente lo agradece y hoy en día el trato con el artista no es el mismo que había antes, que el artista estaba en un estatus y era muy difícil encontrarse con él. Hoy en día esto ha cambiado y creo que la gente aprecia la cercanía del artista, la aprecia ya no solo en que seas tú quien lleva la cuenta de twitter sino que vayas al puesto de merchan a vender y que la gente te pueda saludar y conocer. Si nosotros no saliéramos al puesto de merchan a vender, venderíamos muchísimo menos y de alguna manera, para ser underground tienes que subsistir con tus propias ventas y nosotros lo tenemos muy claro y no nos importa, siempre decimos que somos unos currantes del rock and roll, unos obreros del rock, no creo que seamos estrellas.

Eva: Habla por ti (risas)

Jave: Somos muy muy muy proletarios del rock and roll. Nosotros nos cargamos la furgoneta, nosotros vendemos los discos, nosotros hacemos el 90% del trabajo que hay que hacer en una banda. Delegas lo mínimo, pero todo lo que podamos hacer nosotros lo hacemos. ¿Quién nos va a cuidar mejor que nosotros mismo?

Eva: La verdad es que en quien delegamos también nos cuidan muy bien.

¿Cómo se presenta vuestro verano, algún festival a la vista?

Jave: El veranos siempre es una alegría. Estamos cerrando algunos festivales y algunas fechas, pero principalmente la gira continuada la tenemos a partir de otoño. Acabamos de sacar disco y estaremos en algún festi, pero lo importante viene en otoño. Lo que más nos interesa es ir girando por pequeñas salas, que es donde te das a conocer, porque en los festivales hay mucha gente, pero no todo el mundo está atento, está sereno, no todo el mundo va a verte a posta…

Eva: Venga ya Jave, si estamos deseando ir a tocar a festivales (risas). El verano lo tenemos complicado porque Jave está embarcado en una gira con Ángel Stanich. Vamos a hacer un concierto el 30 de mayo en la sala El Sol de Madrid, y en cuanto acabe el concierto iremos al puesto de merchan a vender los discos (risas). Y bueno, también iremos a algún festival, y después una gira en condiciones súper maravillosa y fantástica a partir de septiembre que va a pasar por todo el panorama nacional y esperamos también salir fuera, pero fuera de fuera, fuera del mundo… A Marte.

Jave: A la estratosfera. Pero de momento nos vemos el 30 de mayo en El Sol y en el festival Gigante de Guadalajara en septiembre.

¿Creéis que hay una burbuja festivalera?

Jave: Yo creo que la burbuja festivalera ya estalló, en la época en la que coincidían en el mismo fin de semana dos festivales muy grandes y que incluso los propios festivales y los artistas guiris se daban de hostias, porque estaban deseando llegar a los festivales nacionales porque cobraban exclusividad. Creo que esa burbuja ya estalló hace un par de años, porque han caído un montón de festivales de segunda línea, que eran festivales en los que subsistíamos principalmente bandas como nosotros, que no vivimos del Primavera Sound o del FIB, que no tienen ningún interés en bandas como nosotros. Pero ahí hay un montón de festivales que sí que eran pequeños, organizados por pequeños promotores que por ausencia de apoyo institucional han caído.

Eva: Es una pena, porque realmente eran festivales en los que te lo pasabas que te cagas, las bandas y el público.

Presentáis el disco en Madrid el 30 de mayo, ¿tenéis ya ganas de subiros al escenario y compartir toda la energía que tiene este trabajo con vuestros seguidores?

Jave: Llevamos ya sin tocar desde octubre y hay ganas.

Eva: La verdad es que estuvimos hace poco grabando los conciertos de Radio 3, que nos quitó un poquito el mono, pero no es igual que estar en una sala con tu público, sudando con ellos; eso es algo bestial.

Jave: En realidad lo que más nos gusta es el directo, nos encanta grabar discos, componer es una cosa muy bonita y muy agradecida, pero lo que realmente nos pone es el directo, el estar en un garito con la gente cerca, eso es muy especial para nosotros y es por lo que realmente hacemos esto.

¿Qué canciones tenéis más ganas de tocar? ¿Cuáles son las que más disfrutáis en directo?

Jave: Todas las del disco nuevo, saber cómo van a sonar en directo, hemos grabado los conciertos de Radio3 pero aun ni los hemos visto ni tenemos una percepción clara de qué estará bien o qué estará mal, hemos ensayado en el local pero nos falta rodaje, esto es un poco como la preparación física de los jugadores de fútbol en septiembre. El disco nuevo en directo yo creo que va a ser muy efectivo, además tocamos todas que en ninguno de las presentaciones de los discos anteriores hemos tocado todas en directo, pero en este disco hemos decidido tocarlas todas porque molan todas y creemos que van a funcionar muy bien. Aun no tenemos canciones favoritas del disco, porque luego en el directo todo cambia.

Eva: A mí me pasa eso con “Frozen Head” de Radio Days, que nunca ha sido single pero no se puede caer del setlist o con “There is no music at home”, que nos lo pasamos tan bien que las tenemos que tocar. Hasta que no ruedas un disco y lo tocas unas cuantas veces no sabes qué sientes cuando tocas una canción.

Jave: Muchas veces pasa que hay una canción que no es tu favorita del disco pero que te gusta mucho tocarla porque lo que haces te gusta y conlleva una complejidad.

Eva: A mí eso es lo que me pasa con “Losers & lovers”, que era una canción que me daba un poco igual pero después de ver como se lo pasa la gente en ese tema estoy deseando que llegue, porque la gente se vuelve loca y me encanta ver la energía que se crea con el público. Sin embargo al principio pues era la típica canción era single así que la oímos un millón de veces y luego de repente el público se engorila mucho y te dan ganas de bajarte a bailar con ellos.

Cuando escuchamos vuestras canciones parecen trasladarnos a un garito de Nueva York, ¿qué momento musical os hubiera gustado vivir? ¿Y el concierto en el que os habría encantado estar?

Jave: Para mí sin duda los 60, del 65 al 69 no me hubiera importado en absoluto grabar cualquier cosa porque fue una época magnífica para la música que a mí me gusta.

Eva: Fue magnífica para la música, para la ropa, para la literatura y para todo. Fue la época. Creo que a partir de ahí hemos ido decayendo.

Jave: Tanto como público como artista estar en el Woodstock hubiera sido muy grande.

Eva: A ti que te gusta ir desnudo por la vida… (risas)

Jave: Desnudo y lleno de barro, hubiera sido feliz (risas).

Escrito por
More from Alba Montero

Milky Chance ofrecerá un concierto íntimo en Madrid

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Los alemanes Milky Chance ofrecerán un concierto...
Leer más