Distancias cortas: ANAUT

Antes de que terminara el 2014, estuvimos en la presentación de su recién estrenado single ‘When Your Days Grow Long’ en la cool El Intruso. ANAUT. Cinco letritas mágicas que esconden una de las bandas más prometedoras de la escena jazz, blues y soul del panorama nacional. Sin más, dejemos que hable Alberto, voz cantante.

  1526430_10152947997284185_8215808094563995783_n

Pregunta de friki televisiva. ¿En algún momento te han preguntado si eres familia de Enrique Anaut (Operación Triunfo. Sacó el gran hit ‘María José’)?

Alberto: Pregunta muy recurrente, esta. Aprovecho para decirlo desde aquí: no soy familia de Enrique Anaut.

Ahora, que lo conocí y he de decir que es un tipo muy majo.

 

¿Cómo surgió la idea de montar esta banda?

Alberto: Tenía canciones que quería tocar y amigos músicos que conocí estudiando.  También era una excusa para recorrer España en verano. Por suerte, lo sigue siendo.

 

Para los músicos de jazz, ¿qué es la improvisación?

Alberto: La posibilidad de crear nuevas melodías para canciones ya existentes y, también composiciones nuevas. Por tanto: crear. Compartir con otros músicos y con el público nuestra interpretación de la música. Por tanto: comunicar. Al fin y al cabo, los propósitos últimos de la música.

 

¿Cuáles son vuestras influencias? ¿Qué suena en vuestros reproductores de audio?

Alberto: Cada miembro de la banda es un pequeño mundo. Diego Hernando (batería) y Alberto Arteta (saxo tenor) son grandes amantes del jazz.  También Javier Martínez (trompeta). Gabriel Casanova (teclados), Javier Geras bajo y coros) y yo compartimos nuestra afición a bandas como Tedeschi trucks band, The wood brothers, las bandas de nuestra vida como Nirvana, Led Zeppelin y muchas otras cosas más cercanas al rock y el rhythm and blues clásico. A mí personalmente, me vuelve loco Wes Montgomery, George Benson, John Mayer, John Scofield, Ray Charles…Compartimos nuestro amor por el soul, blues, jazz, folk, pop y, en general, la música tocada.

 

¿Por qué a la gente le resulta extraño ver a gente joven haciendo jazz?

Alberto: No creo que sea así. Con ANAUT no hacemos jazz, pero cada uno hemos estudiado e interpretado jazz por separado. Alberto Arteta tiene, por ejemplo, un discazo como solista llamado BAT y siempre hemos sido muy bien recibidos. En el jazz se valora la juventud y, por supuesto, la veteranía. Es uno de los pocos géneros en los que lo que más importante sigue siendo la música.

 ANAUT

Estuvimos en la presentación de tu último single en El Intruso. ¿Qué planes tienes sobre el 2015?

Alberto: Iremos a Bilbao, Vitoria-Gasteiz, Madrid, Cuenca y otros destinos que estamos ultimando. Lo más ilusionante que traerá 2015 será nuestro segundo disco. Ahora mismo estamos trabajando en las canciones que lo compondrán y nos morimos de ganas por grabarlas.

 

En 2012 publicasteis 140, financiado a partir del micromecenazgo. ¿Cómo os sentisteis al encontrar ese apoyo por parte del público?¿La libertad musical tiene ese precio?

Alberto: El micromecenazgo es una red de seguridad que tejen personas generosas que aman la música. Un proyecto que nace así tiene la garantía de apoyo del público y, en mi opinión, la obligación de continuar haciendo música honesta. La libertad musical tiene, como mayor inconveniente, la dificultad en la difusión. Resulta difícil competir en un mercado copado por artistas cuyas discográficas invierten fortunas en promoción. En ese aspecto estamos muy contentos: nuestras humildes inversiones han ido a parar a promoción a pequeña escala y a recorrer decenas de salas de conciertos y, hasta ahora, ha dado muy buenos resultados. Contamos con el apoyo de gente generosa que nos apoya en la vida real y en las redes sociales. Nuestro agradecimiento infinito desde aquí.

 

¿Cómo fue la grabación del single ‘When Your Days Grow Long’? La canción está compuesta con una estética de single de soul clásico.

Alberto: Nos pareció que el sonido analógico de la cinta y la edición en vinilo eran el formato adecuado para ella. Con la ayuda y la sabiduría de Santi Sweetfingers y su estudio FunkAmeba de Madrid, grabamos en directo la banda al completo. Con el apoyo de Girando Por Salas, pudimos grabar el videoclip que la acompaña. La cara B quería ser un tema bailable y, al mismo tiempo, una versión. ¡Esperamos haber acertado! (opinión personal de oyente en sala y en casa: acertasteis. Plenamente)

 

¿Qué diferencias encuentras entre Holanda y España en cuanto a la industria musical?

Alberto: No conozco profundamente ninguna de ambas, como para atreverme a analizarlas. Lo que sí sé es que Holanda es un país que piensa globalmente. Al haber basado su economía en el comercio y la exportación, la industria musical de su país piensa a lo grande. Por ejemplo, a efectos prácticos: allí no es un problema cantar en inglés, sino todo lo contrario. Exportan sus artistas (Anouk, IlsedeLange, etc.) al Reino Unido, Estados Unidos y el resto de Europa. Además, intentan integrar las diferentes culturas que, al final, componen la identidad holandesa como es la indonesia, surinamesa, etc. Por eso, cuentan con una cartera envidiable de músicos de World Music. Son un país acostumbrado a recibir a gente de todo el mundo y apoyarlos, imagino que especialmente si generan negocio. También, tienen la suerte de tener una localización geográfica clave en Europa. Albergan las sedes de muchas empresas grandes de la industria musical y no musical.

España tiene infinidad de cosas buenas. El lector, supongo, las conoce. Por mi parte, si hubiese que cambiar algo, es ese empeño en que un músico nacido en España debe cantar en español. Para mí, la música no tiene nada que ver con eso. Cuando una apuesta tiene calidad, la tiene, independientemente del lenguaje en que se cante. Nino Bravo cantaba en español. Los Bravos, también en inglés. Y ambos me vuelven loco. Where´s the problem?

 

¿Cómo ves el panorama musical de jazz y blues en Madrid?

Alberto: Después de mi experiencia fuera y la de otros amigos que han desarrollado sus carreras musicales fueran y ahora han vuelto: en Madrid hay unos musicazos de aúpa. Además, en los últimos años hemos empezado a agruparnos en asociaciones, escuelas y cooperativas para proteger nuestros intereses. Queda muchísimo por hacer, pero estamos logrando que cada vez se perciba al músico con el respeto que, a mi entender, merece. Exactamente el mismo que merece cualquier otro trabajador que desarrolla su actividad honestamente.

 

¿Un garito donde escuchar buena música en Madrid?

Alberto: El Café Central. Uno de los locales más íntegros del país.

 

¿A quién os gustaría que entrevistásemos?

Alberto: A los Wood Brothers.

 

Alberto agradece la entrevista. Somos nosotros quienes deberíamos sentirnos dichosos. En nuevas fechas, allí estaremos. 

10482073_745670688842157_7498962453769323308_n

Más publicaciones de Carolina Cadenas Pazos

#Crowdfunding: el primer largo de VAHO

Desde Verkami, los madrileños VAHO te proponen colaborar en el crowdfunding de...
Leer más