Davile Matellán se despide de Eólica Tú

Davile Matellán

Davile Matellán reunió el pasado 12 de septiembre en el madrileño Café la Palma tanto a amigos como a sus seguidores más fieles para decir adiós a la gira Eólica Tú.


Pasadas las diez de la noche y con Davile ya sobre el escenario una voz en off nos recordaba que mientras en el resto de Europa se hace todo lo posible por bajar el IVA cultural en nuestro país se sube hasta el 21%, con estas palabras aun resonando en la sala comenzaban los primeros acordes de ‘Cosmovisión’, un boceto que interpretó en solitario haciendo de su actuación algo muy íntimo.

Cárdenas con la eléctrica y Dani al cajón acompañaron a Matellán durante toda la noche. Sonó ‘Nubes sintéticas’, se echó en falta la habitual colaboración de Fon Román, este tema formará parte del próximo y esperado  proyecto de Davile ‘Nexo 1’. Llegó por fin la primera colaboración, Vikxie se abrió paso entre el público y subió al escenario para interpretar ‘Lion’s dance’, impregnando el tema de su estilo tan personal. Tras ‘Todas las ciudades arden’ la banda abandonó el escenario, dejando al cantante con Diego de Veintiuno, interpretaron una tranquila y contenida ‘La línea recta’, únicamente el teclado de Diego acompañó la voz de Davile creando así una nostálgica atmósfera que llegó a su punto álgido con el juego de luces azules que bañó toda la sala; pero la tranquilidad se acabó con la subida de Yago, bajista de Veintiuno, y el resto de la banda, cuando Cárdenas apareció con su famoso ukelele en mano, todos sabíamos que era el momento de cantar ‘Un Atlas’.

Nos encontrábamos ya en el ecuador del concierto cuando Davile pidió la colaboración del público para poner nombre a un nuevo tema; entre risas entró en escena el grupo Mäbu, que hicieron despegar ‘Los dirigibles’, María con su dulce voz y las miradas cómplices que se dirigían ella y Matellán nos hicieron volar muy lejos. La banda, muy entregada con ‘La chica magnética’, consiguió que el público cantase tímidamente el estribillo. Era el turno de Vega, que pese a estar inmersa en la presentación de su nuevo disco no quiso perder la ocasión de acompañar a su amigo en este importante concierto, con ‘Una tragedia griega’ se puso fin a las geniales colaboraciones de la noche.

‘Espidifen 600’, boceto compuesto con 40 de fiebre, fue lo último en sonar. Davile decidió ahorrarnos a todos el paripé de los bises y sin salir del escenario arrancó de nuevo con ‘La sombra’ y se despidió con ‘Enérgica’, con este último corte el público se desprendió de su timidez y la coreó con fuerza.

El fin de gira de Eólica Tú tuvo la fiesta de despedida que se merece, con una noche cargada de emoción y momentos especiales. Sin duda Davile Matellán demostró de lo que es capaz cuando se sube al escenario.

Escrito por
Más publicaciones de Alba Montero

Música por los refugiados

Musicauciados y Mi Música Tu Refugio son dos ciclos musicales a favor...
Leer más