Crónica del concierto de John Grant en la Joy Eslava

John Grant

Todo ese halo de persona compleja con un pasado oscurecido por las drogas, el alcohol, orientación sexual, enfermedades…etc desaparece cuando John Grant, un tipo bonachón, grandote y abrazable, sale al escenario con sus mejores galas: vaqueros y una camiseta de publicidad. Había sido precedido por la cantante canadiense Megan Bonnell, que se ocupó de caldear el ambiente con su mezcla de pop y folk íntimo.


Este oso de peluche de Denver derrochó encanto a raudales ganándose al público con sus más que aceptables chapurreos en español y sus constantes agradecimientos por haber sido capaces, tras una jornada laboral, de salir de nuestras casas, con el frío que hacía, para ir a verle (es algo que agredece porque, tal y como confesó, a él no le gusta salir de casa).

Ya me había conquistado en el festival DCODE de éste año (la foto que aparece pertenece a dicho festival) pero tenía muchas ganas de verle en sala, a ver cómo funcionaba esa mezcla de rock envolvente (que recuerda mucho a esas canciones del Bowie de los 70, o, no se si ya me he vuelto loca, a la Banda Sonora de The Rocky Horror Picture Show) rozando la psicodelia (que me perdone el Señor de El Ukelele) y la electrónica suave.

Casi todo el concierto demostró tener una química brutal con su banda, la mayor parte formada por músicos islandeses, donde actualmente reside. Cambiándose el lugar para tocar diferentes instrumentos. Su historia vital, sus duras e irónicas letras contrastaban con esa voz dulce, ese aire de buen tipo y todo ese sentimiento que transmitía.

Grant hizo una selección de sus dos discos en solitario, Queen of Denmark (2010) y Pale Green Ghosts (2013), llevándonos entre las canciones más desgarradoras, como ese ‘Glacier’, en palabras del propio John Grant, una canción que va sobre “el dolor de ser un ser humano” a sus temas más bailables como ‘Pale Green Ghosts’ o ‘Black Belt’, hasta terminar la primera parte de su actuación con ‘Queen of Denmark’, que nos dejó a todos con la emoción a flor de piel. Haciendo gala de su afable personalidad, los bises, y el concierto, los terminó con un tema de su época con The Czars, ‘Paint the Moon’, totalmente acorde con la atmósfera del resto del concierto.

Setlist:
You don’t have to
Vietnam
Marz
It doesn’t matter to him
Pale green Ghosts
Black belt
Sigourney Weaver
Where dreams go to die
GMF
I hate this town
Glacier
Queen of Denmark

Bis:
Chicken bones
TC and honeybear
Caramel
Paint the moon

Más publicaciones de Aída Cordero Domínguez

FestivalPed, solidaridad por la infancia en Benavente (Zamora)

El próximo día 5 de enero a partir de las 17:30h en...
Leer más