Mi Capitán: “hay mucha venganza, huida, confrontación, se llega a las manos, se huye, hay desamor, hay ansiedad…”


El 3 de febrero vió la luz uno de los discos más esperados del año: Drenad el Sena de Mi Capitán , una banda que reúne a 6 amigos, que les une la amistad y las ganas de hacer buena música; Gonçal Planas (Road Manager de Love of lesbian) Ricky Falkner (Egon Soda, Standstill), Ferran Pontón (Egon Soda), Julián Saldarriaga (Love Of Lesbian), Ricky Lavado (Standstill), Dani Ferrer (Love of Lesbian) y Víctor Valiente (Standstill). Gonçal, antes de su exitoso concierto en Madrid, nos concedió una entrevista


 

MiCapitan

¿Es Mi Capitán un proyecto personal de Gonçal Planas o cada vez se va creando más un equipo?

Todo empieza como un ejercicio de producción musical, yo tenía una banda, junto con Ricky, llamada San Pedro, hace años pero no tenía el papel que tengo ahora en la actual banda. Luego la vida te lleva por otros caminos, empecé a trabajar como técnico de sonido muy pronto, en el 2001 y a girar muchísimo, teniendo cada vez menos tiempo para tocar. En un momento dado algo dentro de mi empezó a despertarse y descubrí que me gustaba mucho hacer canciones, que me sentía cómodo. Cuando puse en común eso con mis amigos, los miembros de la banda, recibí a cambio un chute de positividad y de confianza para dar el paso y montar la banda. Un día quedamos todos, nos cambiamos los sitios habituales (voz, instrumentos) y tras ese primer ensayo algo salió a la luz, teníamos rock, teníamos una vibra. Ellos también se sienten banda, aunque estamos prácticamente recién nacidos, llevamos 8 conciertos y hace un año que dimos el primero, todo ha pasado a una velocidad vertiginosa.

Entonces digamos que fue un proceso de “selección natural”.

Claro, mis amigos. El primer tema que hice fue con Dani, yo no sabía muy bien cómo empezar a hacer canciones y él me guió con el Pro Tools. El siguiente tema lo hice con Víctor. Lo natural era que ellos estuvieran en la banda. Lo natural era que Ricky, mi hermano, con el que he vivido muchos años y crecido musicalmente, también estuviera en esa banda.

¿No ha surgido algún conato de “guerra de egos”?

No, en absoluto. Entre ellos hay un respeto y admiración muy potente y se ponen al servicio de la canción. He trabajado con todos ellos, son mis amigos y hay mucha lealtad y cariño.

Por qué queréis que drenen el Sena, con lo bonito que queda en París…

(Risas) Drenad el Sena es un poco la filosofía del debut. Un debut tenía que ser un “golpe sobra la mesa” y Drenad el Sena es una orden, un desafío, es un “brindis al sol”, una invitación a que vengan y tener contacto.

El disco comienza con un coro de varias voces, ¿es una declaración de intenciones del sentido colaborativo que tiene este proyecto?

Si, así es, de hecho la condición inicial era que todo el mundo hiciera voces, tengo a los mejores coristas del mundo. “Acaba con él” era de las primeras canciones que tocábamos juntos y es de esos temas que nos permitían un disfrute coral, es una declaración de intenciones, era innegociable que el disco empezara con “Acaba con él”, es todo directo a la cara, no hay medias tintas.

Me ha llamado la atención las letras de algunos temas, suenan muy vengativos.

Lo son, hay mucha venganza, huida, confrontación, se llega a las manos, se huye, hay desamor, hay ansiedad…

Los videoclips tienen su punto artístico, sobre todo el último que habéis sacado, “El coleccionista”, con esa historia extraña entre una especie de gimnasta y un mando del ejercito… Buscáis alguna estética en concreto, os gusta darle ese punto artístico al videoclip, ese valor añadido.

Lo dejamos al 100% en manos de Pérez y Stein que son los realizadores del vídeo, nosotros sólo intervenimos en decidir la canción, el resto lo han hecho ellos maravillosamente bien. Creo que complementa una dimensión que hasta ahora, para nosotros, era difícil de enseñar y es que Mi Capitán también es una banda capaz de reírse de sí misma pero de hacer las cosas bien.

En vuestro caso… el disco vino después de, digamos, el directo, tocar juntos, para entendernos, por lo general suelo preguntar por cómo se traslada ese sonido de estudio al directo, pero en vuestro caso lo voy a preguntar a la inversa, cómo ha sido el proceso de grabar.

De hecho somos un grupo de directo, lo grabamos tal cual. Se trataba de reproducir cómo se grababan los discos antes. Llegamos a tocar unas 15 veces cada canción, durante horas, y nos quedamos con la que mejor resultado global tenga. Los discos ahora se construyen bajo la dictadura del metrónomo, pero escucho los discos de Led Zeppelin, de los Beatles, las cosas que me emocionan, y se mueven en el tempo interior, porque es inevitable.

En este disco hay muchos solos de guitarra…

Si, guitarra a dolor… de hecho, en el SOS 4.8 alguien, tras el concierto, se acercó y me dijo “ya era hora que alguien en ese país hiciera rock”.

¿Se os quedaron temas en el tintero que recuperéis en los directos?

“Fuegos artificiales” se quedó fuera porque cuando estaba haciendo el orden siempre pensaba que me sobraba un tema y es “Fuegos artificiales” y creo que esa canción, cuando fue compuesta, era un momento muy diferente de la manera en que yo hacía canciones. Al ir a grabarla ella misma quedó fuera del disco, que no aburriera y era una canción que no tiene en común lo que tienen el resto de canciones de este disco.

En alguna entrevista has dicho que empezaste a cantar muy tarde, esto me parece muy interesante. Y muy valiente Partamos de alguna charla TED en la que se dice que si no has tenido una banda de música de joven, a partir de los 35 ya no vas a triunfar, bueno, se puede aplicar también a dirigir cine, hacer fotografías…etc, la idea que lanzan es la de que si no has empezado joven ya no sirves, en tu caso parece que no ha sido así y, dado el amplio espectro de grupos que empiezan muy jóvenes me pregunto varias cosas: ¿No te planteaste tu edad para iniciar este proyecto? ¿cómo ves ese hecho de empezar demasiado jóvenes y quemarse demasiado rápido? ¿crees que la edad otorga otro punto de vista y suple la, quizás, energía de la juventud, con los subterfugios aprendidos por la edad?

En primer lugar a todos estos apóstoles del éxito les pegaría un tiro (risas), cada uno tiene que saber quién es y hacer lo que le hace feliz en el momento en el que le hace feliz. Me ha tomado muchos años saber cuál es mi lugar en el mundo y aún no se cuál es. Creo que estoy en medio de un proceso que de aquí a diez años florecerá, igual hace diez años estaba floreciendo lo que hay ahora y yo no era consciente. Me he ido quitando egocentrismo, traumas adolescentes, toda la educación emocional y racional que no nos dan, descifrar señales que la vida te envía, una vez que eres consciente de la mierda que es todo, y digo esto sin pesimismo, de que la vida la que es horrible, una lucha constante, lo importante es hacer lo que te hace feliz, mover cosas, tomar decisiones, intentar se uno quien lleve el camino de su propia vida.

¿Debutasteis en el SanSan como concierto al aire libre? Cómo fue, tras los conciertos en sala

Fue maravilloso, estaba bastante nervioso, pero me gusta estar alerta, tocamos a las 19.15h y habría como 20 personas… No tenemos expectativas, pero poco a poco se fue uniendo gente y se notó en las redes sociales el crecimiento de seguidores y venta de discos tras los conciertos en el SanSan y en el SOS 4.8 Recibo mucho feedback positivo. El directo es una gran baza, es lo que a mi me gusta en la vida, he descubierto que me da una paz, que no es que anhelara antes, pero ahora que la tengo se que me gusta. El éxito incidirá en las veces que podamos tocar, porque somos felices, y entonces seremos felices más veces, pero somos 7 y no somos un grupo rentable, es un grupo caro en cuanto a producción. Y además tenemos una gran oficina de management.

¿Qué planes de directos veraniegos tenéis? Os veo confirmados en muchos festivales.

Tocamos en el Tresesenta, en el Vida, en el Cruïla, en el Low, Nocturama, y algunos que aún no se pueden decir porque no están confirmados… unos 12 festivales.

Y ahora, para conocerte mejor, si tuvieras que elegir un concierto al que te hubiera gustado ir, ¿cuál sería?

Sin dudarlo: Led Zeppelin, gira americana de 1977, a poder ser en Cleveland

A qué dedicas el tiempo libre, algo fuera de la música.

Me gusta mucho la naturaleza, no el caminar, si no estar en la naturaleza, mi anhelo sería vivir sin contacto alguno más que el de mi mujer, perdido en la naturaleza.

More from Aída Cordero Domínguez

Estrenamos en exclusiva ‘Born to be alive’ de Giant Rev

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Hace unos días, los barceloneses Giant Rev...
Leer más