Noticias

Syd and The Pipers

Syd and The Pipers

Hoy nos montamos en la máquina del tiempo para viajar hasta 1967 gracias a http://pinkfloydz.blogspot.com.es creado por el bloguero argentino Sigma 6, que en un espectacular y único trabajo, nos traslada a la grabación de uno de los hitos de la música moderna: “The Pipers At The Gate Of Dawn”. Una visita a su blog es imprescindible.

El grupo en aquella época estaba liderado por el genial Syd Barrett, que compuso la totalidad del álbum a excepción de “Take Up Thy Stethoscope And Walk”, compuesta por Roger Waters.

Era el primer LP de la banda, fichada por la gigante EMI, que les permitió grabar en los estudios de Abbey Road, en los que coincidieron con The Beatles grabando los de Liverpool su legendario “Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band”.

El álbum fue psicodelia aderezada con pop y un toque infantiloide. El nombre proviene del séptimo capítulo de la novela para niños “El Viento Entre Los Sauces” de Kenneth Grahame, en el citado capítulo los protagonistas, Rata y Topo se encuentran con el Dios Pan, una amistosa pero poderosa fuerza naturalista que los ayuda en su aventura de encontrar al cachorro de una nutria perdida.

Syd tomó el libro como base para el álbum, y decía que había conocido a Pan, el cual le había dado el conocimiento y la comprensión del funcionamiento de la naturaleza. Su visión del mundo partió de la novela. Podemos añadirle entonces al álbum un componente más, el místico y filosófico.

Las canciones de “Pipers” fueron compuestas en un periodo en el que Barrett era feliz. Su compañero de piso en aquella época, Peter Wynn Wilson, decía que Syd se sentaba con grandes cantidades de hachís y marihuana, y componía. Pese a lo que pueda parecer, eran composiciones hechas con mucho mimo y de forma deliberada. La grabación comenzó nada más firmar con EMI en marzo, y continuó hasta ser finalizada en julio. En aquellos momentos comenzó el declive de Syd, que aunque seguía lúcido y mantenía un fuerte control artístico, se fue volviendo cada vez más retirado y resultaba difícil comunicarse con él

Norman Smith, su productor, era escéptico con respecto a Pink Floyd, creía que las canciones eran infantiles. Había sido ingeniero jefe de los Beatles hasta “Rubber Soul”. Andrew King, manager de la banda, comentaba que el productor trataba de hacerlo lo mejor posible, de hacer que el resultado final coincidiese con lo que la banda quería, pero que fue incapaz de compenetrarse con Syd, no lo entendía. Barrett y el resto de la banda no hacían caso a sus correcciones, tocaban siempre de la misma forma, y no cantaban dos veces lo mismo. Además la comunicación con el líder y compositor era complicada, según Smith “tratar de hablar con él era como hablar con una pared, porque su cara no tenía expresión” y añader que “era un niño de alguna manera, pasaba de la euforia a la depresión”.

Syd sin embargo, hizo buenas migas con Peter Bown, ingeniero de sonido. De esta unión surgió la esencia del álbum, sonidos con nombre propio y partida de nacimiento. Bown afirmaba que con Barret nunca se sabía lo que iba a ocurrir, y con respecto a las drogas dijo que “todos sabíamos que estaba tomando drogas bastante fuertes, pero que sin embargo, Syd era muy creativo. El hecho de que no entendiera el proceso de grabación demasiado bien significaba que era menos rígido acerca de lo que se podía y no se podía hacer. Nadie entendía realmente a Pink Floyd, en particular Norman. Los Pink Floyd eran diferentes y estaban destinados a ser diferentes”. Hay que remarcar la frase en negrita, clave de lo especial del disco, Syd Barrett no conocía las barreras, por eso las superó cuando quiso.

La influencia más clara de esta época de Pink Floyd son Los Beatles. El 21 de marzo conocieron a sus ídolos, que estaban acabando el “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”. En el encuentro Paul McCartney afirmó que le gustaba lo que había escuchado, que era algo único y creativo. Yendo más lejos, si uno escucha la canción “What’s the New Mary Jane” se da cuenta de que Syd Barrett está ahí presente, Bown dice que “siempre se supuso que fueron Lennon y Barrett los que la grabaron”, pero no hay pruebas de ello, más allá de un sonido muy reconocible, el sonido Barrett. Acerca de la relación entre ambas bandas, Jenner afirmó lo siguiente: “estoy seguro de que Los Beatles estaban copiando lo que estábamos haciendo, al igual que nosotros copiábamos lo que escuchábamos por el pasillo”. Poco más que añadir a la sentencia del manager.

Según Barry Miles: “Paul les daba palmadas en la espalda, diciendo que eran grandiosos y que lo estaban haciendo bien”, y añade que: “no estaba siendo condescendiente, McCartney siempre ha estado convencido de que habría una nueva síntesis de la música electrónica y las técnicas de estudio en el rock’n’roll”.

Rick Wright, teclista de la banda, con el paso de los años, aún afirmaba que le gustaba escuchar el álbum por las canciones de Syd, del que también dice que pudo haber sido uno de los mejores compositores de la historia.

Prometemos más entregas… Syd Barrett y su historia las merecen.

Quizás te interese…

Jose Domínguez

Derecho y Empresariales | Música | Deporte | El Ukelele | Acreditados | Made in La Isla

@josem_dg

Jose Domínguez

+Jose Domínguez

Latest posts by Jose Domínguez (see all)

José Domínguez

El Ukelele, Acreditados, Other Voices, Indie México and many more...

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button