Distancias cortas: Rusos Blancos


Días grises en la llegada del verano hasta que venga Proyecto Waikiki a salvarnos. Aprovechando los breves rayos de sol del pasado miércoles, estuvimos en la plaza de Santo Domingo de Madrid con Manu, voz de Rusos Blancos, y charlamos sobre Cabano, la electrónica, los hábitos del consumidor medio de música y sobre política. ¡No te los pierdas junto con Belöp y Mirémonos este viernes en Proyecto Waikiki!


Rusos Blancos010_1

¿Cómo surgió el grupo? Pongámonos en antecedentes.

Como casi la mayoría de los grupos. Empiezas tocando con los amigos de la universidad, surgen canciones y el proyecto se va haciendo más serio.

Y hablando de surgir, aunque sea de trabajos anteriores, ¿cómo surgieron los temas de Física o Química? ¿De quiénes erais más, de Gorka o Cabano?

Personalmente, la serie me gustaba y me parecía divertido el utilizar iconos pop que se saliesen de lo establecido. Normalmente se tiende a usar figura de los años setenta o así, y una chica de quince años no los reconoce.

Crocanti es vuestro último trabajo. Tiene un punto electrónico mayor que vuestros anteriores discos. ¿Evolución natural o simple exploración de sonidos?

Después de hacer nuestro anterior trabajo, Tiempo de nísperos, empecé a componer canciones nuevas y salían muy similares a las publicadas. Así que hablé con Javi y decidimos cambiar el modo de componer. Partimos de músicas que él ya tenía y le añadí letra. Un par de ellas eran electrónicas, las que ahora son ‘Camas y Trincheras’ y ‘Magnum Black’, y las letras salieron rápidas y limpias. Nos gustaron y decidimos sacar este EP. Además, el EP te da mayores posibilidades de estilo y en lo económico también ofrece mayores ventajas. Era más cómodo.

Este cambio se observa ya en vuestra portada. En Tiempo de Nísperos la portada parecía un bodegón barroco. ¿Crocanti sería el arte pop?

Sí, bueno, las portadas las hacemos después de haber grabado las canciones. Las hace Elisa y todo aportamos ideas. Queríamos la textura del crujiente del crocanti, la nata… y luego ya ella lo llevó al espacio.

El disco está autoproducido por vosotros mismos. Las canciones son todas vuestras. ¿A lo Juan Palomo hay una mayor libertad o es reflejo de la situación de la industria actual?

Un poco ambas cosas. A finales del pasado año decidimos ir por nuestra cuenta. No es que nos cerremos a las discográficas, para nada. Hablamos con aquellas que nos gustaban, pero el plazo que nos daban era para finales de 2015 y no era lo que queríamos. Por ello decidimos sacarlo nosotros mismos y así hacerlas como queremos. Queremos estar con una discográfica que entienda el camino por el que queremos ir.

En ese sentido, vuestros temas siempre han destacado por vuestras letras. Cada canción es algo así como un regalo envenenado. Un Gremlin a punto de ser mojado. ¿De qué autores bebe?

Muchos. Desde otras bandas a los cómicos. Sí. Me gusta mucho el proceso de extrañamiento de los cómicos y usarlo después en la canciones. Decir cosas poco habituales que te colocan en una situación, quizás, más incómoda que lo que acostumbra el pop. Además, la principal idea es verte reflejado en tus letras y que lo construido no forme parte de otro personaje.

Estamos muy contentos. Tanto con el público como con la crítica especializada. En cuanto a prensa sí que es cierto que creemos que cada disco es un paso más al frente. Además, siempre pretendes llegar a más público y el no tener discográfica hace que uno cojee más en ese aspecto. Pero estamos muy contentos.

El primer single presentado por Crocanti es ‘Camas y Trincheras’. Vuestros vídeos son inclasificables. ¿De quién fue la idea? ¿Cómo surgió?

La idea fue de Siberia Producciones, que fueron quienes realizaron el vídeo. Y a mí encantó así que les dimos vía libre. La idea de la pareja poniéndose a trampas (risas).

¿’A otra con esas’ es vuestro hit veraniego para esta temporada?

Lo cierto es que queda muy veraniega y, de hecho, la primera idea era sacarla en el verano pasado. Pero, claro, te lleva mucho tiempo e implicación.

Habéis presentado Crocanti en directo ya. ¿Qué tal está siendo la acogida? ¿Cómo está respondiendo el público?

Estamos muy contentos. Tanto con el público como con la crítica especializada. En cuanto a prensa sí que es cierto que creemos que cada disco es un paso más al frente. Además, siempre pretendes llegar a más público y el no tener discográfica hace que uno cojee más en ese aspecto. Pero estamos muy contentos.

Estaréis en la próxima edición de Proyecto Waikiki, ¿qué os parecen este tipo de actividades?

Todo lo que sea crear una escena o un circuito que vaya más allá del circuito festivalero loco y hormonado es siempre una buena noticia. Tiene que haber una base porque si la música resulta ser que de cada diez personas sólo una escucha música durante todo el año y todas van al SOS (por ejemplo), la música resultaría ser una gran mentira. Sin embargo, hay que conseguir que el público vaya a conciertos más pequeños y que surja el hábito de ir. Las cosas han de crearse desde abajo y no al revés. Y toda marca que intenta reconducir la situación es una muy buena noticia. En Madrid, y en España, no está asentada la costumbre de ir a salas de concierto por hábito, sin conocer quien está tocando. Piensan en que es la previa del ciego que se van a pillar después y eso ha de ir cambiando.

Rusos Blancos020_3_1

More from Carolina Cadenas Pazos

La sombra de Concept56 es alargada: JägerParty

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Recuerdos, memorias del paso de Concept56 en...
Leer más