Quique González y sus ejércitos del rock


Quique González regresa a casa, Madrid, con su Delantera mítica debajo del brazo para volver a regalar a los madrileños una noche llena de magia y de rock.


Madrid se vestía de gala el 20 de diciembre para acompañar a Quique González en su doblete en la sala But, con el cartel de entradas agotadas colgado en la taquilla. El público se arremolinaba ansioso en las inmediaciones del local horas antes del concierto. Pasadas las 20:30 Quique y su gran banda subían al escenario, comenzaron los primeros acordes de ‘La fábrica’ que sonaron muy contundentes gracias a la guitarra de Pepo López, siguió ‘¿Dónde está el dinero?’, también perteneciente a su último disco, Delantera mítica, que se fue desgranando casi en su totalidad a lo largo de la velada. Comenzó la revisión de anteriores trabajos y la sala pareció venirse abajo cuando sonó ‘Cuando estés en vena’.

Quique González es de esos músicos que se sube a un escenario para disfrutar, él no intenta entretener a su público con anécdotas manidas ni hacer reivindicaciones políticas; los conciertos de Quique tienen como único elemento la música, con ella expresa todo lo que el espectador necesita saber de él, a través de sus temas conocemos sus amores y desamores,  y en Delantera mítica queda muy patente lo que opina respecto a la actualidad política de nuestro país.

Pocas veces se ve a un cantante disfrutar tanto en un concierto, Quique estaba pletórico y es que no solo le acompañaba un fiel público, en la segunda planta se encontraba su mayor fan, su padre, al que le dedicó más de una canción y un sinfín de miradas llenas de orgullo y complicidad.

El ambiente que se respiraba en la sala But no podía ser más especial, el contrabajo de Alejandro Climent, miembro de Fito y Fitipaldis y el violín de Eduardo Ortega creaban la atmósfera perfecta para introducirnos en la parte más intimista. Sin darnos cuenta pusimos fin al set eléctrico del concierto, la banda se despidió por todo lo alto con ‘La ciudad del viento’ y ’39 grados’. Quique se colgaba su arma predilecta, la guitarra acústica y junto a su armónica comenzó con ‘Las chicas son magníficas’, en la que se echaba de menos la gran colaboración de Zahara. ‘Rompeolas’, que sonó por petición popular hizo que más de uno se dejara la voz acompañando a Quique. La banda volvió a escena con las pilas recargadas y con ‘Miss camiseta mojada’ y ‘Hotel Los Ángeles’ hicieron al público enloquecer.

El concierto llegaba a su recta final y con los bises Quique González sacó la artillería pesada, ‘Tenía que decírtelo’ fue lo primero en sonar y la esperada ‘Salitre’ que el público cantó en su totalidad. Con ‘Y los conserjes de la noche’, convertida ya en un himno, el madrileño puso el broche final al concierto.

Fueron dos horas y media en las que ni los que estaban sobre las tablas ni los que mirábamos con admiración desde abajo dejamos de disfrutar ni un solo momento.

SETLIST

La Fábrica
¿Dónde está el dinero?
Suave es la noche
Restos de stock
Caminando en círculos
Cuando estés en vena
Delantera mítica
No encuentro a Samuel
Palomas en la quinta
Te lo dije
Pájaros mojados
Hasta que todo encaje
La ciudad del viento
39 Grados
Las chicas son magníficas
Me lo agradecerás
Kamikazes enamorados
El campeón
Miss Camiseta mojada
Hotel Los Ángeles

BIS:

Tenía que decírtelo
Salitre
Dallas – Memphis
Su día libre
La luna debajo del brazo
Vidas cruzadas
Y los conserjes de noche

Escrito por
Más publicaciones de Alba Montero

The New Raemon + Ricardo Vicente en el 15º aniversario de Ochoymedio

The New Raemon y Ricardo Vicente fueron los encargados de inaugurar el...
Leer más