Distancias cortas: Karenin

Karenin


Los murcianos Karenin se presentan con su disco homónimo. El grupo nacido en 2009, está formado por Isaac González (voz y guitarra), Paco Morán (guitarra), Juan Francisco Belehí (bajo y coros), Carlota Ruíz (teclados, sintes y coros) y Alejandro Garriga (batería y secuencias). Charlamos con ellos para que nos cuenten qué esperan conseguir con su nuevo trabajo.


He leído que vuestro nombre viene de un personaje, un perro que aparece en el libro La insoportable levedad del ser de Milan Kundera, ¿Qué tiene en especial este disco, el tercero, para que precisamente ahora lo llaméis igual que el grupo?

El hecho de que este disco sea homónimo se debe a que hemos experimentado cambios importantes dentro de Karenin. De proyecto personal ha pasado a ser un grupo donde todos los miembros tenemos el mismo peso específico, nuestra música también ha crecido y creo que hemos empezado una nueva etapa. La mejor manera de transmitir esto creo que era llamando al disco Karenin, para que la gente percibiera que era un nuevo comienzo para nosotros, de hecho en muchos sentidos lo hemos vivido como nuestro primer disco de verdad.

Vamos a probar vuestras dotes de comerciales para saber como os vendéis, ¿Qué nos vamos encontrar en vuestro nuevo trabajo?

Te diré que me ha venido a la cabeza, al leer esta pregunta, el subtítulo que David Foster Wallace quería ponerle a su libro, La broma infinita, que era: Un entretenimiento fallido. Al final los editores optaron por suprimirlo porque decían que no era comercial; bien, creo que este disco es un poco así en el sentido de que requiere cierta paciencia por parte del oyente. Obviamente, hoy día, esto es un arma de doble filo, porque vivimos en la era de la hiperinformación, del streeming y las playlist y somos conscientes de ello, pero creo que hemos hecho un buen trabajo y creemos ciegamente en estas canciones. Somos cuatro treintañeros normales intentando hacer algo extraordinario.

Los expertos parecen apreciar una evolución notable en cuanto al estilo desde que se creó el grupo en 2009 hasta ahora, ¿es algo natural o se debe a cambios que habéis sufrido por el camino?

Las dos cosas, en muchos sentidos un álbum no es más que la foto fija de un momento determinado del grupo. Es normal que no estemos en el mismo lugar ahora que en 2009. Como te decía, esto empezó siendo un proyecto personal con vocación de grupo. Desde 2009 los miembros del grupo han ido pasando por causas varias, hasta que por fin hemos podido conformar un grupo estable desde 2013. Esto se nota, obviamente, en un principio la gente hablaba más de las letras de Karenin que de la música y esto es algo que hemos querido revertir conscientemente.

Habéis tocado en festivales como el Microsonidos, Big Up! o el SOS 4.8, pero ¿Dónde os sentís más a gusto: en un pequeño estudio de grabación o en un directo intimista o en una gran sala?

Pues te diré que nunca me había sentido cómodo en un estudio de grabación hasta la grabación de este disco. Normalmente, en un estudio hay mucha presión porque vas a contrarreloj y hay una lucha constante por plasmar las ideas o sonidos que hay en tu cabeza, pero gracias a nuestro productor Raúl de Lara y a la gente que colaboró vía crowdfunding, hemos dispuesto del tiempo necesario y hemos podido disfrutar de lo que supone tener un estudio en condiciones para nosotros y poder experimentar y llevar las composiciones un poco más allá.

Con respecto al directo, estamos más acostumbrados a tocar en salas, pero también disfrutamos mucho del calor que recibimos en los festivales. Estamos muy agradecidos.

Acabamos de conocer el videoclip de ‘Dick Laurent está muerto’. Es el mensaje con el que empieza la película Carretera Perdida, y además, el tema parte de los acordes iniciales de Twin Peaks, todo un homenaje a David Lynch, ¿quizá sea que os sentís cerca de las atmósferas misteriosas que crea?

Sí, somos muy fans de Lynch. Personalmente creo que Terciopelo azul es la mejor película de la historia. Queríamos rendir nuestro pequeño tributo a Twin Peaks, Carretera Perdida y a la obra de Lynch en general.

Quizás no se puede apreciar a simple vista en las letras, pero parte de la agresividad de algunas canciones, las guitarras afiladas y los desarrollos, pretendían reflejar un poco nuestra rabia al respecto, o al menos nuestra disconformidad.

Personalmente, la letra, el ritmo y la melodía de ‘Carlota’, me fascinaron desde la primera escucha. “(…) mientras te escucho dormir, no puedo imaginar, dos personas en el mundo más solas que nosotros (…)”. Es una canción con alma de poema.

Muchas gracias. Precisamente esta letra la hice en el último momento. La canción fue concebida como una pieza instrumental. Si le metíamos letra, debía estar a la altura y no estuve seguro hasta el final de si había acertado con la letra o no. Fui escribiendo sobre la marcha lo que me sugería la música. Sin lugar a dudas las letras de este disco son las que más me ha costado escribir. Posiblemente porque se invirtió la forma de componer.

A parte del cine, el amor… ¿Qué más os evoca e inspira a la hora de componer una nueva canción o depende del día?

En este disco la situación sociopolítica del país ha estado siempre muy presente. Quizás no se puede apreciar a simple vista en las letras, pero parte de la agresividad de algunas canciones, las guitarras afiladas y los desarrollos, pretendían reflejar un poco nuestra rabia al respecto, o al menos nuestra disconformidad. En canciones como ‘Lluvia’ optamos por arroparla con un ritmo “bailable” para apelar al espíritu colectivo. Hacemos nuestra una frase del Patio Maravillas que reza: “nos quieren en soledad, nos tendrán en común” que creo que refleja perfectamente y en muy pocas palabras lo que está ocurriendo.

Por otro lado las relaciones interpersonales, las dudas, la culpa y el paso del tiempo, son buen caldo de cultivo.

Ahora imaginad que existe un ser o ente o dios musical que os puede conceder un don relacionado, ¿Quién sería para vosotros y qué superpoder musical os gustaría poseer?

¡Puf! No lo sé. La verdad es que somos bastante iconoclastas, probablemente por causa de la edad. En mi adolescencia mi ídolo era Kurt Cobain. Ahora he cambiado las estrellas de rock por los escritores. En España, tenemos una gran rockstar como Fernando Alfaro a quien admiro mucho. Y el poder que pediría sería el de poder llegar al corazón, poder comunicar y conmover. No me interesa tanto la técnica como esta capacidad. ¿Muy ñoña? 

Y por último, suponemos que el siguiente paso será girarlo y ya conocemos algunas fechas de presentación, ¿Tenéis ganas? ¿Cómo abordáis la transición al directo, habrá diferencia?

Tenemos muchas ganas, ayer mismo estuvimos más de siete horas en el local de ensayo porque llevamos dos formatos, el eléctrico para salas, y el acústico para Fnacs y hemos querido elegir distintos repertorios y diferentes formas de tratar las composiciones y también nos estamos volviendo más exigentes. Vamos dando pequeños pasitos pero queremos que sean firmes.

Muchas gracias por todo, ¡os deseamos lo mejor!

Escrito por
Más publicaciones de Lara Gracia

Las fiestas del Pilar con Vetusta Morla

Vetusta Morla ofrecieron un concierto inmejorable durante las fiestas del Pilar de...
Leer más