Distancias cortas: Complejo de Electra


Dieron guerra en la pasada edición del Gigante Festival y han repartido más estopa en el reciente Ke Kaña Festival. Complejo de Electra ha publicado recientemente Antidisney y hace unas semanas lo presentaron en la madrileña Sala Caracol. Antes, compartimos una charleta más que interesante.


a1592728232_10 

¿Llamarse Complejo de Edipo descubriría vuestras pasiones ocultas y por eso habéis decidido llamaros de Electra?

Sí. Por eso y porque en nuestras canciones tiene mucho protagonismo lo femenino empoderado y aunque somos seis tipos nos gusta problematizar el egoísmo sentimental masculino propio del rock y el indie. El resto de nombres posibles no funcionaban. Al final cogimos éste porque salía de una de nuestras canciones, tenía sentido y sonaba bien. El nombre de un grupo siempre se elige demasiado pronto, es un poco como las cosas que haces de chaval, que luego las arrastras para siempre. Si tuviéramos pasta para pagarnos un psicoanalista seguro que nos explicaba por qué nuestro complejo de Edipo nos llevó a elegir Complejo de Electra de nombre.

¿Cuál es vuestro autor dramático griego favorito?

Yanis Varoufakis.

¿Qué se siente cuando personajes como Nacho Vegas o Santiago Alba Rico son reconocidos seguidores?

Da mucho pudor porque ambos son dos referencias fundamentales en muchos sentidos, pero somos mucho más fans nosotros de ellos que ellos de nosotros evidentemente. Lo que es un privilegio es la cercanía: Santi es un gran amigo de siempre, y a Nacho le tenemos muchísimo cariño desde que coincidimos el verano pasado.

¿AntiDisney es una clara declaración de intenciones?

En principio no vamos a ir a Fnac a quemar dvds de La bella durmiente. En principio (risas). Quieras que no, han hecho Maléfica y parece que andan buscando la absolución, así que esperaremos un poco todavía. En la medida en la que Disney representa ese universo de clichés aparentemente inofensivos, blanquitos, que después esconden un montón de basura y adoctrinamiento, nos pareció que este nombre expresaba lo que sentimos con buena parte de la música actual, tan pasteurizada, tan desnatada, pero perfectamente engrasada con la máquina. Con esos cds entonces sí que no prometemos nada. Y bueno, Rage Against the Machine ya estaba pillado y además somos bastante más sensiblones. (risas)

Para los que no os conozcan, ¿qué vamos a encontrar en AntiDisney?

Un disco hecho por unos amigos con más amigos, con mucho más cariño, ilusión, trabajo y reflexión que medios materiales. Y básicamente 11 canciones heterogéneas, híbridas, cada una de las cuales tiene un peso y un sentido. Canciones donde la música y la letra son dos caras de una misma cosa. Este primer disco es una foto de un movimiento, del camino en el que estamos metidos desde que hace un par de años nos encerramos en el local a buscar un sonido que nos flipara y no quisimos sacar la cabeza hasta que no lo tuvimos claro.

Lorca hablando de “desvanes donde juegan los niños y disfraces con cabeza de río” es infinitamente más punki, salvaje, pornográfico, desmedido e irreverente que cualquier niñato con pose de gamberro dándole a una guitarra normalmente en un idioma que no es el suyo.

El vídeo de ‘Ahora’ lleva 16.000 visitas. ¿Qué sentís ante este tipo de alegrías?

Nosotros no entendemos de esto, no sabemos qué significan esas cifras, pero sí nos sorprendió cuando hicimos el vídeo, lo colgamos en Youtube y lo pasamos por whatssap a nuestra gente (aún no teníamos redes sociales) y en 48 horas tenía 5000 visitas. Nos sorprendió eso, pero lo que más nos sorprende es que desde nuestro primer concierto viene mucha gente a escucharnos y es gente que canta las canciones antes de que hayamos sacado el disco. Hasta ahora sólo teníamos una demo de pocos temas en Bandcamp. Eso es lo más especial, porque se crean momentos que desde nuestro lado son indescriptibles. Sentir que una canción que en principio es algo muy pegado a tu propio cuerpo, a tu vida, de repente deja de ser tuya y circula por ahí es algo que engancha. Engancha mucho cuando ocurre en directo, pero alegra mucho cuando ocurre en el día a día, porque la gente nos habla mucho de las canciones, de lo que entienden de ellas. A veces te mueres de la risa, pero otras veces te sientes menos dueño de la canción que quien te la cuenta, la usa o te la canta (que por cierto ya hemos empezado a encontrar versiones por ahí).

¿Por qué a menudo muchos grupos que hacen rock en español tienen letras tan… blandas?

Hay muchas letras blandas de gente que toca muy fuerte también, todo hay que decirlo. Pero sí, es una buena pregunta, la razón a saber cuál es, eso cada uno sabrá. Lo jodido es que detrás de ese aspecto inofensivo se esconde mucha basura, mucha moda, mucha autocomplacencia, mucha estupidez narcisista, y sobre todo muy poca verdad, muy poca libertad, muy poca poesía. Lorca hablando de “desvanes donde juegan los niños y disfraces con cabeza de río” es infinitamente más punki, salvaje, pornográfico, desmedido e irreverente que cualquier niñato con pose de gamberro dándole a una guitarra normalmente en un idioma que no es el suyo.

¿De quién fue idea la portada del disco? (muy fan)

De Diego Alcalá, el diseñador. La historia nos hace particularmente felices, porque revela que las canciones se entienden y eso es algo que nos obsesionaba. Nosotros le pasamos las canciones sin darle absolutamente ninguna indicación, le gustaron mucho y nos devolvió esta portada, y nos quedamos de piedra porque era exactamente la portada que habríamos querido de haber sabido cómo pedirla. Pero de verdad, detalle a detalle, desde lo que se ve a primera vista a toda la narración que esconde. Nos alegra mucho que te guste.

¿’Cazatalentos’ es una manera de piropearse a sí mismo?

Puede que haya personas piropeadas, y puede que no seamos nosotros (risas).

¿Hay algún disco que os haya influido durante la grabación? ¿Con quién os gustaría compartir escenario?

Somos tremendamente omnívoros cada uno por su lado, pero muy especialmente cada uno con respecto a los demás. En el estudio ha habido muchos discos en disputa, todos queríamos que sonara a éste o aquél disco. De verdad que son tantos que es difícil saber cuál acabó pesando más. Lo bueno es que nuestro técnico, que es un crack con los micrófonos y se está montando un estudio de la leche en su casa, se metió completamente en el proceso de aprendizaje junto con nosotros y se dejó llevar también. Nos llevamos mucho aprendido. La autoproducción tiene sus cosas malas evidentemente, pero para nosotros ha sido como hacer la mili.

¿Compartir escenario? Puf, cada uno te diría una cosa. Yo no te negaré que en los últimos tiempos he fantaseado con poder tocar algo algún día con Anna Calvi o Silvia Pérez Cruz. Aunque lo verdaderamente grande sería que lo hicieran ellas.

¿A quién os gustaría que entrevistásemos?

A nosotros dentro de un año. Y a Ornamento y Delito si todavía no lo habéis hecho, que a veces leerles una entrevista es casi tan interesante cómo escucharles.

Fotografía promocional de Complejo de Electra

Más publicaciones de Carolina Cadenas Pazos

Un país en mi bandcamp: Valladolid

Quinto episodio de las andanzas por bandcamp en búsqueda de canciones. Esta...
Leer más