Sobredosis de Soda: Un homenaje en clave de amor

Sobredosis de Soda Stereo

Sobredosis de Soda, banda homenaje a Soda Stereo, es vista como una de las mejores de la escena argentina. Con doce años de trayectoria, su historia remite al amor y a la pasión que llevó a estos tres pibes a tomar el timón de un barco que navega por los clásicos y los lados B de la emblemática banda. Charlamos con su mentor y voz cantante, Mariano Albergoli, antes del show especial Gustavo Cerati en Buenos Aires, y he aquí el resultado de sus palabras.


S: ¿Cómo nace este homenaje a Soda Stereo?

M: La idea del homenaje surgió a  partir de inquietudes diversas. Sobredosis de Soda debuta en 2005 y anterior a eso hubo dos momentos  claves. Uno de ellos tiene que ver con una banda en la cual estaba y se disuelve en 2003, y en ese momento ya me encontré en la búsqueda de mi desarrollo como cantante, en la búsqueda de generar espacios donde hacer mis canciones y demás. Y bueno, de repente me encontraba en zarpadas haciendo canciones de Soda. Otro de los momentos fue haber ido a un show de The Beats y sentir esa sensación de estar viendo a una banda que ya hacía tanto tiempo no tocaba más, ¿no? Y volverme loco. Y bueno, Soda  ya llevaba cinco o seis años de separación, y fue como un click, ¿no? Pensar que sería muy loco hacer algo así como un show, recreando el espíritu de Soda con todo lo que eso implicaba, o sea, no eran dos luces, sonido así nomás y salir a tocar. De 2003 a 2005 fue un proceso de pensar cómo hacerlo, de encontrar a mis compañeros de banda quienes al toque se sumaron, porque busqué gente que fuese fan de Soda como yo (mí primer disco se llamó Rock fue Signos), así que esa pasión que se le iba a poner al proyecto debía salir de gente como yo, yo quería que el homenaje tuviera  eso. Entonces todo empieza así, se sumaron esos mundos, y lo que si te puedo de ir es que no me imaginaba 12 años después que pudiera haber pasado todo lo que pasó.

S: ¿Cómo recibió el público, al principio, éste homenaje?

M: Es muy contemporáneo Soda, y nosotros fuimos un poco contemporáneos al prejuicio que se fue venciendo con respecto a  las bandas tributo. Antes era como muy mal visto, se  veía a un tributo como usurpador de algo. Con el correr de los años se fue venciendo eso. Nosotros hemos tenido la suerte de tener en el escenario a artistas como Moura o Leo García, gente que de alguna manera legitima el ok del artista con una banda que homenajea, y bueno, por ahí al principio de los tiempos eso no estaba. Y bueno, también está el tema de la comparación y eso es inevitable y clave. Te están comparando con  la mejor banda  nacional de la historia, a mí me comparan con el mejor cantante que conocí y al cual no lo escuché equivocarse prácticamente nunca, entonces si te comparan con alguien que pocas veces se equivoca, como mínimo no te tenés que equivocar. Esa es la vara que mide. Así que bueno, también implica comernos algún comentario mala leche de vez en cuando. No hablo de críticas, porque estamos abiertos a las críticas buenas o malas, me pasó una vez que a la salida de un show de Vorterix me para un pibe y me dice porque​ no le había gustado el show esa noche, y me quedé hablando con él cuarenta minutos, y para mí fue importante escucharlo, con eso aprendes. Y vuelvo a lo del prejuicio, durante mucho tiempo lo hubo pero llegó el momento de parar y decir bueno, a ver, porqué la gente elije esto y va, porque nos elije. La  gente sabe que no somos Soda y nosotros no queremos que la gente crea que somos Soda, estamos homenajeándolos, y el público lo sabe pero lo vive como si fuera Soda, ¿me explico? Entonces cuando vos ves un recital de una banda que homenajea a otra y ves que va tanta gente, por algo es. Hay que analizar cuales son los factores, pero lo que es seguro que esos factores no son banales, vos encontrás a chicos de 13, 10 años en un show homenaje a Soda y los conocen por sus padres, nunca los vieron en vivo, pero quieren vivir la música de ellos en vivo. Por más que no seamos los originales. Hoy siento que hubo mucha evolución, y creo que cada vez se va a aceptar más, porque esto es como en el Colón, que se tocan todas las piezas de Mozart y nadie dice nada, al contrario, se disfruta. Así​ que en el medio de todo esto, siempre encontrás gente a la que no le gusta, pero tuvimos la suerte de que los otros fans de Soda como nosotros se hayan copado y hayan podido percibir el respeto y el amor con el que lo hacemos.

S: Y uds., en ese caso, ¿imaginaban la repercusión​?

M: En realidad, no imaginábamos el camino que hicimos, porque cuando empezamos, por ejemplo, vos podías ver qué The Beats tocaba en el Gran Rex, ¿no? y el mundo en el que se movían ellos era por lugares retrospectivos, ¿me explico? Y en nuestro caso, se empezaron a interesar por nosotros auditorios y escenarios rockeros diferentes, por eso no imaginamos lo que sucedió después. Por ejemplo, una vez tocamos en un festival donde nos pusieron con Eruca Sativa, y no pensaron que estaban juntando el agua y el aceite jaja! ¿Entendés? Pero bueno, en ese camino fuimos encontrando nuestro lugar, de hecho una  vez en Colombia tocamos en medio de una fecha en la cual eran todas bandas de metal. Por eso, hicimos camino donde no lo había, y no pudimos imaginarnos nunca lo que vendría después.

S: Quizás, esas experiencias que me contás, demuestren también la pluralidad de Soda, de la aceptación de una banda como esa en todo ámbito.

M: Sí, es palabra santa, palabra máxima.

S: Y decime, dentro del repertorio, ¿han rescatado canciones que no están dentro del inconsciente colectivo del común de la gente que ha escuchado a Soda?

M: Sí, ¡muchas! Uno aprende también del público, porque si le prestás atención a la gente, encontrás que vienen justamente a buscar eso. Si nosotros hiciéramos, por ejemplo, el repertorio de la gira El regreso de Soda, eso la gente ya lo vio cien millones de veces, entonces, cuando vos tocás ‘En el borde‘ o ‘Azulado‘ (en nuestro último show hicimos ‘Mi novia tiene bíceps‘), encontrás que esas canciones las reciben igual o con más amor que cuando tocás ‘Prófugos‘. Obviamente que esos clásicos también los piden, pero buscan más el lado B. Hemos hecho incluso una noche de exclusiva de lados B y la gente quería eso. Hay temas que Soda cantaba en la gira de cierto disco y no los tocaba más, así que está bueno rescatarlos.

S: Claro, además aquel que conoce la discografía pero nunca los vió en vivo, también quiere escuchar esas perlas.

M: ¡Sí, sí! Nosotros lo tenemos ya como una ley, una condición, los lados B tienen que ser una gran parte del show.

S: El 6 de mayo van a hacer un especial de Gustavo Cerati, ¿cómo están preparando el show, cómo se están preparando ustedes?

M: Y, casi como que cambiamos el chip. Te puedo decir que desde el lado del vocalista, Gustavo en su carrera solista para mí mutó mucho. Es casi descubrir un cantante nuevo al indagar su obra, y es un cantante nuevo a la hora de interpretarlo, como que tenés que ponerte el play list donde sea y empezar a descubrir las canciones desde otro lado, palparlas, y meterte en clima. El otro día nos juntamos justamente a ver dos conciertos, para ver ciertas cosas, cuales son las diferencias y que es lo que el proponía. Cómo artistas a la hora de hacer algo solista hizo una ruptura mucho mayor a la que hacía con Soda. Desde lo que proponía del lado del audio hasta en el escenario. Entonces por ahí a mí me pasó de querer contagiar  al grupo ¿no? Porque para este show vamos a ser siete. Y contagiarlos en el sentido de meterlos en clima y charlar entre todos sobre esto, de ver cómo queremos el show, por donde hay que llevarlo, entender porque la canción sonaba así de determinada manera en esa época. Porque por ahí hoy Bocanada es un disco moderno, pero tiene 18 años, y en ése momento para muchos fue un shock, una sorpresa, más de uno se quedó con el mentón que se le cayó, no entendían nada ¿no? Me acuerdo de la presentación en el Gran Rex y mucha gente salió sin saber si le había gustado del todo, ¿me entendés? Porque no hubo hits de Soda, no hubo ritmo, lo más arriba que tocó fue ‘Puente‘ y entonces, bueno, eso de alguna manera, cuando empezamos a ensayar, lo vimos y le buscamos la vuelta, porque nos estamos metiendo en otro lado, es otro el clima, al final de su carrera solista Gustavo sí metió más hits ponele, pero nuestra idea no era ir por ese repertorio fácil, sino ir por el otro lado. No va a faltar ‘Crimen‘, pero no vamos a hacer un show de sólo éxitos. Vamos a hacer lo mismo que con Soda, corrernos del facilísimo y decir «bueno, toquemos esa canción que se tocó solo una vez» por ejemplo.

S: Quizás eso sea un poco la clave de la respuesta del público ¿no? Porque saben que no van a encontrar el facilísimo en esta banda homenaje, sino un trabajo previo.

M: Sí, nosotros hacemos hincapié en ello, y quiénes han venido a vernos seguido saben que de nuestra parte siempre hay un trabajo previo. Hay mucho respeto. A mí me pasa como público de querer sorprenderme  con un artista cada vez que lo voy a  ver, entonces me gusta eso. Y alguna vez lo escuché a Gustavo que decía «si no me sorprendo a mí mismo, no voy a sorprender a nadie» y con la música tenemos que tener sorpresa.

S: Después del 6, ¿van a seguir girando?

M: Sí, sigue el año, vamos a hacer un breve paréntesis en julio y ya para agosto vamos a salir al ruedo con muchos shows. Volvemos al Gran Rex, todavía no hay fecha confirmada, y va a haber gira por el interior, nos vamos a Chile, posiblemente México. Volvemos a algunas ciudades de Argentina a las cuales no habíamos podido volver y lo bueno es que esta vez vamos a poder llevar el espectáculo completo. Porque pasa que muchas veces llevan a las bandas, con suerte un sonidista, pero nada más. Ésta vez para nosotros es diferente, estamos en un nivel dónde podemos llevar nuestro shows a pleno, cómo se ve en un vídeo, y eso está buenísimo, no es que sea una  cuestión de capricho llevar todo, sino es una cuestión de respeto por el público, a veces los que arman shows y llevan bandas no tienen ese mismo respeto, por eso estamos muy contentos de poder llevar  un show integral a esas ciudades.

S: México es uno de esos lugares donde imagino la banda tiene mucha más repercusión ¿no? Los mexicanos son muy soderos.

M: Sí, además, nos pasa algo rarísimo, tenemos como cuarenta mil seguidores en la página de la banda que son mexicanos, ¡y nunca hemos ido a México! Así que eso demuestra lo que es esa plaza. Lo mismo pasa en Colombia, hemos ido tres veces, dos a Bogotá y una a Medellín y fue hermoso.

S: Para ir terminando, te dejo un espacio para lo que  vos quieras decir, el mensaje que quieras​ dejar al público.

M: A los que no nos conocen yo les quiero repetir que esto es un show de tres fans de Soda hecho para el resto de los fans. Para el que quiera venir y aceptar la fantasía y el viaje en el tiempo y cantar juntos. Sin ningún tipo de demagogia, quiero decir que esto es un concierto para todos, disfrutamos mucho de ver al público contento. Quienes no nos vieron nunca, vengan, que van a ver a res pibes que eligieron por admiración hacer lo que hacen.

 

Link Fan Page S.D.S: https://www.facebook.com/SobredosisDeSodaTributo/

Por: Susana Isabel, para El Ukelele y Hagamos Ruido, Somos Rock (Argentina)

Fotos: Zorro Uno

Escrito por
More from Susana Isabel

Mil Abejas, pop rock desde Buenos Aires

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Mil Abejas, pop rock chispeante y directo...
Leer más