Neuman vuelven triunfantes a Murcia junto a Ken Stringfellow

Neuman

Cuando decimos que Murcia tiene muy buena acogida en cuanto a conciertos sin importar el día que sea, no bromeamos. Pudimos comprobarlo este jueves en la mítica sala 12 y Medio con Neuman junto a Ken Stringfellow y Autumn Comets como grupo invitado. Unos teloneros de lujo, un grupo que jugaba en casa después de tanto tiempo y el líder de The Posies en una misma noche, ¿qué más se puede pedir?


Tras un ligero retraso con las pruebas de sonido, da comienzo el espectáculo. Con una sala aún por llenar, salen los invitados para presentar Moriréis en Camboya (2013), su nuevo trabajo. No hay que subestimar a los de Madrid, pues aunque sólo tengan dos discos a sus espaldas, llevan unos seis años tocando (curiosamente es la primera vez que tocan aquí), y esas cosas se notan. Su estilo folk mezclado con ese indie-rock instrumental no dejaba indiferente a un público que se encontraba en las barras de bar tomando una cerveza, pero que poco a poco iba siendo más numeroso y aproximándose cada vez más al escenario. Comenzando con ‘This is for Everything’, dieron un breve concierto en el que destacaron ‘Snakes at 3:00 A.M.’ y ‘I Can’t Solve Your Problems Anymore’ de A Perfect Trampoline Jump (2010) entre otras, finalizando con una estridente y desgarradora melodía instrumental que el cantante concluyó lanzando su guitarra en un momento de “rabia”. Esperamos volver a ver pronto a Autumn Comets por el sur (mención especial para el violinista).

Tras una breve pausa y una sala que se había llenado hasta la bandera, llegó el gran momento, un viaje que duraría poco más de dos horas. Paco y los suyos suben al escenario acompañados de un Ken vestido para la ocasión, con traje y corbata, derrochando elegancia. Abrieron el concierto con ‘You Fill My Heart’,  una de las canciones del nuevo álbum Bye Fear/Hi Love (2013) en el que ambos han trabajado juntos. ‘Jane’ de The Family Plot (2012) secundaría este comienzo, pero enseguida volverían al más reciente con ‘Hell’, esa canción que hace moverse a cualquiera con sólo escuchar los primeros segundos de batería. No hace falta decir que tras este enérgico comienzo ya se habían metido al público en el bolsillo, sobre todo si contamos que Ken que se mostraba algo bromista (“Paco, han pasado diez minutos, ¿puedo beber ya?”), continuando el show con ‘You’re The Gold’ de su disco en solitario Dancing In The Moonlight (2012) y por supuesto con uno de sus éxitos al frente de The Posies, ‘Earlier tan Expected’.

La noche aguardaba algunas sorpresas, como la aparición de una invitada para cantar un dueto junto a Ken Stringfellow, ‘Doesn’t It Remind You Of Something’ sería la encargada de bajar las revoluciones, precedida por el primer disco (Plastic Heaven de 2010) de los locales Neuman, ‘I Have The Will’. También hubo tiempo para ponernos melancólicos con ‘Ingrid’. Llegando al final de una intensa primera parte, volvemos a escuchar las dos caras del guitarrista californiano combinando su carrera en solitario con la de The Posies, una con ‘Superwise’ y otra con ‘Precious Moments’ de Alive Before The Iceberg (1999). Bajando así del escenario tras ‘Crab Kiss & Final Song’, que fue de menos a más incrementando la velocidad y la intensidad.

Se notaba que Neuman se sentían a gusto tocando en casa, ya que sin apenas descanso volvieron a aparecer para continuar con la canción que da nombre a su último trabajo, Bye Fear/Hi Love. Tal vez algunos empezaran a echar de menos algún sitio donde sentarse, pero Ken tampoco daba tregua tocando más temas de su grupo como ‘Please Return It’ (Amazing Disgrace de 2011) y ‘Solar Sister’ (Frosting On The Beater de 1993). Finaliza nuestro viaje con un grupo y guitarrista entre vítores que se disponían a tocar ‘Sil Fono’, esa canción capaz de envolver a la gente en una atmósfera hipnótica que puso la guinda final gracias a los efectos y el dominio de Ken con la guitarra. No faltaron temas como ‘Friends’ y ‘The Family Plot’, además de una nueva canción que tuvimos la oportunidad de escuchar.

No podríamos sacar ningún defecto de este concierto, pues se podría decir que fue un reencuentro que lo tenía todo. Cabe destacar que tras finalizar el concierto, Ken bajó del escenario para estar cerca de la gente que fue a verle, charlar, firmar autógrafos y hacerse fotos con sus seguidores en vez de subir al camerino, esas cosas se valoran. Esperamos que sigan trabajando juntos por mucho tiempo y poder verles de nuevo en la capital.

Más publicaciones de Alberto Hernández

El festival Ventepijo presenta el cartel de su segunda edición

Música, gastronomía y fiesta se mezclarán el 11 de junio en la...
Leer más