Distancias cortas: Travellin’ Brothers, de nuevo

travellin' brothers

Entrevistamos de nuevo a Travellin’ Brothers con motivo de la publicación de su último trabajo, One Day in Norway. Maravilloso.


Dos años después del primer encuentro con Travellin’ Brothers, una sigue enganchada a su pasión por la música y su manera de universalizar su sonido hasta rincones que ni en sus mejores sueños hubieran imaginado. One Day in Norway, su último trabajo, se creó como un torbellino y de este modo va creando adeptos mediante el boca-oreja más allá de las fronteras de su querido Euskadi. Hace unas semanas estuvimos de cháchara virtual (¡ay, las visitas imprevistas!) y esto es lo que nos contaron sobre sus planes de presente y de futuro.

Hace un año fuisteis elegidos como los ganadores del European Blues Challenge. ¿Os ha cambiado la vida desde entonces?

Claro que si, por lo menos en alguna medida, negarlo sería mentir. Es cierto que llevamos una carrera de fondo, con mucho curro a nuestras espaldas y hemos ido abriendo camino poco a poco, pero este premio nos ha ayudado a rematar todo ese trabajo y nos ha abierto unas cuantas puertas de una sola vez. Ahora mismo, nuestra presencia en el circuito europeo es un hecho y ha hecho que exista una gran expectación por vernos en directo en muchos lugares de Europa.

Cuando empezasteis, ¿fuisteis tan visionarios como para saber que ibais a llegar adonde habéis llegado? (y lo que queda)

Evidentemente no, no lo sabíamos a ciencia cierta, aunque somos de Bilbao (risas). Pero es innegable que eran nuestros sueños, y desde el principio nos marcamos una hoja de ruta, una manera de trabajar, que hemos ido cumpliendo para poder llegar hasta aquí. Lo hemos puesto todo, medios, trabajo, etc, y al final, los frutos están aquí. También hemos tenido esa pizca de suerte necesaria en todo, y mucha gente que nos ha ayudado a lo largo de estos años, todos ellos y ellas saben quiénes son y gracias a todos y todas, estamos aquí.

Travellin’ Brothers acaba de publicar One Day in Norway, trabajo que se ha grabado en una sola toma, ¿hicieron falta tilas antes de ponerse a grabar? ¿Era necesario grabar en un sólo día de manera tan ‘agónica’ por una ‘simple’ mesa de grabación? (risas)

Bueno, como te decía en una pregunta anterior, somos gente que nos lo curramos mucho y tenemos nuestra hoja de ruta trazada y ahí vamos con todo. Pero al ganar el premio europeo todos los planes saltaron por todos los aires, y tuvimos que reaccionar muy rápidamente, estábamos en marzo y teníamos el año completo de conciertos, sin ningún hueco y el estudio reservado 15 días en noviembre, pero, claro, había que encajar todos los conciertos derivados del premio, malabarismos es lo mínimo que tuvimos que hacer (risas). Por supuesto ya no podíamos parar para grabar el disco relajadamente y por eso decidimos grabarlo en un día, aprovechando una vez más las circunstancias, teníamos un festival en Notodden, allí había un estudio que encajaba con lo que nos habíamos propuesto hacer, así que decidimos modificar los planes y hacerlo así. La verdad es que fue muy estresante pero muy gratificante a la vez, estamos encantados con el resultado, nos salió una jugada maestra (risas).

El tema elegido como adelanto es ‘The best is yet to come’. ¿Un pronóstico de vuestra realidad? Según estoy mirando fechas, tomarse un café con vosotros va a estar complicado en este año.

Efectivamente, es una gran letra de Jon, que refleja el sentir de la banda, siempre disfrutamos mucho con lo que hacemos en cada momento y afrontamos siempre el futuro con gran ilusión y seguros de que nos esperan grandes aventuras por vivir en esto de la música, somos muy afortunados por ello. Aunque cada vez que afrontamos un disco o una gira tenemos las dudas normales de si seremos capaces de superar lo anterior, por suerte, hasta ahora siempre ha sido así, la gira anterior de Magnolia Route (con 2 años con más de 120 conciertos en 11 países) parecía insuperable para nosotros en un principio, pero para esta nueva gira que estamos empezando con One Day In Norway, ya tenemos conciertos hasta 2017 en más de 14 países así que una vez más, lo mejor está por llegar…

Y lo del café, también tiene sus ventajas, te lo puedes tomar con nosotros en lugares tan increíbles como Suecia, Bélgica, en un crucero por Noruega o vete a saber donde (risas).

Habéis fundado vuestro propio sello, Magnolia Records. ¿Necesidad de independencia o de afrontar nuevos retos?

Un poco de ambas, hasta ahora en Gaztelupeko Hotsak, compañía con la que hemos sacado nuestros últimos cuatro discos, hemos estado muy a gusto, pero teníamos necesidades que creíamos que por nosotros mismos las podíamos afrontar mejor, además nos permite controlar todas las facetas de nuestra carrera y esta era la única que nos faltaba.

Según he leído, en Noruega hay más de 150 clubs de jazz, ¿vuestro próximo objetivo podría ser el de tocar en todos ellos? Aquí dando ideas…

Así es, eso nos han contado y tenemos una curiosidad muy grande por conocerlos todos y cada uno de ellos. Curiosamente estamos entrando en el norte de Europa a través de festivales muy potentes, probablemente gracias al premio europeo, cuando lo más normal sería hacerlo primero en los clubes y poco a poco ir entrando en los festivales. Lógicamente no nos vamos a quejar, estamos en una situación ideal y ya habrá tiempo de ir descubriendo todos esos clubes.

Junto con el disco también incluís un documental con imágenes vuestras de los últimos años. ¿Cómo surgió la idea?

Desde que grabamos Magnolia Route, vimos que era un discazo, que nos iba a reportar grandes alegrías y nos iba a permitir dar otro salto de calidad en todos los sentidos, incluido el de la agenda, cuando comenzamos a cerrar fechas para 2014 y 2015, nos percatamos del lujo de gira que nos estaba quedando y nos apetecía mucho que quedara en nuestras memorias para siempre. Tenemos un buen amigo fotógrafo, Alex Rodríguez Cruz, al que le comentamos nuestro plan, y se unió como uno más a la gira para ocuparse de dejar fotografías y videos como testigo de nuestras andanzas. Cuando decidimos fundar nuestro sello discográfico, decidimos que un dvd resumen de esa gira podría ser un buen regalo para nuestros fans, y por eso decidimos incluirlo en el cd y en el vinilo de One Day in Norway.

¿Qué discos o artistas recomendaríais a los jóvenes para que se acercaran a estos otros estilos ‘minoritarios’ como el jazz o el blues?

 La verdad que esta pregunta es muy complicada, resumir los gustos de los 6 es una misión casi imposible. Yo lo que recomendaría mas allá de los nombres, es que miren hacia atrás, que investiguen en los artistas que les molan a día de hoy y comprueben de donde vienen sus influencias, seguro que descubren nuevos artistas pasados que sirvieron de inspiración a sus ídolos actuales…. Con estos nuevos artistas descubiertos, a su vez, otra mirada atrás y así sucesivamente, y acabas llegando a los orígenes de toda la música de raíz americana. Es así como lo hemos hecho nosotros, en tiempos en los que no existía Spotify, Youtube, etc., hoy en día es muy fácil hacer ese camino hacia atrás y descubrir grandes artistas.

Por decirte un nombre que nos une a los 6 te diría Ray Charles, el bebió de todo, del Jazz, del blues, del soul, del góspel, del country, creo que resume muy bien toda la música que nos gusta y es un espejo en el que nos miramos mucho.

El pasado 5 de marzo estuvisteis en la jornada de puertas abiertas de Cervezas La Cibeles. ¿Cómo resultó el maridaje de cerveza y blues?

Pues muy bien la verdad, no te voy a engañar (risas). David y toda la gente que trabaja para él haciendo esta cerveza tan rica son gente majísima, nos trataron de lujo, lo pasamos muy bien, la fiesta fue un éxito rotundo, estaba hasta los topes, dimos un buen concierto con mucha gente amante de la música. Además os podemos asegurar que la cerveza La Cibeles es de las mejorcitas que hemos probado, y eso que últimamente viajamos a muchos países cerveceros y esta a la altura de las mejores.travel_fechas

¿Cuándo podremos disfrutar de vuestro directo en España?

La verdad es que este año vamos a estar complicados de ver ya que tenemos muchas fechas por Europa pero haremos algunas cosillas antes del verano y quizá en la última parte del año, haremos más conciertos por toda España en salas y clubes. Por ahora, lo que está confirmado y se puede anunciar es que el 3 y 5 de junio estaremos en la Sala Clamores de Madrid, el 4 de Junio en el festival de blues de Benicassim. Ya en Julio estaremos el 14 de Julio en el festival de Blues de Getxo en Euskadi, y a finales de julio estaremos por Catalunya y Murcia, aunque de estos todavía no se pueden anunciar, podéis estar atentos a la web de Travellin’ Brotherswww.travellinbrothers.com, cada poco vamos añadiendo información, también lo hacemos por facebook y twitter.

Para terminar, como es habitual, ¿a quién os gustaría que entrevistásemos?

La ultima vez te comentamos Anaut, y lo volveríamos a decir, nos gusta mucho, pero como hay mas bandas que nos gustan mucho, te comentamos un par y elegís vosotros. Una de las bandas es A Contra Blues de Barcelona, son muy muy buenos y somos muy fans…La otra son también muy muy buenos, quizá menos conocidos, pero poco a poco se van dando a conocer y calidad tienen de sobra, se llaman Still River, son de Getxo, Vizcaya, y además de buenos, son grandes colegas.

Más publicaciones de Carolina Cadenas Pazos

Un país en mi bandcamp: Alicante

Octavo episodio de las andanzas por bandcamp en búsqueda de canciones. Esta...
Leer más