Entrevistamos a Tigres Leones: desmadejando La Catastrofía

Tigres Leones
Fotografía promocional.

Que Tigres Leones tienen mucho que decir en el panorama musical español es una conclusión que se extrae inmediatamente tras escuchar La Catastrofía. Así que aprovechamos una soleada tarde invernal y festivalera, para interrogarles acerca de su último álbum y de otros asuntos más mundanos.


Vamos a romper el hielo chicos, ¿cuál es la canción favorita de Torrebruno para Tigres Leones?
Javi: (risas) Aparte de Tigres Leones yo no conozco ninguna.
Luismi: Había una así que decía como un nombre, ¿Johny Carmona?. Tenía una muy chula que tenía nombre y apellido italianos, pero no recuerdo cómo se llamaba.

Y ya, entrando en materia, en Disco Grande de Radio 3 dijisteis que habíais mantenido la forma de componer con respecto a Mucho Spirito, pero en La Catastrofía se nota más cohesión entre canción y canción. ¿De dónde nace esa redondez?
Luismi: Yo creo que tiene que ver con el tiempo que llevamos juntos. Javi y yo seguimos componiendo por separado, porque yo compongo para que cante Javi, y Javi también compone para que cante Javi .
Javi: (risas) Somos el grupo perfecto.
Luismi: Entonces sí que seguimos componiendo igual, pero no hay ningún pensamiento detrás.
Javi: A ver había una forma de cohesión, que era básicamente la de usar la guitarra acústica y doblar la voz. Era lo más elemental que vi que iba a hacer en todas las canciones excepto en una. La verdad es que no sé, me sonaba bien. Lo diferente es que en este disco está Paco, que antes no formaba parte del grupo, y que quizás con su forma de tocar nos haya llevado más hacia otro rollo. También es cierto que lleva un tiempo encontrar un estilo, cuando un grupo entra en el estudio no lo sabes todo.
Luismi: Es un poco automático, llevas dos años, tres años, o cuatro que llevamos ya, y encuentras tu estilo. Y no porque lo busques, sino porque a raíz de trabajar lo encuentras. Sí que es verdad que el primero era un poco más heterogéneo, pero con respecto a la composición no hay diferencia. Quizás Javi se ha vuelto en este segundo disco (risas) más hardcoreta y yo un poquito más punkero, y entonces nos encontramos en la mitad. Bueno, esto es todo un análisis superficial.
Javi: Sí bueno, ahora estoy volviendo al pop otra vez.

Entonces, siguiendo un poco la línea de lo dicho, ¿qué efectos ha tenido en Tigres Leones ese cambio en la batería?
Paco: Yo he seguido la línea de Rosa, aunque es verdad que toco diferente a ella. Pero ha sido más un trabajo de grupo.

Una de las grandes señas de identidad de La Catastrofía son las voces dobladas, ¿cómo pensáis llevarla al directo?
Javi: Pffff mal, mal estamos en ello. Me he traído un pedal para probarlo pero a Paco le parece demasiado artificial. De hecho el otro día lo estábamos probando y me estaba diciendo otro truco para que lo haga el técnico por la mesa. También es verdad que nosotros enfocamos los directos muy diferentes a lo que es el disco, los hacemos más bestia.

Sé que en el concierto de presentación del álbum hubo una versión de Julio Iglesias, ¿habéis ligado más desde entonces?
Javi: Fue un poco casual, la hizo La Bien Querida, es una versión suya de hecho, y nos la propuso para hacerla en el concierto, quedó muy chula. Y bueno, se liga igual (risas).

El título del disco hace alusión a Los Simpsons, ¿cómo encaja en lo que es álbum?
Luismi: Siempre me acuerdo de lo que dice el Señor Abeja, y joder, tiene gracia porque es de Los Simpsons. La traslación a lo que es el disco existió, y es que nos costó mucho grabarlo. De hecho lo grabamos entre dos estudios.
Paco: Pero bueno, la experiencia con respecto a esto fue muy buena.
Javi: Fue una cuestión más de agenda, de calendarios. La nuestra no encajaba con la del estudio.
Luismi: Pero ambos fueron geniales, tanto Estudios B como Ramón (DGR Sónica).

La Catastrofía de Tigres Leones
Diseño de David Sánchez

En un principio, para La Catastrofía, habíais pensado en una portada de estilo barroco, y al final os habéis quedado con una bastante simple, pero muy identificable. ¿Cómo surgió ese cambio?
Luismi: A David Sánchez lo vimos en una exposición de artistas que hacían carteles publicitarios, cuando aún estaba Rosa en el grupo, y pensamos en él para la portada. Se lo propusimos, y cuando vimos el primer boceto dijimos “flama”.
Javi: La verdad es que no le dimos más vueltas, dijimos que nos flipaba y ya está.

En el álbum hay muchas colaboraciones, tanto en voces como en composiciones, ¿cómo lo habéis gestionado para que todo encaje?
Javi: Ha sido muy fácil. Con La Bien Querida fue a través de un amigo nuestro, Raúl, porque pensamos que su voz podía funcionar bastante bien. A ella le gustó mucho la canción y grabó. Su voz la grabamos además en dos horas. Con Javi de Juventud Juché como es colega, fue muy fácil, en un momento en el estudio. Con Albert de Gúdar, coincidí en el Primavera Sound, y lo grabé también en nada en su estudio en el Poble Nou. Fue muy sencillo, eran todos amigos quitando a Ana, que cuando la hemos conocido también ha resultado ser majísima.

Una cuestión muy importante para la difusión del disco ha sido el videoclip de ‘Marte’ que lo hicistéis con Miguel Esteban. ¿Cómo os tomáis el éxito del vídeo? ¿Creéis que hay algún matiz negativo?
Javi: Lo veo todo positivo. De hecho ha habido más escuchas del resto de canciones del disco a través del vídeo, que de otras formas. Lo mismo hay gente a la que no le interesa el resto de la música, y se van solo al vídeo, que es una forma de que escuchen a Tigres Leones también.

Para el nuevo vídeo, pese al buen trabajo de Miguel Esteban con ‘Marte’ y también con ‘Anna Casteller’, habéis cambiado de director, siendo Aitor Gutiérrez el encargado de dirigir ‘Fiesta’. El enfoque ha sido distinto, ¿ha habido algún motivo concreto para cambiar?
Javi: A mí este videoclip no me parece comparable. Entiendo que es más clásico, más al uso, pero me parece de la hostia.
Luismi: Aitor y Miguel son muy diferentes. Miguel ha hecho bastantes vídeos además, y nos lo pidió hace mucho tiempo. Se fue a grabarlo a Benidorm, y el desarrollo ha sido complejo, aparece más gente, tuvo producción, tuvo actores… Es más clásico en ese sentido sí, pero igual de bizarro, y maravilloso.
Javi: El de ‘Marte’ es que fue viral, como los gatitos que hacen tonterías por internet. Nosotros en realidad lo único que hemos hecho ha sido aportar la música, los directores han tenido libertad absoluta para crear la obra.

Volviendo a lo musical, las influencias que se os intuyen oscilan entre el sonido de la década de los 60 y la de los 90. ¿Con qué música de cada época os quedáis? ¿A quién atribuís las influencias de La Catastrofía?
Javi: Cada uno tenemos nuestros favoritos. Los míos están muy claros desde hace años.
Luismi: A mí me gustan más los 60 que los 90. Me gusta mucho Love, el sonido de su guitarra, especialmente el de su segundo álbum. Y de los 90 no escucho mucho, en realidad escucho más de comienzos de los 80.
Javi: Es que las construcciones dependen de las canciones. Algunas te llevarán a una época por unos motivos, y otras te recordarán a un momento temporal diferente. Por ejemplo mi grupo favorito de los 90 es Niño Gusano, que es capaz de coger cosas de los 60 y a la vez es un grupo de los 90. Es cierto que hacían cosas diferentes a sus coetáneos, porque los 90 fueron muchas cosas. La década no solo fueron Los Planetas. Ahora por ejemplo también estoy oyendo grupos de principios de los 90 americanos, así más clásicos, que en su momento no me llamaron tanto la atención. De los 60 están Syd Barrett, Love, The Kinks… Un poco un batiburrillo.

A la hora de componer, ¿cómo la hacéis? ¿Primero letra? ¿Depende de quién lo haga?
Luismi: Yo trabajo con la melodía y la lleno de letra. Pero cuando llegamos al ensayo, ya lo hacemos con la canción hecha. A veces le damos otra orientación, pero poco más.
Javi: A mí en alguna ocasión sí que me ha pasado con alguna canción el tener que pasársela a Luismi para que me hiciese la letra. A mí me salen más canciones que letras, y luego con Iker siempre le digo que una siempre haga la letra. La hace con libertad y sale lo que sale, es como un clásico.

Las letras de Tigres Leones siempre se han tildado -y no sin razón- de ser un tanto surrealistas, pero también aparecen entre ellas mensajes certeros. ¿Buscáis sorprender al oyente?
Luismi: Las mías no tienen mensaje. Yo no busco ese objetivo, a mí me parece muy jodido acabar una letra. Es muy jodido acabar una letra, que rime, que se ajuste a la melodía, que esté bien, y que encima tenga un mensaje.
Javi: Es que depende de lo que entiendas por mensaje. A veces uno intenta darle vueltas al mismo tema dentro de la canción, mientras que otras lo que hago es meter cosas, y suelto muchas ideas como si estuviera divagando. No es un tema al que le de mucha importancia. Se la doy, sí, y yo sé lo que estoy queriendo decir cuando canto, pero tampoco me preocupa que no se entienda nada (risas).

De tocar viven Bisbal, La Pantoja… Y Julio Iglesias que supervive, si es que la palabra existe.

Volviendo al directo, ¿cómo pensáis llevar el sonido de las acústicas que tan buen resultado han dado en el estudio?
Javi: Ahora mismo, con nosotros tres, no hay. En el directo vamos a otra cosa, más directos a por la canción. Y no es que en el estudio hayamos hecho cosas súper barrocas, porque la función que tiene la guitarra acústica es rítmica.
Luismi: En el estudio es que la acústica tiene un efecto colchón, y como ha dicho Javi, su función es rítmica. En el disco realmente no tiene mucho protagonismo, pero a la vez siempre está ahí, la escuchas. El objetivo también es que Javi pueda ponerse y tocarla solo en acústico, por muy brutos que nos pongamos en el directo. Con este método, cuando estás componiendo en un grupo, tienes hecho lo que es el 60% de la canción. Después puedes convertirla en metal, en electrónica… Es una canción al fin y al cabo.

Los festivales son el gran evento musical de la escena española, estáis confirmados para el Sonorama, ¿hay alguna cita más para el verano? ¿y para la gira de presentación que estáis llevando a cabo actualmente?
Javi: Hay un par de festivales más, pero no se pueden decir. Tocaremos de nuevo en Madrid, en un festival en Galicia, en Zaragoza, en Valencia….

Pese a que hay una especie de boom musical, pocos músicos viven de esta, ¿de qué comen Tigres Leones? Si es que se puede saber, claro.
Paco: Yo soy maestro.
Javi: Yo trabajo en publicidad.
Luismi: Yo trabajo de guionista.
Javi: No hay muchos grupos indies en España que vivan de esto.
Paco: Sí, de tocar no se vive. Algunos pueden dar clases, dedicarse a grabar… Pero de lo que es tocar no se vive.
Javi: De tocar viven Bisbal, La Pantoja… Y Julio Iglesias que supervive, si es que la palabra existe (risas).

Para cerrar la entrevista, vamos a por la pregunta más importante. ¿Por qué cerveza mataríais?
Luismi: Yo Alhambra.
Javi: Yo voy más por el vino, en especial el Rioja.
Paco: Yo Estrella Galicia.
Javi: De hecho, con respecto al videoclip de ‘Marte’, yo he dicho lo del vino como Alaska y Mario; Paco, Estrella Galicia, como Leiva; y Luismi dice Alhambra… Aunque  ninguno dice Alhambra (risas). Pero bueno, quizás la más rica sea la Alhambra, sí.

Aquí puedes leer nuestra reseña de La Catastrofía de Tigres Leones, y aquí el álbum de forma gratuita.

Más publicaciones de José Domínguez

Jay Watson (Tame Impala) vuela en solitario con GUM

Jay Watson, guitarrista y encargado del sintetizador en Tame Impala y Pond,...
Leer más