Un día en el Deleste


Ya consolidado en Valencia el Deleste logra conectar el fin de los festivales de verano con el inicio de la temporada de conciertos en salas.


Año tras año ha logrado completar carteles con lo más interesante del panorama patrio, quizá el próximo paso sea fichar algún artista internacional de lo cual estamos seguro que serán capaces. Apuestan por la escena local y conjugan una mezcla de estilos que engloba desde los conciertos del Deleste Kids hasta la electrónica más actual, aunque ante todo se apuesta por el r&r en todas sus vertientes.

Cabe decir que la localización del festival es un valor añadido. El teatro de la Rambleta ofrece un enclave inmejorable para ofrecer un evento de este tipo, desde su terraza exterior, el lounge o el auditori principal cuya acústica convence hasta los más sibaritas.

La jornada del viernes arranca a las 19h, temprano para los currelas, pero nos da tiempo a llegar. Pau Vallvé ya está en el auditori presentando su nuevo y autoeditado trabajo. Para este álbum el cantautor abandona la ciudad condal para retirarse a Banyoles donde factura un trabajo íntimo y preciosista que nos deja con buen sabor de boca en nuestros asientos.

Los siguiente en tocar en el auditori serán Modelo de Respuesta Polar que dedican el concierto a sus amigos, los organizadores del festival. Y la verdad es que se nota gran apoyo de la afición local.

El siguiente era uno de los platos fuertes de la noche, al menos para los que conocíamos de lo que eran capaces Za! sobre un escenario. Les tocaba cerrar los conciertos en el auditori el viernes y prepararon una experiencia digna del lugar, y es que las actuaciones del dúo son más que eso, son una experiencia para el público que asiste a ellos. Ante el asombro de la platea los Za! bajaron desde la parte alta a ritmo de improvisación de trompeta y clarinete. La banda, como nos tiene acostumbrados, hace de la improvisación su arte y se nota que cada vez están más curtidos en este arte. Su concierto giró a ritmo de jazz con toques de tropicalismo y por momentos se pusieron serios con bases industriales más contundentes. Conforme avanzaba la actuación todo aquel que había salido de la sala después del concierto anterior volvía y quedaba prendado de lo ofrecido por el dúo catalán. En definitiva, el concierto fue toda una experiencia Za!.

IMG-20141030-WA0005 

Una vez cerrado el auditori les tocaba a Pony Bravo inaugurar el escenario Jagermeister. Con un sonido mermado por la acústica del lugar los Pony Bravo caldearon el ambiente al ritmo de ‘Noche de Setas’, ‘Mangosta’ y otros temas de su disco debut que hicieron las delicias del público y que hace inevitable que les compare con los grandísimos The Doors. Quedó claro que su segundo disco también era bien recibido al ver la reacción de los presentes ante ‘Turista ven a Sevilla’, ‘Eurovegas’ o ‘El Político Neoliberal’. La culminación llegó con ‘La Rave de Dios’, convertida en todo un himno de la banda.

 La noche avanzaba y con cada concierto nos iba quedando un muy buen sabor de boca de lo vivido en el festival. Ahora quedaba la incertidumbre de lo que serían capaces de hacer Belako. ¡Y fueron la hostia! Como salidos de la School of Rock de Jack Black, los 4 jovenzuelos nos dejaron a todos con la boca abierta y los tímpanos resentidos. Belako suenan a muchas cosas, a grunge, a indie, a disco pero sobretodo son punk, muy punk. Con una formación de teclados, guitarra, bajo y batería los dos chicos y dos chicas nos regalaron un concierto en el que se les vió darlo todo sobre el escenario con muy buen saber hacer y saber estar pese a su corta edad. Nos regalaron una versión del ‘Sinnerman’ de Nina Simone y se dieron el lujo de dejar para el final los dos temas más conocidos de su disco debut. ¡Todo un gustazo! Una banda a seguir bien de cerca que apunta muy muy alto.

IMG-20141030-WA0000 

Tras los corrillos formados para comentar la incredulidad del concierto que habíamos acabado de presenciar la banda navarra subió al escenario. Sin duda el plato fuerte de la noche. Poco más cabe decir de El Columpio Asesino que no se haya dicho. Con el mejor sonido de la noche en dicho escenario la banda navarra ofrece un concierto muy profesional repasando las canciones de su último disco. Temas como Babel animan al público presente, pero es cuando empiezan a repasar sus anteriores discos cuando la gente se deja llevar cantando y bailando sus hits. ‘Your mind is Dead’ de su primer disco, ‘Diamantes’, ‘Toro’ y ‘Vamos’ desatan la locura del público presente. Ofrecieron un bis tras la insistencia del público en el que sonaron ‘Cha Cha Cha’ y ‘Floto’ para cerrar el concierto.


Esperamos con ansia lo que nos ofrecerá el año que viene el Deleste.

Escrito por
Más publicaciones de ElUkelele

Ivan Ferreiro en el MAZ Basauri

El festival MAZ Basauri daba sus últimos coletazos con Iván Ferreiro. Después...
Leer más