Un país en mi Bandcamp: Navarra

Un País en mi Bandcamp Navarra

Nuevo capítulo sobre descubrimientos (o no tanto) en el mundo Bandcamp. Desde Navarra con Somos Trinidad, Monte del Oso y Pow Pow Pows.


Ni en sueños llegaré a ser una Labordeta de los sonidos nacionales, pero ya que es posible viajar desde cualquier dispositivo (llámese libro, llámese ordenador portátil o ‘cualquier-cacharro-que-creen-desde-Mac’), ¿qué mejor que brujulear por los caminos inescrutables que Bandcamp nos ha ofrecido? En esta cuarta etapa, servidora sube al norte y marca Pamplona y alrededores como centro de operaciones. Desde Navarra encontramos a Somos Trinidad, Monte del Oso y Pow Pow Pows como tres alternativas de lo más recomendables.

Somos Trinidad fueron un flechazo tras conocer que en primer término Mikel toca la guitarra, Adolfo toca el bajo, Ion toca la batería; y en segundo, Mikel canta, Adolfo corea y, finalmente, Ion se lamenta. Después apareció, una vez más, Diego R.J. como señal para que escuchase espía y desamor, su última entrega. El disco ha sido producido por Jorge Explosión en Circo Perrotti y tiene ese tempo y oscuridad que tanto gustan en las tardes sotaniles. ‘Megan’ tiene un fondo bluesero que ensambla a la perfección con el rock expuesto en temas como ‘Me entrego’. Si su cachondismo vía redes sociales se amplía a sus directos, deseandito de que bajen por los Madriles.

Monte del Oso, sin embargo, visitaron la capital hace bien poco como teloneros de los veteranos Buzzcocks (Sound Isidro, ¡qué hermoso eres!). Y es que la publicación de su primer capitulo, Esto tiene que doler, supuso un grato descubrimiento para la crítica  nacional. Trío de power-pop afincado en Pamplona y amantes del indie-rock americano de las últimas décadas del XX, empezaron a ensayar en 2014 bajo el signo de Sonic Youth y Dinosaur Jr. Los que auguraban una banda de futuro no iban mal encaminados. Y si no, nada mejor que empaparse de Existen moscas que se relajan durante el vuelo (ni rastro del surrealismo de Dalí ni de Óscar Domínguez en las letras):

Igual recibo alguna que otra colleja al hablar de Pow Pow Pows como de una banda emergente ya que los cuatro componentes del grupo navarro tienen tras sus espaldas años y años de grabaciones, directos y ensayos como parte integrante de mitos como Señor No. Electric Riders o Mermaid. Sin embargo, este nuevo proyecto tan sólo cuenta con dos publicaciones, Animales fantásticos y su reciente ep homónimo con el que rejuvenecen, una vez más, bajo el amparo de un rock luminoso de aires sesenteros. Impecables en la lírica, la composición y la ejecución. Tanto que una se pregunta si nació en la década adecuada.

More from Carolina Cadenas Pazos

Doble plan con Lost Art of Murder

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Los catalanes Lost Art of Murder aprovechan...
Leer más