Nota a Pecker (entrevista)

Nota a Pecker:

Desde El Ukelele estamos muy agradecidos de antemano por el tiempo que vas a dedicar a responder nuestras preguntas, pero queremos que sea algo diferente: una experiencia nueva para nosotros y ojalá para ti también.

Suponemos que te habrán hecho muchísimas entrevistas a lo largo de tu carrera: en televisión, radio, por mail o en persona. No te vamos a decir cómo contestar (faltaría más,) pero sí nos gustaría que cierres los ojos por un instante y que pienses que estamos en un bar tomándonos algo porque sabemos que la tecnología avanza a pasos agigantados y es muy útil en ocasiones, pero en otras nos aleja del contacto humano y nosotros preferimos que sea una conversación en toda regla, una charla fluida que nos ayude a conocernos y a olvidarnos del papel.

Eres libre de utilizar el comodín de la llamada, ese que se usa cuando estás en una cita incómoda para salir corriendo, y dejar de contestar a las preguntas que no te gusten o te aburran, y, también lo eres para sugerir todo aquello que se te pase por la cabeza.

¿Preparado? Sip.

¿Qué te apetece tomar? (en este mismo momento en nuestro bar imaginario)

Pues teniendo en cuenta que son las 12:53 mientras escribo esto, me encantaría tomar un spritz, vermú o similar.

Y hablando de bebidas, he leído que alguna entrevista has definido tu estilo como “pop con elegantes pinceladas de todo lo que me he bebido”. ¿Cuántas bebidas o experiencias han podido influir en lo que escribes, en tu evolución y en lo que ahora eres?

¿En serio he dicho eso? En fin… Todo lo que me rodea acaba influyendo de una u otra manera en lo que escribo, desde las noticias, hasta un libro, por supuesto los discos que escucho, las películas que veo, pero sobretodo mi estado de ánimo y mis sentimientos. Todos escribimos de algún modo autobiográfico aunque no lo reconozcamos. Es así.

Y si pensamos de manera filosófica… ¿cómo respondes a la pregunta: quién eres?

Nadie. Y quiero decir, nadie que de verdad importe. En el fondo (y teniendo en cuenta lo que dices al respecto del pensamiento filosófico), opino que lo que importan son mis canciones, mis discos, mis videoclips, lo que llega a la gente, pero no yo.

Lo que sí que tenemos claro es que eres un artista polifacético y que te implicas en todos los pasos durante la grabación de tus trabajos, da igual lo que sea, videoclip o portada. ¿Eso es porque vienes del mundo de la imagen y el diseño o porque te cuesta confiar y delegar en los demás?

En general me gusta todo lo que tenga que ver con un proceso creativo, venga por el lado del sonido, de la narrativa, de lo plástico o de lo visual. Entonces aunque la música sea lo que manda sobre el resto de las cosas que hago, todo lo que hay a su alrededor que tiene que ver con otras disciplinas, son para mí una excusa maravillosa para implicarme y hacer. Además con María Tresaco (mi mujer) hacemos un equipo perfecto y entre los dos desarrollamos todo ese lado.

Ya hemos tenido el placer de escuchar Protocolo, primer adelanto de tu nuevo trabajo que verá la luz en otoño. Nos encanta y no podemos dejar de mover el pie cuando lo escuchamos. En el escenario eres bastante movido y bailongo, y en la vida real, ¿prefieres estar en la barra o da igual lo que te echen?

Soy más de mirar. Si voy a un concierto lo que quiero es ver cómo lo hacen los demás en el escenario. Aprendo. Siempre.

Volviendo al proceso de grabación ¿hay algo que nos puedas adelantar? Nos sirve anécdota, canción, título o simplemente que nos cuentes las vibraciones que estás teniendo.

Las vibraciones son buenísimas. Estoy disfrutando mucho del proceso. Es divertido construir un disco al revés, es decir, grabando canción por canción y ofreciéndolas al mundo por separado, sin que haya un disco por el momento. Y parece que la gente disfruta escuchando “Protocolo”. Y ese era mi plan. Ahora estoy con los que serán segundo y tercer sencillos y me tienen igual de excitado.

¡Estamos deseando escucharlo! Además, queremos felicitarte por proclamarte el gran triunfador de los Premios de la Música Aragonesa al conseguir los de Mejor Directo y Mejor Video 2013 por “Bonus Extra”. ¿El tatuarse en directo y grabarse con un iphone puede considerarse de lo más provocador, no te parece? ¿algo permanente grabado con algo que se queda obsoleto muy rápido?

Esa era la idea, buscaba algo irrepetible, que no fuera posible repetir la toma y que fuera para siempre. “Bonus extra” es una canción muy interior, muy mía, pero muy universal. Me siento tan identificado con ella que necesitaba que se quedara conmigo. Eso es compromiso con lo que uno hace. Y lo bonito fue hacerlo con mi móvil, algo cotidiano, sin artificio…

Y si nos referimos a la tecnología; también debemos hablar de las redes sociales, nos da que eres de los que las defienden y las emplea bastante, ¿es así? ¿Cómo están influyendo en tu carrera?

A ver, tampoco es que las defienda, simplemente es una herramienta que está ahí y te permite una serie de operaciones, y si las gestionas bien te pueden dar buenos resultados y algunas alegrías. Personalmente me gusta relacionarme con mis seguidores e intento que todo el que quiera pueda interactuar conmigo. Antes un artista no era nadie sin la prensa, hoy es necesaria pero ya no es imprescindible.

Por cierto, cuando leí la biografía de tu web, me impactó por sincera y honesta al igual que tus canciones. Hasta has contado el número de temas que has dedicado al amor y lo reflejaste en el título de Canción de amor nº21 de Comercial. ¿En esto también influirá que trabajes mano a mano con tu mujer, no?

Como te decía antes, María tiene una creatividad chispeante que hace que en mi proyecto Pecker todo fluya mejor, todo tenga más claridad, más limpieza, más impacto y sea más atractivo. La honestidad forma parte de mi manera de ser. Y cuento lo que hay.

Volviendo a la biografía, ¿en qué estado se sale a tocar en Casablanca en el Festival L’Boulevard sabiendo que sobre el concierto se cernía una amenaza por atentado? Háblanos también un poco de The Digital Turbans.

Nervioso. Nervioso. De todas formas había tanto control policial y del ejército marroquí, que era imposible que hubieran puesto algo debajo del escenario.

Supongo que a menudo te preguntan por tus influencias, para saciar nuestra curiosidad ¿Cuál fue tu primer casete, tu primer vinilo y tu primer CD?

Mi primer casete fue el primer álbum de Led Zeppelin (homónimo). Mi primer vinilo fue “Rant ‘n’ Rave” de Stray Cats. Y mi primer CD el “Dangerous” de Michael Jackson.

Por cierto, tus colaboraciones en la música te han dado muchísimas satisfacciones tanto en el terreno personal como en el profesional. Una de las últimas fue con Paulo Carvalho; estuvimos en el concierto de Zaragoza en el que cantasteis juntos y fue todo un lujazo.

Esta es una de esas maravillas que te permiten las redes sociales. Con Paulo nos conocimos a través de MySpace y desde entonces nos hemos hecho grandes amigos. Él ha venido varias veces a España y yo también a Brasil. Y escribimos juntos “Do avesso”, una canción preciosa.

He leído que en tu etapa en Valencia escribiste sobre cine en alguna revista, ¿Cuál es la última película que has visto y que nos recomendarías?

No es la última que he visto, pero de las últimas es la más recomendable: “El Gran Hotel Budapest”. Wes Anderson me parecía interesante básicamente por su personal propuesta estética, pero sus narraciones me aburrían. Con esta última ha conseguido además hacerme pasar un rato genial.

Y, para finalizar, vamos a hacer un repaso mental a tu carrera, ¿qué canción hace que te sientas más a gusto encima del escenario? Por ejemplo: esa que te quita los nervios o esa que tiene una mayor respuesta del público.

Uf. Qué difícil. No sé. Últimamente disfruto mucho con “Me enamoré del perdedor” pero estoy mucho más relajado con cualquiera de las que no toco ningún instrumento (es que en esta toco el bajo), o sea, que sólo canto, ahí me lo paso pipa: “Me quemas bastante”, “Supernova” o “Encantadora lunática”. Pero no veo el momento de estrenar con la banda “Protocolo” y las que vienen…

¡Muchísimas gracias de nuevo! Si todavía sigues ahí sin utilizar el comodín de la llamada, te dejamos el resto del folio para lo que quieras desde saludos a tu familia, pasando por sugerencias o algo que te hubiese gustado que te hubiésemos preguntado y no lo hemos hecho. Un gran saludo y esperamos vernos muy pronto.

Ha sido un placer. Y muy rico el spritz. Gracias.

Texto: Lara Gracia Salas

Más publicaciones de Aída Cordero Domínguez

Vinila Von Bismark: nueva gira ‘A place with no name’

La granadina retoma en 2015 la gira de presentación de su último...
Leer más