Los Térmicos presentan Ananda

10246786_884079604961485_8423189079075724035_n


Ananda es el primer álbum de Los Térmicos. Un trabajo en el que el sonido de los sesenta se desliza a lo largo de cada canción.


La banda granadina Los Térmicos lanza su álbum de debut Ananda, que abre con ‘Poses’, una interesantísima carta de presentación, donde nos metemos en nuestra máquina del tiempo (ya sea un Delorean, la clásica máquina del tiempo de El tiempo en sus manos o la Tardis, para gustos los colores), y nos lleva directamente a los años sesenta, donde nos quedaremos durante todo el disco. Guitarras eléctricas, órganos, y melodías de voces que nos hacen querer salir a bailar desde el primer segundo. Damos el paso a la canción que titula el disco, ‘Ananda’, una suerte psicodélica de casi dos minutos de intro de sitar, tras esta canción, tenemos ‘Mi yo interior’, canción alegre, con golpes instrumentales perfectamente sincronizados que acoplan la voz a la perfección, fórmula que vemos a lo largo del disco. Damos paso a ‘Vasos vacíos’, canción lenta, semi acústica, donde cambian de voz a la vez que de imagen.

Uno de los puntos fuertes de este grupo, sin duda. Capaces de tener un sonido inconfundible, a pesar de alternar voces e incluso idioma, ya que en el siguiente corte, ‘You belong to me’, también se lanzan a cantar en inglés, canción desenfadada donde las hayan, que nos recuerda a banda sonora de película, le sigue ‘El pillao’ y a continuación, una propuesta de lo más inquietante, ‘Spaghetti Batman’, una canción claramente influenciada por las bandas sonoras de Spaghetti Western de Sergio Leone y que recuerda levemente a la icónica cabecera del Batman de Adam West. Cierran el disco con ‘Encantamiento’, una canción de lo más pegadiza, donde destaca el teclado que lleva gran peso en la canción, y por último, Ser feliz, una canción redonda, contundente, una declaración de intenciones total, en forma de nueve canciones que nos han acompañado a un pequeño viaje a la década de los sesenta.

Cabe destacar que, desde el Ukelele ya sabemos de lo que son capaces en directo, tuvimos el placer de contar con ellos en nuestra fiesta de cumpleaños, y su directo defiende a la perfección su trabajo, recomendación total si tenéis la oportunidad de verlos sobre un escenario.

Más publicaciones de Ismael Díaz Paúl

Dublín en doce canciones

¿Se puede conocer una ciudad a través de su música? Hoy os...
Leer más