Kendrick Lamar: un repaso a lo que vino y a lo que parece estar viniendo

kendrick lamar

Kendrick Lamar, el mundialmente aclamado rapero afroamericano, nos da una pista de lo que parece ser su próximo y cuarto disco a través de una misteriosa publicación en su cuenta oficial de Instagram, que muestra el número IV sobre fondo negro.


Kendrick Lamar no necesita presentación a estas alturas. El pasado 15 de marzo hacía ya dos años desde la publicación de To Pimp a Butterfly (Top Dawg/Aftermath, 2015), el tercer álbum de estudio del rapero afroamericano, que recibió una impresionante cantidad de críticas positivas y que fue aclamado mundialmente, incluyendo, por supuesto, a toda la crítica especializada, con excepciones que se cuentan con los dedos de una mano.

Al año siguiente, Kendrick Lamar sorprendía con un nuevo disco sorpresa, untitled, unmastered. (Aftermath, 2016), que no contamos como álbum de estudio que forme parte de su discografía, ya que se trató de una recopilación de una serie de temas en los que el rapero estaba trabajando durante la grabación de To Pimp a Butterfly. No obstante, toda la industria y la crítica especializada se volcaron también con esta nueva publicación.

Lo que está claro es que Lamar revoluciona la industria musical con casi cualquier cosa que haga. Y no es que no lo merezca, para nada. El rapero ha sacado a la luz, junto con un primer trabajo también de muy elevada calidad: Section.80 (Top Dawg, 2011), dos discos (good kid, m.A.A.d city (Top Dawg/Aftermath, 2012) y el mencionado anteriormente To Pimp a Butterfly) que muy probablemente van a pasar a la historia. Ya no solo por su calidad a nivel musical, que, obviamente, también, sino porque se trata de dos obras de arte en sí mismas, adecuadas a su tiempo, con una importantísima crítica social. No son discos, son historias, son realidades, son calle, son llamadas de atención, son joyas.

Por su parte, good kid, m.A.A.d city se trataba de un álbum conceptual en el que Kendrick nos hablaba de temas recurrentes en su ciudad natal, Compton, tales como el consumo de drogas, robos, presión de grupo, prostitución, guerras de bandas… Encerrados en una serie de cortes que se sucedían uno tras otro de forma que parecían una única historia.

To Pimp a Butterfly, por otro lado, consistía en un grito de auxilio, una llamada de atención, un álbum cargado, como decíamos, de crítica social y política escondida en 16 temas con una fuerte influencia del jazz en sus bases instrumentales, que es imposible que deje indiferente a nadie. Un trabajo de 10 que concluía, muy inteligentemente, con una “conversación” del propio Kendrick con el ya fallecido rapero, también afroamericano, Tupac Shakur.

Ahora, parece ser que la próxima obra de Kendrick Lamar y el sucesor natural de To Pimp a Butterfly está más cerca que lejos, ya que recientemente ha eliminado todos los posts que contenía su perfil oficial de Instagram, y ha dejado únicamente una imagen en la que se ve el número romano ‘IV’ en blanco sobre fondo negro, y, evidentemente, han comenzado las especulaciones respecto a si esto se trata de una pista acerca de su próximo y cuarto álbum de estudio (cosa que, siendo realistas, parece más que probable).

Habrá que estar pendiente a las redes sociales, ya que con este hombre nunca se sabe cuándo ni cómo te puede sorprender. Mientras tanto, podemos hacer la espera amena repasando su impecable discografía.

Escrito por
More from Carles

The Flaming Lips confirmados para la próxima edición del Vida Festival

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp En su primera fiesta de presentación, el...
Leer más