Entrevista a Modelo de Respuesta Polar

Con motivo de la publicación de El Cariño (2014, Limbo Starr), tuvimos la oportunidad de charlar con Borja Mompó, alma de Modelo de Respuesta Polar. Los valencianos vuelven tras Y Así Pasen Cinco Años (2012, Limbo Starr). ¿Qué mejor que tener una relajada conversación en un bar del centro de Barcelona, tras una larga jornada de promoción?

¿Cansado?

Sí, pero muy contento. Esto se hace agusto.

¿Cómo va la vida por Madrid?

Pues es una ciudad con la que tengo una relación amor /odio. Como las relaciones o como cosas que salen en el disco. Madrid es eso. Pasas unos días fuera y de repente echas de menos tomarte una caña en una plaza . Luego vuelves y te cansa, pero después de un par de semanas dices “Mola mucho”.

Unos en Madrid y otros en Valencia, ¿cómo os organizáis para los ensayos?

Vamos a trompicones. Nos encerramos 15 días  y trabajamos bastante con un objetivo marcado. Ya no es como antes, no nos juntamos el viernes y sábado para echar el rato. Curramos para hacer la gira, o el disco. Es algo más específico, más duro, porque son apretones, pero tenemos muy claro el objetivo y el resultado es incluso mejor.

¿Qué tal la incorporación de Pau Paredes?

Muy guay. Nos hacía falta un cambio de concepto en las bases rítmicas que Pau aporta a la perfección. A nivel personal es sangre nueva y hemos encajado muy bien. Además es productor y pianista y ha aportado un punto extra a todos los niveles.

Bueno, nuevo disco… ¿Cómo fue la grabación de “El Cariño”?

La parte previa a la grabación ha sido larga, mucho curro, pero ha sido una gozada y una gran experiencia. Ha habido momentos duros, la convivencia, intercambio de ideas… Pero el conjunto global ha sido una maravilla.

Desde que el disco llegó a mis manos, me costó dejar de escucharlo. Atrapa. 

La verdad es que hay todo tipo de percepciones. Cada uno se crea su propia hoja de ruta. Hay gente que me ha escrito diciendo “Me gusta ésta, me gusta la otra…”, y más tarde me ha dicho “Pues ésta canción es la hostia”, cuando una semana antes me había comentado que le costaba más. Supongo que cada uno va respirando las canciones de forma distinta depende de la persona. Es súper curioso.

Las letras, ¿son autobiográficas?

Salen de dentro, es el germen de la canción. La semillita que hace que crezca el árbol. Son vivencias, ideas, pensamientos… Son letras de aceptación, de decir “Es lo que hay”. Es una forma de canalizar.

¿Tienes alguna canción a la que le tengas un cariño especial?

‘El Cariño’ me sigue pareciendo preciosa . ‘El tiemblo’ es una gran canción para mí desde hace tiempo. ‘Cuando Llegue’ cuesta mucho, quizá es la última que te acabe flipando, pero cuando te pilla… Para mi la letra es muy especial.

Se nota la evolución entre “Y Así Pasen Cinco Años” y “El Cariño”. Aunque si algo tienen en común para mí, es la necesidad de escucharlos enteros más que canciones sueltas.

Sí, el primero es más intenso, tiene otro color. Es más difícil de escuchar, más jodido. Canciones más complicadas a nivel de sentimientos. ‘El Cariño’ es más fácil de escuchar. Pero los dos discos están concebidos para darle al play y no poder dejarlos a medias, para escucharlos hasta el final.

¿Qué expectativas tienes?

Pues cada día van superándose. Desde que está el disco disponible para escuchar estoy súper contento.

¿Ves en las redes sociales un aliado?

Las redes sociales son necesarias y útiles. Hay que estar en ellas. Publicas algo y llega a mil personas, son muy efectivas.

¿Hay luz al final del túnel en el negocio musical? Parece que el vinilo se está poniendo de moda y puede ser una ayuda…

El vinilo está en alza. No sabía ni si hacer un CD, pero la verdad es que para promocionar es necesario. Luego, en los conciertos se vende más que a nivel de tiendas y es una oportunidad para estar también con la gente y que te cuenten qué les ha parecido, en lugar de acabar y encerrarte en el camerino del tirón. Tiene su punto, a mi me interesa más.

El vinilo es un formato que se ha reivindicado desde hace años. Suena genial y es muy guay también a nivel estético. Tiene un valor añadido, y ahora se venden con un enlace a descarga digital.

¿Crees que actualmente hay muchos festivales?

Más que salas (risas). Como músicos, es síntoma de que hay mucha demanda. Otra cosa es que nos gusten los carteles o cuál es la actitud de los promotores… Si hay muchos es porque hay dinero y demanda y de alguna forma es bueno. Significa que hay público, y cuanto más público haya mejor. Si es una forma de educar a gente que va a discotecas, puede ser el camino. Todo depende del festival, si se acaba convirtiendo en una discoteca es una mierda.

¿Prefieres ir paso a paso o ser como los grupos que de repente estallan?

Es algo que no eliges. Si de repente mañana la petamos no es que lo prefiera o no, simplemente llega. Nosotros curramos a tope. Por supuesto me gustaría llegar a mucha gente, tener nuestro público y que la gente nos entienda. Pero estamos con la tranquilidad de que hemos hecho lo que hemos querido.

¿Es el indie el nuevo mainstream?

Yo prefiero que la gente escuche Izal a que escuche Pitbull. Es malo para el cascarrabias de turno. Es bueno para el oportunista de turno. Pero si de todo esto, quitando toda la paja, hace que suene Lori Meyers en Los 40, será más positivo que si suena Paquirrín. El problema que tenemos en España es cultural, y es muy gordo, no se arregla en dos días.

 

Si no quieres perderte a gira de presentación de El Cariño, tendrás que darte prisa, porque en Madrid ya han colgado el cartel de Sold Out. La gira les llevará el mes de abril por:

Madrid,  día 9 en el Teatro del Arte. (agotadas)

Valencia, día 11 en la Sala Russafa.

Barcelona, día 12 en la Sala Sidecar

Zaragoza, día 24 en La Lata de Bombillas

Huesca, día 25 en El Veintiuno.

Si quieres más info, aquí tienes la reseña que recientemente hacíamos de El Cariño.

 

Escrito por
Más publicaciones de Ángel Pallarés

Reseña de Dentro de la Luz, de Standstill

Standstill es una sorpresa en cada disco. Atrás quedan sus inicios en...
Leer más