El increíble caso de Benjamin Booker

benjamin booker


Benjamin Booker – ATO Records

Fecha de publicación: 19 de agosto de 2014

Disponible en iTunes


Benjamin Booker pasó de intento de becario en la NPR a estrella del rock. Su álbum de debut muestra a una joven promesa del rock con influencias del blues, del folk, del punk y del pop; todo un combinado sonoro que explotará en tus oídos a la primera escucha.

El increíble caso de Benjamin Booker es la típica americanada que solo ocurre en el cine y que creemos imposible en la vida real. Benjamin Booker, cuando acabó el instituto intentó entrar en la NPR (la radio pública estadounidense) por medio de una beca, la tentativa acabó en rechazo. Benjamin ya era un enamorado de la música en aquel entonces, y su sueño era trabajar en el canal de música de la NPR, pero el rechazo lo llevó desde Florida hasta Nueva Orleans para rehacer su vida. Allí cogió una guitarra, y el resto es historia. Al final la NPR tuvo que entrevistarlo a él, y no como candidato a un puesto de trabajo precisamente.

En 2012 ya lo vimos actuar en el Late Show with David Letterman, Conan Music Series, en el  Newport Folk Festival y en el gran Lollapalooza, haciendo de telonero para su ídolo Jack White.

La voz de Booker suena rota y desgarradora. Su garganta se desnuda produciendo un timbre inimitable, lleno de energía y furia, perfecto para sus riffs de guitarra, que alternan entre la complejidad del blues y la simplicidad del punk. Trazas de pop y folk completan una paleta de sonidos impresionante. A veces podemos escuchar ecos de los 50, otras veces puro punk, pero siempre tendremos esa base bailable de la que parece haberse impregnado Benjamin Booker en los clubs de Nueva Orleans. “Violent Shiver”, su canción más famosa hasta hoy es un derroche de estas cualidades, un hit que apunta al cielo. La capacidad para hacer sonar bien todos sus temas es unas cualidad envidiable y se hace patente en temas como “Chippewa”. También tiene el chico la habilidad de rodearse bien, en “Have you see my son?” cuenta con Elvis Kuehn de FIDLAR a la guitarra, siendo ésta una de las canciones del álbum y del año. “Spoon Out My Eyeballs” es un mensaje directo a tipos acomodados en el estrellato como Mumford & Sons, porque Benjamin Booker también es capaz de hacer música folk salvaje. “Always Waiting” bien podría tratarse de un crossover con el reciente Manipulator de Ty Segall en virtud de un uso de la distorsión potente pero limpio. “I Thought I Heard You Screaming” muestra el lado más sensible, más difuso y lento de un artista que nos devuelve al camino con “Old Hearts” una canción con mucho ritmo, de esas que resucitan a un muerto y te ponen a todo trapo.

Benjamin Booker es una de las grandes promesas del rock a nivel mundial, su corta pero brillante trayectoria hacen pensar que este prodigio hecho a sí mismo en Nueva Orleans será una de las puntas de lanza de la música en no mucho tiempo.

More from José Domínguez

El punk según False Heads

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp False Heads son una de las bandas...
Leer más