ZIP Festival 2014

Vetusta Morla

El pasado viernes, daba por fin comienzo el ZIP Festival 2014, un festival que trae a esta pequeña ciudad grandes muestras representativas de la música del panorama actual. El acto transcurría en el Auditorio Ruta de la Plata, a las afueras de la ciudad, un recinto al aire libre y con muy buena acústica, que ofrece la posibilidad de estar de pie en el foso, o más tranquilamente, asientos en las gradas.


El primer grupo que se subía al escenario, era La Milker Band, una banda zamorana que poco a poco ha ido dando grandes saltos, desde su ciudad de origen, hasta tocar en la sala Clamores de Madrid, o participar en este festival.
Si bien, al principio, cuando empezaron a sonar, desconcertaron al público que no los había escuchado antes, con el paso de las canciones, se fueron ganando la aceptación, y esque es un sonido diferente al que estamos acostumbrados a escuchar en un festival como este. Una voz muy grave y rota, una potente banda en la que predominan unos muy buenos solos de guitarra, letras llenas de dolor, rabia y rock and roll.

La Milker Band
La Milker Band

El siguiente turno, fue el de Full. En este punto, el público ya comenzaba a calentar motores con estos chicos, que repetían por tercera vez este festival, y que poco a poco se han ido ganando el cariño del público zamorano. Algo muy comentado a lo largo del festival fue el magnífico juego de luces, que sin duda hizo que los grupos brillaran aun más. En el caso de Full, las luces azules, no dejaban sino, de recordarnos la portada de su trabajo Mi Primer Atraco, y eso, a los que seguimos su trabajo desde largo tiempo, no dejaba de emocionarnos. Como no podía ser de otra manera, no faltaron ‘Mejor Opción’, ‘Quiénes somos realmente’, ‘Adiós’ o ‘Atraco’. Aprovecharon además para presentar por primera vez, una de las canciones que formarán parte de su nuevo trabajo, y que recibía el nombre de Aullando. A pesar de que el repertorio estuvo más que a la altura, al igual que ellos, todos sentimos que el concierto había sido muy muy corto, y que nos faltaba aún más por ver. Pero una vez se despidieron, no volvieron a aparecer, y eso nos dio bastante pena a todos.  Esperaremos con ganas su regreso a estas tierras, con la esperanza de un directo más largo, pero con el mismo y magnífico contenido.

Full
Full

Para terminar, el cabeza de cartel, el nombre que se leía en gran parte de las camisetas de los asistentes, Vetusta Morla. Después de siete años sin pisar la ciudad, volvían para presentar su último trabajo La Deriva. El público desde la primera canción, hasta la última, se hizo notar y transmitieron todo su calor al grupo, que del mismo modo, nos lo devolvieron.
La canción que abre el disco, y de nombre homónimo, fue la escogida para abrir el concierto, al igual que en la gira anterior, ‘Los días raros’ era la elegida y que actualmente, es la última de un largo repertorio que alterna la presentación del nuevo trabajo, con sus grandes éxitos. No tardaron en sonar ‘Golpe Maestro’, ‘Pirómanos’ o ‘La Mosca en la Pared’. Un espectáculo tremendo es el que ofrecen, en el que las luces tienen un papel muy importante, que es acompañado un unas imágenes proyectadas en el fondo del escenario, que lo hacen aún más impresionante. Y es que por ejemplo, ‘Fuego’, no podría tener otra iluminación, que no fuese roja y anaranjada, que nos hiciera sentir ese calor que transmite.
Pero también hay tiempo para rememorar viejos tiempos que no tardaron en aparecer a modo de ‘Lo que te Hace Grande’, ‘Baldosas amarillas’, o la aclamada ‘Maldita Dulzura’. Inesperadamente todos los componentes se iban del escenario, dejando solos a Guille y a Pucho, para interpretar de una manera dulcísima ‘Los Buenos’.
Pero a medida que se iba acabando, empezaban a sonar los himnos de su carrera, como son ‘Copenhague’ (sin alguna duda, la más coreada), ‘Valiente’, ‘Sálvese quien pueda’ (que personalmente no me acabó de convencer), ‘La Cuadratura del Círculo’ y ‘Un Día en el Mundo’.
La deseada ‘Hombre del Saco’, fue la última canción antes del bis final, y en este momento, Pucho emprendió un discurso bastante conmovedor en el que todos callamos con la vista fija, mientras él, de un lado a otro del escenario, explicaba que estábamos a La Deriva, pero que al mismo tiempo, también lo estaban nuestros políticos, los conflictos bélicos como Siria y Gaza, y una larga lista que nos dejó a todos con la boca abierta, y que fue recibido con un aplauso que parecía no tener fin.

Vetusta Morla
Vetusta Morla

Si algo bueno tiene el ZIP Festival, es que no defrauda, y que si has venido un año, acabas repitiendo, porque la organización da gusto, los precios de las bebidas y la comida son razonables (y eso es de agradecer), y se nota, que preparan este festival con amor y con cariño, luchando para que cada año que pasa, los espectadores disfrutemos aún más que la edición anterior.

Así que ya estamos deseando la edición de 2015, después del gran sabor de boca que nos ha dejado este año.

Vetusta Morla
Vetusta Morla

 

Escrito por
More from ElUkelele

Feria de las Culturas Amigas 2014

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Desde el 17 de Mayo, el mundo...
Leer más