Villanueva y Vetusta Morla en los conciertos de la Volvo

Con motivo de la celebración de la vuelta al mundo a vela en Alicante,  comenzaban el pasado viernes 3 de octubre los conciertos de la Volvo Ocean Race. A pesar de tener muchas ganas de disfrutar de todos y cada una de las citas programadas, nosotros empezamos la tanda de conciertos el sábado 4 octubre, con la visita de la banda gallega Villanueva y el gigante nacional que es Vetusta Morla.

Los primeros en salir al escenario fueron Villanueva, quienes hacía poco que habían iniciado la gira de presentación de su primer disco “Viajes de Ida” (Esmerarte, 2014). El quinteto procedente de Vigo y liderado por Josete Díaz Villanueva ofreció un concierto sólido y lleno de experiencias, digo experiencias porque cada una de sus canciones de este nuevo trabajo cuenta con una bonita (o no tan bonita) historia sobre las vivencias de los viajes constantes entre Vigo y Madrid. Temas como “Momento Perfecto” o “Ahogándonos” sonaban al ritmo de miles de personas que probablemente veían a la banda por primera vez en su vida y que a juzgar por sus reacciones pareció gustar y bastante. Además, la banda parecía estar muy agradecida de tocar allí, junto al mar, algo que les recordaba a su ciudad de origen y parecía aumentar su actitud frente a sus canciones más conocidas como  “Bombas Nucleares” o “Extraño”.

villanueva

Con un pop rock clásico y fácil de digerir, no es de extrañar que estos chicos empiecen a coger carrerilla a partir de ahora y les veamos en más de una sala o festival. Por cierto, ¿soy la única que piensa que la voz del cantante tiene cierta similitud a la de Abraham Boba (León Benavente)?

Tras un pequeño descanso, llegaba el momento más deseado de la noche y por el cual habían acudido las miles de personas que estaban en el recinto, un recinto no demasiado grande, pero sí lleno hasta los topes. Debo advertir de que todo lo que pueda yo decir sobre Vetusta Morla en el escenario, probablemente no sea nuevo para nadie, es difícil contar algo sobre un grupo que lleva tanto recorrido y un séquito de fans tan grande y minuciosamente cuidado, sin olvidarnos de la calidad y profesionalidad de todo el equipo técnico que tienen a su alrededor.

Vetusta

Con toda la iluminación preparada, timbales en el centro del escenario y un público ansioso, aparece Pucho a ritmo de “La Deriva”, canción que da título al nuevo álbum, seguido del resto de componentes del grupo: Álvaro, Jorge, Juanma, Guille y “El Indio”. Al primer tema le siguieron temas muy acertados como “Golpe Maestro”, “Fuego” o “La Mosca en tu Pared”, un comienzo fuerte que consiguió levantar al publico desde el minuto uno. Y es que una de las capacidades del grupo madrileño es precisamente empezar el concierto con una intensidad y fuerza que se mantiene o aumenta durante todas y cada una de las canciones interpretadas, no existen momentos bajos, y eso consigue ponerte los pelos de punta. Después, llegaba el turno de temas como “Alto” o “Pirómanos”, que conseguían encender y volver loco al público. La verdad es que en poco menos de dos horas desgranaron casi por completo su último trabajo y muchos de sus anteriores temas, algo que no puede faltar en un concierto de un grupo con una cartera de hits tan amplia.

Vetusta3

Tras una primera parte dedicada especialmente a esa gran Deriva, comenzaron a alternar canciones más viejas con las nuevas, así pues llegaba el turno de “Un Día En el Mundo” o “Lo que te Hace Grande”, clásicos tarareados por todos, especialmente por los más afines a sus trabajos anteriores. Poco después, “Cuarteles de Invierno” llegaba junto con  “Maldita Dulzura”, una de las favoritas del público y con la que consiguen alcanzar ese grado de intimismo y naturalidad en todo el ambiente.

Tras interpretar otros temas menos aclamados como “La Grieta” o “Las Salas de Esperas”, llegaba el momento, de forma inesperada, de alguno de los imprescindibles en un concierto de Vetusta Morla: “Copenhague” o “Valiente”. Sonaban los primeros acordes y la gente ya comenzaba a chillar, a nadie se le escapaba una sola estrofa de las canciones y absolutamente todos conocían la inmensidad de sus letras. La “Fiesta Mayor” continuaba y “La Cuadratura del Círculo” y la maravillosa interpretación del “Tour de Francia” se hacían hueco entre el setlist de la noche.El concierto parecía estar llegando a su fin, pero no sin antes dejarnos boquiabiertos con la interpretación de uno de los himnos de la banda: “Sálvese Quien Pueda”, seguido de “El Hombre del Saco” y su crítica social que enlaza perfectamente con la situación actual económica, política y cultural del país.

Vetusta2

Tras un pequeño discurso de Pucho sobre su visión del mundo y las distintas situaciones que afectan a nuestro entorno, desaparecían del escenario y el silencio se volvía el gran protagonista. No podían dejarnos así, algo nos faltaba por oír, era imposible que esto hubiese terminado. Y por supuesto, volvieron a aparecer e interpretaron “Los Días Raros”, melodías lentas que consiguen hacer vibrar partes de tu cuerpo que ni sabías que existían.  Un final perfecto y una ejecución magistral para un concierto a la altura de una banda que difícilmente pueda superarse más aún. Eso sí, lo único que cambiaría de esa noche fue la cantidad de jóvenes quinceañeras capaz de empujar, pegar patadas y demás situaciones propiciadas por conseguir el setlist o alguna púa de la banda.

Fotografías cedidas por Axel Marcos Hernández, “El Extranjero” 

Escrito por
Más publicaciones de Delia Pedro Vila

La segunda edición de Fuzville!!! ya tiene fechas y sello invitado

Tras ganar el premio Festival Revelación por los Premios Fest 2015, el Fuzville!!!...
Leer más