Track by track (Part 1) Songs of innocence.

u2_1

 

Los irlandeses finalmente sacaron al mercado (de una forma más o menos acertada, pero altamente polémica, ya que lo colgaron gratuito en itunes obligando a la descarga. Apple tuvo que desarrollar una app gratuita para que los usuarios enfadados pudiesen deshacerse del álbum) el disco del que llevan hablando desde que allá por el 2009 sacasen “No line on the horizon”.
El álbum comienza con el primer single, la motivadora y acertada “The miracle (of Joey Ramone)” (por si alguien no lo ha pillado, homenaje al frontman de The Ramones). Guitarras cañeras, coros para que el respetable se anime… todo apunta a canción pensada para el directo, y que ya han dejado ver que funciona como tal en algún programa de tv.

u2 1
Le sigue “Every breaking wave”, la clásica balada de U2, un acertado tema, que deja entrever por momentos quienes fueron, y en quienes se han convertido con el paso de los años. Una canción que muestra ambas caras de la banda.

u2 2
“California (There is no end to love)”, que habla sobre el primer viaje del grupo, comienza con lo que parece un homenaje a los Beach Boys, con coros que se introducen capa por capa. Un aire eléctrico, nos lleva hasta el viaje de la banda a la California de los 80. En palabras de Bono, “California, el amanecer de color naranja sangre te lleva a tus rodillas”.

u2 3
Da paso a “Song for someone”, canción que recuerda al clásico “Walk on” por la forma en la que introduce las acústicas para ir dando una subida a medida que avanza el tema, que trata sobre un primer amor.

u2 4
Tras esta balada, comienza la composición más cruda del disco. “Iris (hold me close)”. Si Bono ya nos emocionó con “Sometimes you can’t make it on your own” hablándonos de la muerte de su padre, ahora nos habla de la muerte de su madre, mirando hacia el pasado. Ya cantó sobre ello con anterioridad, en su primer single “I will follow” y más tarde, en “Tomorrow”. La diferencia, es que ahora lo hace desde la perspectiva de un hombre de 50 años.

Le sigue “Volcano”, una canción impulsiva, en la que prácticamente podemos imaginar a un joven y enfadado Bono cantando, aunque hayan pasado aproximadamente treinta años desde la imagen que formamos. Un potente riff de bajo inicia la canción acompañado por la batería, y junto a la voz, entra esa guitarra sorda tan clásica de The Edge. Una canción que podrían haber firmado hace años, con todos los elementos que llevaron a la banda dublinesa a estar entre los grandes, pero con la perspectiva y el peso de los años que estamos viendo a lo largo del disco.

U2 6

More from Ismael Díaz Paúl

#Crónica No Sin Música 2016, ganamos todos

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp El cartel de No sin música 2016...
Leer más