The New Raemon + Maga y Alex Ferreira en la sala El Sol


Y The New Raemon, el pseudónimo bajo el que se esconde Ramón Rodríguez, dijo adiós a la capital anoche. Bueno, también lo hizo Alex Ferreira, pero el público congregado en la sala El Sol de Madrid en la pasada noche del 18 de junio estaba ahí principalmente por oír al barcelonés. Brevísimo se hizo todo en una noche de nostalgia y un eterno no querer acabar para nunca tenerle que decir adiós por última vez en la noche madrileña.


Comenzó primero Alex Ferreira con su indie pop clásico y de manual, con unos pantalones que le quedaban demasiado cortos y haciendo bailar a Madrid en la apertura de los conciertos del Día de la Música 2013. El batería y teclista a ratos robaban protagonismo al propio Alex, el uno con sus increíbles dotes en su instrumento para lo que requiere un grupo de indie, el otro con sus bailoteos que animaban el cotarro. Lo que sí es cierto es que en ningún momento dejaron de dar todo lo posible en el que fue el también último concierto del cantante en mucho tiempo en la capital por su marcha a México.

Tras un buen recital aparecieron los esperados Maga junto a Ramón Rodríguez haciendo una dupla que nos dejó a todos un poco patidifusos. Primero Miguel Rivera al mando y con el Raemon a la guitarra comenzó lo que el mismo barbudo llamó ‘Maga de Oz’ en tono jocoso, primero tocando ‘Diecinueve’ y ‘Hagamos Cuentas’ para pasar el relevo a The New Raemon con ‘Risas Enlatadas’, siendo un concierto en el que el cantante de Maga y de TNR fueron alternando las voces, incluyendo una grandiosa colaboración como vocalista principal de Ramón en ‘Astrolabios’. Destacar la grandiosa interpretación de ‘El Refugio de Superman’, una de las canciones más coreadas sin duda alguna de todo el concierto a parte de, claro está, el broche de oro que puso Ramón a ese concierto conjunto que fue ‘Te debo un baile’, cover de la archiconocida canción de Nueva Vulcano pero no en acústico como él versionó en su EP Cuaresma, sino tal cual como la interpretan los barceloneses en su disco Los Peces de Colores.

Y así finalizó un brevísimo concierto en el que Ramón Rodríguez se despidió de Madrid y de las salas españolas en un concierto demasiado corto para ser una despedida, que supo a poco por eso mismo y en la que muchos nos quedamos esperando con cara de tontos tras la última canción esperando un encore que nunca llegó. Y la música de la sala nos fue devolviendo poco a poco a la realidad. Hasta pronto, Ramón.

 Fotos por Alba Montero. Texto por Nico Riquelme

Escrito por
Más publicaciones de Alba Montero

Las Lunas del Egaleo vuelven con León Benavente y Arizona Baby

Vuelven las Lunas del Egaleo, el festival estival que como cada año...
Leer más