Escucha las dos nuevas canciones de The National

Sábado SOS 4.8: Trío de ases con The National, Temples y Glass Animals
The National - Fotografía SOS 4.8

The National estrenó dos canciones inéditas en directo, durante un concierto en el festival Eux Claires —fundado por Aaron Dessner, miembro de la propia banda, y Justin Vernon—, pero hasta su actuación en Zagreb, Croacia, no tuvimos acceso a ellas. Ahora están en YouTube y suenan a todo lo que un fan puede pedir.

The National sorprendieron al público croata con los dos temas que solo habían visto la luz en el festival de Wisconsin, titulados “Quiet Light” y “So Far So Fast” y que son preciosos.

Los de Ohio han sabido reinventarse a lo largo de su trayectoria, tintando el sonido que los singulariza desde sus comienzos con matices en su gran mayoría procedentes de proyectos paralelos de sus miembros, como EL VY (Berninger y Brent Knopf) o el de Aaron Dessner y Justin Vernon (líder de Bon Iver). Las influencias de estas colaboraciones quedaron patentes en el último trabajo de la banda, el maravilloso larga duración Sleep Well Beast, y vuelven con fuerza en “Quiet Light“. En este corte, los de Cincy vuelven a contar la historia de un desamor que duele en el corazón del oyente que en ningún momento sabe el cómo o el porqué, siguiendo un poco los pasos —aunque guardando las distancias— de la demoledora “About Today”: «Between you and me, I still fall apart at the / Thought of your voice / But I’m learning to lie here in the quiet light / While I watch the sky go from black to gray / Learning how not to die, inside a little of the time / I think about you and wonder if you are away».

So Far So Fast, por su parte, recuerda mucho a los The National de hace diez años, los del Boxer y, mucho más aún, a los que revisitaron sus primeros discos y transformaron doce canciones de bellas en majestuosas en el The Virginia EPUn paso atrás hacia sus melodías más ambient de lírica más bien indescifrable, que habla de lejanía, tormentas y tormento, pero cierra, sorprendentemente, con un halo de esperanza («Hearing your voice always saves me / Can you get away and talk to me?»).

Se podría hablar largo y tendido acerca de las similitudes que ambos temas, realmente muy diferentes entre sí, guardan. Pero creo que se puede resumir en la aclamación del público —presente y no—: The National han sabido atreverse manteniéndose auténticos y también lanzándose a mezclas electrónicas más bien poco propias de la banda. Han pulido su sonido guardando con recelo el de sus inicios. Han aprendido, mezclado y vuelto a mezclar. Y nunca han sonado igual en dos discos, nunca han defraudado, nunca han dejado indiferentes siquiera.

Dicen algunos que el mejor grupo de este siglo son Arctic Monkeys, pero permítanme que difiera.


Also published on Medium.

Escrito por
Más de Robbina

El estruendo de Havalina vence en Málaga (por enésima vez)

Resulta chocante llegar a un concierto de Havalina y ver dos sintes...
Leer más