The Coup en Madrid

The Coup - Fotografía Celia Aguado
The Coup - Fotografía Celia Aguado

El pasado miércoles vivimos una gran noche en la sala El Sol: Luz, fiesta, melenas al viento, bailoteo, cerveza y copas… Pero sin Coca-Cola


Texto: Vera
Fotografía: Celia Aguado

Siempre he pensado que el mayor disfrute de un directo se alcanza cuando no sabes lo que te vas a encontrar. El factor sorpresa es el precursor de todo buen descubrimiento. Y en la antesala de un mayúsculo descubrimiento me hallaba.

The Coup - Fotografía Celia Aguado
The Coup – Fotografía Celia Aguado

En una Sol aún dormida, arrancaba abriendo el cotarro una banda de lo más singular. Y hablo de banda en el sentido musical y callejero. ¡Vaya banda! Los acérrimos malasañeros hubieran babeado con el look ochentero que impregnaba La Suite Bizarre. Pero no sólo de apariencias vive el homínido; hacía falta algo más para despertar a la perezosa sala. La fiesta que aconteció después hizo salir a la gente que parecía haber estado hibernando en madrigueras: ¿de dónde ha salido todo el mundo? En apenas unos minutos la gente estaba bailando junto a La Suite Bizarre en el escenario. No sé si la combinación de violín, saxo, ritmo disco y sintes, junto a los desorbitados y seductores bailes de su cantante fue el coctel que hacía falta para hacer funcionar aquello. Fuera como fuese, todos compramos aquel coctel. La cobertura perfecta.

La Suite Bizarre - Fotografía Celia Aguado
La Suite Bizarre – Fotografía Celia Aguado

De Boots Riley sólo había oído, pero nunca le había tenido delante. El mismo que al llegar a la sala estaba hablando con todo el mundo que se le acercaba, el mismo que prohibió consumir Coca-Cola en sus concierto en solidaridad con las víctimas del ERE “si alguien quiere whisky que lo beba a palo seco”, decía. Este tío es el mismo Riley que salió con su abrigo largo de piel cuál estrella de Beverly Hills con un aura propia de los grandes.DSC_0071

El funk, rock y hiphop de The Coup a veces sonaba a Rage Against The Machine y otras bien podría ser una cara B de 50cent. Y estando yo tan perdido en similar trabazón, sacan una de sus más espectaculares armas: Silk-E. La cantante irrumpió deslumbrante y rompedora armonizando a Riley a lo Earth, Wind and Fire. “Joder”, pensé. El placer de la expectativa ante la sorpresa era inigualable. Y con este percal, todo el mundo quedó prendado de la “belleza negra” ante nuestros ojos. El orgasmo fue generalizado: todos saltaban a una. Placer fue lo que transmitían. Guitarras juguetonas, líneas de bajo al borde del sólo continuo y bombo y caja pegando fuerte en el pecho.

The Coup - Fotografía Celia Aguado
The Coup – Fotografía Celia Aguado

Porque las emociones en el directo es lo que más cuenta. Ah, y la sorpresa. Y de la sorpresa a la emoción surgió un gran descubrimiento y un mejor directo: The Coup.

The Coup - Fotografía Celia Aguado
The Coup – Fotografía Celia Aguado

Texto: Vera
Fotografía: Celia Aguado

More from Eva Sanabria

Fiesta Spanish Bombs

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Asistimos a la fiesta de presentación en...
Leer más