Tex Perkins y su The Ape no decepcionaron

The Ape

Que Tex Perkins es un dios de la orden aussie-rock es un dogma que sólo a pocos les llegaron la pasada noche en la capital. Concentrados los más acérrimos en una sala que siguió el cartel pese a las adversidades, las charlas entre los parroquianos giraban en torno a lo prolífico que es el líder de la banda a la que habían ido a adorar.


Tex, ataviado cual adolescente en cuerpo de juerguista con galones, salió a su hora, decidido, sin tapujos, estrechando la mano a los cincuenta y pocos que estábamos allí expectantes. El ambiente se había reducido de familiar a hogareño. Llanos  y sin ceremonias, comenzaron con “All the same”, “Crawl Back” y “Don”t Need Nuthin”.

Ya no había vuelta atrás, Raúl había desatado a la bestia blanca que portaba, y todo apuntaba a que la noche daría rienda suelta al valor de su destreza. Siguieron con “All of Us”, “Man on a Mission”, “Sno Fun”, “Gonna Make you Love Me”, “Monkey in the kitchen”, “Farewell to Jain” y “Can”t feel a thing”. A estas alturas el resto de la banda estaba tan engrasada que cada movimiento de Tex está siempre acompasado por las baquetas de Gus Agars, y el bajo de Pat Bourke. Con esa base rítmica cementando la libertad, entiendo que un guitarrista está llamado al gozo, disfrute y entrega al espectáculo. Y eso hicieron Tex y Raúl dándole rienda suelta a los efectos: feedbacks, acoples, buzz, eco, gains…etc. etc.

Llegó el momento del fin. El álbum que habían venido a presentar estaba finiquitado. Bajaron a mezclarse con su público, y Tex empezó a pedirse bises como si fuera su mayor fan. En su vuelta le dieron a las versiones: “I can only give you everything” de Them, el clásico “Blue Moon” de The Mercels a dos micros, con efectos de eco, e iluminado únicamente de azul (que puestos la prefiero a la roja infernal que todo lo empasta y de la que tanto les gusta abusar a las salas ); tema que aburrió al vocalista, y empezó a jugar a las palabras encadenadas con Gus y Raúl. Y para terminar “Real Cool Time” de los Stooges.

Todo un espectáculo de disfrute y talento de The Ape que aún no ha conseguido hacer mucho ruido, al menos por esta ciudad. Una pena.

Texto y fotografías: Carlos Melchor

The Ape

Escrito por
Más de ElUkelele

25 Años de Espaldas Mojadas, Tam Tam Go!

Se cumple un cuarto de siglo de uno de los grandes discos...
Leer más