Miss Garrison sólo tiene una cosa qué ofrecernos: música
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Sin pretensión alguna, tres individuos se han colocado en el podio de la música que tiene algo para ser mundialmente exitoso, ellos son Miss Garrison.

Hacer una nota acerca de bandas “nuevas” resulta ser, a veces, una tarea comprometida. Las palabras adecuadas para describirlas más que precisas deben ser en cuestión tajantes. Desde hace mucho tiempo el redactor en turno suele “encasillarse” en géneros que consecuentemente tienen ambigüedades o son los inapropiados para hacer referencia de la música de un grupo sobre el cuál escribe. Llámesele “rock” o “indie”, siendo esta última, la etiqueta más aludida en los últimos diez años dentro de el mundo musical y sin respetar o agregar la dualidad de su significado. El término “experimental” suele incluir el beneficio de la duda de forma muy inteligente.

Tal es mi caso, tal vez un poco inexperimentado o tal vez un poco descuidado en cuanto a géneros se refiere. ¿Por qué digo esto? Encontrarme con una banda como Miss Garrison es el claro ejemplo de la diversidad de géneros musicales y la manera de ser varios en uno sólo. ¿Dream pop? ¿Noise pop? ¿Indie rock? No importa cuál sea, Miss Garrison hace algo y lo hacen muy bien. Sin trascender más en una búsqueda existencial de saber a qué género pertenecen, me doy la libertad generosa de decir que su música es única y en toda la extensión de la palabra, maravillosa.

Puedo pretender la comparación con otra banda y aún así, resulta banal. Miss Garrison tiene lo que llamo, algo que ofrecer. Proponiendo una vez más que los chilenos en cuestión, están haciendo algo bien, perfecto y divino a quien escuche por primera una sola de sus canciones.

Sin pretensión alguna, tres individuos se han colocado en el podio de la música que tiene algo para ser mundialmente exitoso. Y no estoy alabando de más, pero en lo personal, escuchar algo “nuevo” en estos tiempos es complejo. Pues hasta los grupos internacionalmente famosos han caído en el error de encuadrarse en lo que ellos llaman, su “esencia”. Misma que no siempre ha funcionado o que no ha sido bien manejada.

Sin duda alguna es ahora mi favorita de ellos. Cambios de riffs tan simétricos y percusiones impecables en su entrada hacen caer al auditor en un “relax” demasiado confortable. Voces con delays y ecos son lo que armoniosamente acompañan esta canción que va trascendiendo conforme las guitarras no dejan de sonar y un bajo incesante puntea cada compás. ¿Y qué lo hace más interesante? La evolución creada para el final a cargo de algún sintetizador y que culmina en un atmosférico trance que pareciera, es el soundtrack de una caminata celestial.

Es preciso que deje en claro que no muchas bandas logran atraparme así tan de lleno y a un solo golpe. Y es que es obvio debido a que con frecuencia las bandas mundialmente contemporáneas han basado su esfuerzo en agradar más a la gente que envolverla dentro de su mundo, ofreciéndoles música para disfrutar y no sólo para escuchar. Aclaro que no generalizo, pues la mayoría de las grandes bandas tienen un lugar grande en su trayectoria por una cosa: hacer lo que les gusta y divertirse.

Miss Garrison ahora tiene la oportunidad de presentarnos su música en México en su gira Norteamérica 2016, con fechas en el D.F, Guadalajara, Puebla y Toluca.  Con mucha sinceridad y sin describir el género de su música, recomiendo en su totalidad la música de Miss Garrison quienes además cuentan con una participación majestuosa en un disco tributo a Talking Heads con la canción “Girlfriend is better”. Chéquenlo por aquí y déjense envolver, pues la música de habla hispana aún tiene mucho qué ofrecer y está justo ahí, frente a nosotros.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Cerrar menú