Amatria se escucha en México
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En estos últimos días durante la hora de la comida de mi oficina me fui a  un restaurante bastante famoso y concurrido aquí en  Guadalajara. Durante la comida me sorprendió algo, agudicé mi oído y  escuché algo que me encantó, estaban poniendo una canción de un compatriota mío de España, Amatria.

Fue una grata sorpresa ya que lo  había descubierto hace tiempo cuando vivía en España pero en el último mes lo redescubrí con su último disco que lleva su mismo nombre Amatria. Nunca pensé poder oírlo en un bar o un restaurante aquí en México y por eso creí conveniente presentarlo en el Ukelele Mx.

Amatria tiene dos discos anteriores Hoy van a salirte las alas (2012) y  Salir ileso (2013) y los dos son súper recomendables pero su último  disco Amatria (2015) me voló los sesos. No he podido parar de escucharlo, tiene un estilo pop electrónico, muy bailable y pegadizo. Tiene influencias de todo tipo desde una actriz y cantante melódicamuy famosa en España, María Dolores Pradera hasta de Crystal Castles por lo tanto su influencia es amplísima y el resultado es muy fresco y divertido.

Su último single es “Chinches“, divertido y loco. Al principio descoloca un poco el vídeo e incluso tu puedes interpretar cualquier cosa que se te pase por la mente pero yo recomiendo que visitéis su página web ya que en el apartado de Letras y Significados, las letras están acompañados de una genial explicación.

Les dejo el vídeo y el copy and paste de su página del significado y la letra:

Cuando llegó a la nueva ciudad el sol era radiante, la perspectiva era victoriosa para los ojos duchos en el arte del cálculo y la esperanza, pero lejana.

Cuando entró por primera vez en la buhardilla de su amigo le pareció el mejor lugar del mundo, pues lo era, era su lugar, y era su camino. Tras dormir una semana allí y aclarar unos asuntos volvió a su ciudad para atar los últimos cabos y así poder trasladarse definitivamente. Estuvo jugando y creando entre las cajas de la mudanza, feliz hasta que una madrugada se despertó del dolor y la desazón. En su piel cuarenta y ocho picaduras explotaban sin pausa, metió las manos en hielo e intentó recordar qué había ocurrido. El colchón donde durmió una semana antes no era nuevo, y aquel barrio no era limpio. ¿Entonces ocurrió de verdad? Era cierto el cántico que oyó en sueños aquella noche en casa de su amigo, cuando una Chinche gorda y astuta le vio acostarse en su jardín, se subió a su oreja, y no sin antes llamar a sus amigas le cantó al oído:

Voy detrás de ti
Deja que les diga a mis amigas que hoy hay fiesta en el jardín
Es nuestro colchón
Esta es nuestra casa y quien descansa es bajo nuestra condición

Ven aquí, duerme tranquilo
Todo lo que pido es diversión

Échate a dormir
Mientras te arropamos nos labramos con tu sangre un porvenir
Es tu redención
Nosotras te enseñamos que las cosas pueden ir mucho peor

Alimentación
Es lo que comemos, lo que somos va en la misma dirección
Hoy descubrirás
La fiesta intravenosa más jugosa que cualquier actividad

Interconexión
Ahora llevas dentro algo nuestro y nosotras tu sabor
Otra decepción
Toda la armonía que sentías era pura distracción

Deja que los días pasen
Mira nuestro arte en erupción

Viene la luna, y hay comidita, todas juntitas, en fila india.

Me dan de lleno…

Mar, que el mar, que el mar me lo decía
Que la salida va a ser sólo la deriva.

Texto por Marta Coya

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Cerrar menú