Porter Robinson – Worlds

Porter Robinson - Worlds

Porter Robinson - Worlds

Porter Robinson se une con Worlds a ese grupo de productores tradicionalmente asociados al EDM que han acabado aborreciendo dicha escena, demostrando con este álbum que, además de sonidos machacones y bailables, también es capaz de generar electrónica de calidad.

Con tan solo 22 años, Porter Robinson ya es un clásico en la escena dubstep y EDM. Temas como Say My Name o los remixes de Knife Party o Kill the Noise lo conviertieron en célebre rompepistas. Ahora, tres años de su primer EP, Spitfire, Porter Robinson da un giro de 180º con el que es el primer álbum del americano.

No se puede entender Worlds sin entender la escena electrónica actual, sobre todo referida al EDM. El auge de este género, en múltiples ocasiones mal asociado a diversos estilos diferentes entre sí, ha provocado que multitud de productores traten de asociarse a esta moda, desvirtuando la escena con temas cortados aparentemente por el mismo patrón. Es por ello que grandes DJs referidos como los iniciadores de este género, como bien pueden ser deadmau5, Skrillex o Flume, han decidido desvincularse del EDM, no solo con sus declaraciones, sino también con sus últimos trabajos. El último que también ha querido perder esa malograda etiqueta ha sido el artista que aquí nos atañe, Porter Robinson.

Es evidente que Worlds es un producto destinado a pasar desapercibido, como en gran medida le está ocurriendo. El público que va a mostrar interés por su primer trabajo no es el mismo que el que lo va a disfrutar. Porter Robinson no nos muestra un trabajo machacón o gamberro, sino una delicada obra en la que se aúna synthpop moderno con electro house independiente. Es por ello que temas como Divinity parezcan compuestos para grupos como CHVRCHES, o incluso ese intermedio del disco con temas como Flicker o Fresh Static Snow que heredan levemente del disco de Random Access Memories de Daft Punk. Incluso se llega a atrever en Fellow Feeling con un tema experimental más cercano al IDM.

Sin embargo, son los temas Years of War o Lionhearted los que convierten Worlds en una obra notable. En Lionhearted, colaborando con Urban Cone (¿otro posible tránsfuga?), firma un tema de electro house muy al estilo de los últimos trabajos de productores como Digitalism. En cambio, es en Years of War, incomprensiblemente no seleccionado como single del álbum, donde se encuentra el sonido más bailable de todo su trabajo, sin perder en momento alguno ningún atisbo de calidad, si bien es este tema el que más se disfruta fuera del contexto del disco.

Con Worlds, Porter Robinson no nos va a descubrir América en lo que indietrónica se refiere, pero al menos da la primera pincelada de una más que prometedora carrera.

Escrito por
More from Jose David

Segunda edición del Festival Ruidismo en Bullas

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Los gallegos Disco Las Palmeras! son el...
Leer más