El Palencia Sonora 2016 es todo un éxito

Palencia Sonora

La decimotercera edición del Palencia Sonora llegaba el fin de semana del 10 de junio al Parque del Sotillo con más fuerza que nunca, un cartel que aunaba los mejores nombres del panorama nacional y dos bandas internacionales que prometían dar un espectáculo a la altura.


El festival Palencia Sonora, con trece ediciones a sus espaldas, cada vez va tomando más peso en el calendario estival de los festivaleros de toda la Península. Aunque principalmente sus espectadores proceden de zonas cercanas como Valladolid o Burgos, consiguiendo que el público más variado se acerque a esta cita que atrae tanto a jóvenes amantes de la música como a no tan jóvenes palentinos que acuden con curiosidad al festival que propone su ciudad.

Primera jornada: viernes 10 de junio

IMG_20160612_224748

Mi jornada festivalera comenzaba con Mucho sobre el escenario, los reyes de la mandanga cósmica ofrecieron un espectáculo al atardecer apuntalado en su último trabajo, Pidiendo en las Puertas del Infierno (2016) el cual desgranaron casi al completo, rescatando algún tema antiguo que hizo las delicias de los más fans, como ‘Motores’ o ‘Grupo Revelación’. Ni la alergia que acosaba a Martí Perarnau ni el horario vespertino evitaron que los bailes se sucedieran tanto encima como bajo el escenario y es que con el nuevo disco de los dioses cósmicos es imposible mantener los brazos cruzados.

Sonograma subían al escenario San Miguel para ofrecernos una actuación canapé, como el propio Rodrigo la definió, el típico aperitivo que tomas entre los platos principales, siendo estos Novedades Carminha e Izal. Pero si Sonograma fueron un mero canapé yo os aseguro que bien habría comido a base de aperitivos toda la jornada. El Palencia Sonora dio a los madrileños su primera oportunidad en un festival, en un formato poco agradecido pero que Sonograma supieron aprovechar a más no poder. El primer disco del cuarteto madrileño sonó con la maestría a la que nos tienen acostumbrados, y es que su Tormenta (2015) está compuesto por doce hits imparables que resonaron en todo el parque y más aun cuando los más fieles que se aglutinaban en la primera fila para acompañar a esta gran banda y conseguir hacer de su paso por Palencia una auténtica tormenta.

Lo de Novedades Carminha en el Palencia Sonora fue, como siempre, repartir muy fuerte durante toda su actuación. Los gallegos han bajado las revoluciones de su directo con Campeones del Mundo (2016), han convertido los pogos que protagonizaban sus conciertos en bailar lento y arrimado, pero sabiendo pisar el acelerador en el momento oportuno para que en las primeras filas se diera el principio de tímidos pogos durante las canciones más míticas de la banda, como ‘Pesetas’ o ‘Te vas con cualquiera’.

La segunda parte de la actuación de Sonograma dio la bienvenida al que para muchos era el plato fuerte de la noche, Izal. Los madrileños llevan años repitiendo la misma fórmula del éxito que les lleva a triunfar allá por donde van, canciones que te invitan a bailar y te contagian de ese buen rollo que transmiten sus integrantes. Como Mikel señaló al comienzo del recital el concierto estaría protagonizado por los temas más antiguos de la banda, haciendo inevitable corear su ‘Qué bien’ o ‘Tu continente’. Pese al grave problema técnico que dejó a los madrileños sin sonido durante algunos minutos, Izal supieron salvar los muebles arengando a un público que se volcó totalmente con la banda, arropándoles en cada momento y que no dudó en hacer un karaoke de los últimos cortes, ‘La Mujer de Verde’ y ‘El Baile’.

La primera banda internacional del Palencia Sonora hacía su aparición a las 1:45 de la madrugada, Monarchy salieron a  escena enfundados en sus característicos trajes y ocultos tras su ya mítico antifaz. El dúo londinense estaba dispuesto a hacer gala de esa electrónica oscura que les caracteriza, presentando su último trabajo, Re|Vision (2015). Quizá se trató de una apuesta demasiado arriesgada que no terminaba de encajar con el resto de la jornada, pues los bostezos se sucedieron entre el público, que paulatinamente abandonó el escenario.

La primera jornada del Palencia Sonora llegó a su fin de la mano de DJ Intronauta, que hizo que saliésemos del recinto al ritmo de los grandes temas del indie patrio como ‘John Boy’, ‘Antigua pero Moderna’ y muchos más.

Segunda jornada: sábado 11 de junio

Correos Palencia Sonora

La segunda y última jornada del Palencia Sonora arrancaba con los Tiki Phantoms la mañana del sábado en la Plaza Mayor, para después tomar el relevo Joe Crepúsculo en la Plaza San Miguel, que se convirtió en el epicentro del baile, haciendo que nos olvidásemos del sol y el calor y bailásemos su tecno blando y duro como si no hubiera un mañana. La fiesta se trasladó a los bares de los alrededores, alargándose hasta bien entrada la tarde. Cada vez son más los festivales que se animan a sacar las bandas fuera del reciento del festival, haciendo a la ciudad participe de la fiesta que tiene como único motivo la música.

La sesión vespertina del festival comenzaba con Correos,  que mostraron la cara más amable del pop con estribillos pegadizos que supieron conquistar a los allí presentes. Energía a raudales bien dirigida por su frontman, Fermín Bouza, que a base de envites consiguió que el público se entregase en temas como ‘Rubicón’ o ‘Jóvenes’, pertenecientes a su último disco Seres (2015). Si Señores lograron mover de esta forma a un público que acababa de entrar al recinto no puedo esperar a verles en una sala haciéndonos sudar y cantar hasta dejarnos la voz.

Los granadinos Lagartija Nick tomaban posiciones en el escenario con el saber hacer que otorga la experiencia, un directo contundente y con garra que nos hizo viajar en el tiempo. Con los primeros acordes Lagartija Nick nos llevaron al comienzo de los 90 gracias a la reivindicación de sus dos primeros trabajos, Hipnosis (1991) e Inercia (1992), que protagonizan la gira en la que se encuentran inmersos.

En esta segunda jornada el canapé corría a cargo de Los Bengala, que nos hicieron bailar antes de Belako y Dorian. El dúo felino inundó el escenario de energía, que rápidamente contagió a un público que fue incapaz de quedarse inmóvil ante los exacerbados ritmos garage de Los Bengala. Aunque en ningún momento se sintieron todo lo cómodos que deberían eso no impidió que revisaran su Incluso Festivos (2015) y versionaran ‘Salvaje’ de Los Saicos. En la segunda parte de su concierto bajaron las revoluciones y aunque quisieron insuflarle más músculo al directo tanto el público como la banda se había quedado frío, está claro que el formato elegido por el festival no favoreció en nada al dúo.

Belako hacían su aparición en escena dispuestos a que nos contorsionáramos al son de sus guitarras mientras intercalaban temas de su reciente Hamen (2016) con su debut Eurie (2013). Belako, en su corta carrera musical, han conseguido convertirse en un valor seguro, quien les ve en directo por primera vez tan solo necesita de un par de canciones para declararse fan incondicional de la banda y es que Belako lo tienen todo: talento, actitud y un sonido demoledor. Los jovencísimos Belako disfrutan sobre el escenario, la sonrisa no se les cae de la cara en toda la actuación y saborean cada acorde, moviéndose con comodidad entre el inglés y el euskera viendo como las primeras filas son capaces de seguirles el ritmo en este baile de idiomas.

Dorian continúan celebrando sus diez años y un día sobre los escenarios y en esta ocasión la fiesta de aniversario tenía su foco en Palencia, donde los catalanes actuaban por primera vez en su carrera. Como no podía ser de otro modo el repertorio giró en torno a los grandes éxitos de la banda, que fueron coreados de principio a fin por una multitud más que dispuesta a dejarse la voz con clásicos como ‘A cualquier otra parte’ o ‘Verte amanecer’. Con una lluvia de confeti blanco Marc y los suyos ponían fin a una actuación que tenía como colofón final la histeria colectiva que siempre produce la combinación de ‘La Mañana Herida’ y ‘Tormenta de Arena’.

La noche tocaba a su fin y con ella la última jornada del Palencia Sonora, pero aun quedaba una de las actuaciones más esperada, The Royal Concept. Con tan solo dos EP’s en su haber lo suecos han sabido conquistar los escenarios de medio mundo, haciendo que nadie se resista a su famoso ‘On our way’, que fue el momento más celebrado por el público allí presente. Los suecos supieron ganarse al respetable desde el primer momento, David no dudó ni un momento en bajar al foso  a cantar mientras los fieles le abrazaban y una vez cerrado el telón repitió la misma operación para empaparse del cariño de sus fans. The Royal Concept demostraron que su rock es el mejor colofón para un festival.

El Palencia Sonora cada año ve mejoradas sus instalaciones y su cartel, optando por un entorno idílico rodeado de una gran arboleda y ofreciendo a los asistentes una zona de acampada gratuita a escasos metros de los escenarios. El mimo y el cariño que sus organizadores imprimen al festival queda patente en cuanto pisas el Parque del Sotillo, nos vemos en el Palencia Sonora 2017.

Escrito por
More from Alba Montero

Novedades Carminha presentan su videoclip para ‘Ritmo en la sangre’

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Novedades Carminha estrenan su videoclip para ‘Ritmo...
Leer más