Nunatak triunfa con su disco debut en Murcia: naturaleza en forma de música


Está claro que a todo el mundo le emociona presentar algo nuevo por primera vez, pero si tenemos en cuenta que es en casa, llenando la sala 12 y Medio, rodeado de amigos y de un público que te ha apoyado desde el principio esa felicidad se multiplica. Podríamos decir que fue lo ocurrido con los cartageneros Nunatak en una nueva cita del festival Microsonidos junto a Covelka, grupo murciano que también venía para presentar disco y que estaba invitado a la fiesta.


Con una sala considerablemente ocupada (algo poco habitual al empezar) daban comienzo los murcianos con ‘Pálpito’ una canción cuya letra se caracteriza por ser bastante apasionada y que defendería ese primer álbum llamado Nervio. En ocasiones dejaban entrever influencias de grupos internacionales como Editors tras escuchar los cortes ‘Black Vegas’ y ‘Olas de Mar’, tan sólo hay que dejarse llevar con esas melodías acompañadas de sintetizador.

Junto a la retahíla de temas nos sorprendieron tocando un par de versiones de estilos muy dispares, desde el post-punk de Joy Division con ‘Shadowplay’ hasta el hard rock de Metallica con ‘Enter Sandman’, que fue enlazada con ‘Rayo’, single con el que Covelka dio un adelanto del disco el verano pasado. Podríamos decir que fueron unas letras muy directas junto a esos ritmos de guitarra y sintetizador las que hicieron que este grupo tuviera tan buena acogida, haciendo una gran exhibición de rock con la canción que da nombre al Lp, ‘Iceberg’, ‘Aire Blanco’ y finalizando con ‘La Pista Celestial’.

Llega el momento más esperado de la noche, tras la aparición de los ocho (sí, ocho integrantes) de Nunatak, se hace el silencio en una sala totalmente llena que empieza a impregnarse de los sonidos de los pájaros y del agua, con la voz de Adri acompañada de su ukelele como si lo estuviéramos escuchando ‘Entre los Árboles’. Tras escuchar el último corte de Nunatak y las Luces del Bosque, primer largo de estudio que se estrenaba, nuestros chicos de ‘La Cuarta Dimensión’ daban comienzo al espectáculo con esa energía que desprenden en conjunto, enlazando con otro de los temas que rescataron de su Ep, Luz en su Voz, donde la trompeta cobra más protagonismo.

Con apenas tres canciones ya tenían al público metido en el bolsillo, con mucha madera, percusión y viento. Fue en ‘Luna’ donde contaron con la colaboración de una guitarra (eléctrica) más para dar esas melodías y acordes necesarios y llevar esta composición al directo con todo detalle. Es entonces cuando continuamos con el ukelele liderando la marcha y enEl Camino’ vamos encontrando las incorporaciones del bajo, la percusión, la batería, el violín y la guitarra hasta que nos abandonan y volvemos a empezar en el punto de partida, con ese instrumento de cuatro cuerdas que no nos cansamos de escuchar y que junto a ErinAdri introduce ‘Hoy’.

Seguramente apostaríamos a que mucha gente agradeció que los cartageneros no se olvidaran de su primer Ep, nosotros por supuesto nos alegramos de volver a escuchar ‘Nubes’ y a ese ‘Roedor’ que roba el tiempo y muerde el corazón. Después de unos minutos de nostalgia volvemos a las luces del bosque con la intensidad de ‘Viajar al Final’, una canción instrumentalmente más madura con un violín al final capaz de cautivar a una sala entera. Quedaba poco para llegar al descanso, pero daba tiempo a escuchar Más al Norte, con una guitarra encargada de abrir y una secuencia de batería liderada por Dumdaca que se detiene a mitad de la canción, dando un toque de suspense hasta que regresa esa guitarra acústica acabando de forma épica.

Tras apenas unos minutos de espera y unos gritos que pedían más (otros de “¡Viva la novia!”), Nunatak vuelven a salir a escena para demostrar que las canciones instrumentales también se les da muy bien, con ‘Miscelánea’ podíamos sentirnos como si estuviéramos en una fiesta irlandesa. Pero eso no era todo, estos chicos nos tenían guardada una sorpresa, escuchamos una versión de ‘Ring of Fire’, los fans de Johnny Cash estaban de suerte.

Love is a burning thing
And it makes a fiery ring

Nos vamos acercando al final de este viaje y volvemos a cruzarnos con ese Ep que tan buenos recuerdos nos trae, el público se volcó completamente con ‘Volverá a Nevar’, coreando la canción y alzando los brazos como si de gritos de guerra se tratase, haciendo el final de este tema un momento muy emotivo. Y es cuando de verdad acabamos con ‘Soy Viento Soy Fuego’, convirtiéndose en un final que podría recordar perfectamente a los Arcade Fire con todos sobre el escenario. Podríamos destacar los problemas con la correa del bajo, nada que no se pudiera solucionar rápidamente con la ayuda de los presentes.

Tras una gran noche de folk en la mítica 12 y Medio y un álbum magnífico podemos augurar que a estos Nunatak les espera un futuro prometedor en su carrera musical y en el circuito nacional de conciertos.

More from Alberto Hernández

Ayoho presentan ‘Holding On’ en directo para El Ukelele

Facebook Twitter Pinterest LinkedIn WhatsApp Ayoho presentan ‘Holding On’, tema perteneciente a...
Leer más