Lois publica “Now We’re Even”, segundo adelanto de Crumb Cats

Lois publica “Now We’re Even”, segundo adelanto de su nuevo EP, que se llamará Crumb Cats.

Lois publica hoy “Now We’re Even“, segundo adelanto de su segundo EP Crumb Cats grabado en Stoke Newington (Londres) en el estudio de James Hoare (Ultimate Painting, Veronica Falls); rodeados ambos de teclados vintage, cajas de ritmo y guitarras y bajos que son el sueño de cualquier músico capaz de aunar en sus canciones el respeto por los clásicos y el atrevimiento de la modernidad.

Sobre la canción, Lois cuenta: «”Now We’re Even” fue la primera canción que compuse para Crumb Cats EP. La idea detrás del tema era componer una canción con toques jazz pero con ritmos latinos y que tuviese un sonido clásico. Algo así como un Cole Porter cubano. En cuanto a la letra es una declaración de amor pero condicional, algo así como te quiero pero no voy a permitirte cualquier cosa».

Para celebrar el lanzamiento Lois ha anunciado también que estará acompañando a Gus Dapperton en las cuatro fechas en España de su próximo tour europeo. La gira pasará por Madrid (el 14 de febrero, Galileo Galilei, formando parte del festival San Valentín Music & Friends), Zaragoza (el 15, Las Armas), San Sebastián (el 16, Dabadaba) y Valencia (el 17, La Rambleta).


Noticias anteriores – 18 de octubre de 2018

Lois vuelve a la actualidad con “Go and Get Her”, adelanto de un nuevo EP en el que da un nuevo giro a su sonido ayudado por James Hoare.

Las cinco canciones del nuevo EP de Lois –de las cuales te presentamos ayer el primer adelanto, “Go and Get Her“–, fueron grabadas por el músico en Stoke Newington (Londres), en el estudio de James Hoare (cantante y guitarrista de Veronica Falls / Ultimate Painting). Rodeados ambos de teclados vintage, cajas de ritmo y guitarras y bajos que son el sueño de cualquier músico capaz de aunar en sus canciones el respeto por los clásicos y el atrevimiento de la modernidad.

En alguna ocasión, Lois ha dicho que su música se podría definir como slacker jazz y no le falta razón. Los timbres del jazz y los acordes poco habituales en el indie conviven en aparente descuido, desperezándose y estirándose con fluidez, reforzando la belleza de las melodías y los arreglos y creando el envoltorio perfecto para unas estupendas letras sobre la dificultad de las relaciones personales en esta época que nos ha tocado vivir. 

También te pueden gustar:

Deja un comentario