Nota media de sobresaliente en la University of Noise

Celica XX

El pasado sábado la psicodelia madrileña tenía una cita importante para su futuro. La University of Noise de Analog Love y Octopussies iba a examinar a Neu Matter, Noise Nebula, Univers y Celica XX en la Sala Siroco, nosotros estuvimos ahí y tenemos claro que la nota media se acerca bastante a la matrícula de honor.


El fin de semana pasado me dejé caer por la capital, algo que a menudo me gusta hacer por el simple hecho de pasear por sus museos y encontrarme con gente cercana a mí. A excepción de algún que otro festival o concierto grande, nunca había tenido la ocasión de visitar ninguna de las múltiples salas que llenan Malasaña y otros barrios; así que cuando vi que mi visita coincidía con la presentación del último LP de Celica XX en la Sala Siroco decidir quitarme esa espinita. Salí más que satisfecho de la experiencia, aunque seguramente, con un poco menos de audición.

Los encargados de abrir la noche eran unos (casi) recién nacidos Neu Matter. Sin haber tenido posibilidad alguna de encontrar música suya en las plataformas de streaming (pues no han grabado nada aún), lo primero que nos encontramos es un volumen altísimo y una atmósfera que relega a la voz, llena de reverb, a un segundo (o incluso tercer) plano. Casi todas las canciones seguían una línea ascendente que en algún momento llegaba a un éxtasis lleno de efectos y ruido. Además, el grupo, buscando darle el toque de originalidad necesario, pues tenemos claro que el estilo que practican está más que trillado, tuvo la genialidad de acompañar alguna canción con una flauta travesera para introducir más disonancias.

Noise Nebula

Aún como he comentado anteriormente, los protagonistas del día eran Celica XX, el siguiente de los grupos en tocar era uno de los grupos que más ganas tenía de tachar de mi lista de pendientes. Unos jovencísimos Noise Nebula ofrecieron un concierto más oscuro de lo que a priori yo pensaba. Más psicodelia que noise, más juego que oscuridad, pero con la atmósfera que la noche requería. Alternándose 2 de sus 5 integrantes en la tarea vocal, el tercer guitarrista me dejó sin habla, pese a su juventud, su dominio con los instrumentos y sobretodo con los distintos pedales y efectos eran dignos de cualquier veterano.

El único grupo que no era de la capital eran los catalanes Univers, el grupo surgido de la puesta en común de las influencias de integrantes de Aliment y Mujeres, entre otros. Esto estaba más presente en el sonido del grupo, que pese a los problemas de sonido debido a su retraso por el viaje, dio un concierto más que efectivo. Con mucho fuzz, llegaron, probaron, tocaron y se fueron, dejando al público asistente desconcertado con el torbellino que acaba de pasar por la sala Siroco. El torbellino Univers sin duda tomaba la energía de un imponente batería que llenaba las melodías de electricidad y potencia.

Celica XX

Con ese fogonazo de Univers aún por asimilar, Celica XX, el plato fuerte y protagonista de la noche, montaba sus instrumentos. Eran el centro de todas las miradas y la afluencia a la sala, o al menos a la primera fila de la misma, lo reflejó. El equilibrio entre noise y psicodelia (causa de la genial compenetración entre las guitarras y los teclados) fue el protagonista del set desde el principio. La mejor forma de definirlos sería seguramente algo así como “ruido melódico compactado”; pues Celica XX fue un martillo pilón para nuestras emociones (o para nuestros tímpanos). Sin duda, más de uno salió con el pitido como banda sonora en sus oídos tras la potencia con la que temas como ‘Veneno por Navidad’, ‘Las innombrables’ o ‘La noche de los cristales rotos’. ¡Salud, ruido y sordera para todos!

Más fotografías de la noche aquí.

Escrito por
Más publicaciones de Manuel Romero

Bloc Party no consigue sonar a Bloc Party en HYMNS

El pasado 29 de enero, el grupo londinense liderado por Keleke Okereke,...
Leer más